eldiario.es

Menú

Los productores agroecológicos de la Isla confirman los buenos resultados de este tipo de cultivos

El Programa de Asesoramiento Agroecológico en Fincas es una iniciativa de la Fundación Internacional de Agricultura Biológica (CIAB), en colaboración con el Servicio de Extensión Agraria del Cabildo de La Palma.

- PUBLICIDAD -

Una encuesta da cuenta del alto grado de satisfacción de los agricultores beneficiarios del Programa de Asesoramiento Agroecológico en Fincas por parte de la Fundación Internacional de Agricultura Biológica CIAB, en colaboración con el Servicio de Extensión Agraria del Cabildo de La Palma, transcurridos siete años desde su puesta en marcha, señala la primera Corporación en un comunicado.

Según explica el consejero de Agricultura, José Basilio Pérez, la Fundación ha realizado una encuesta entre los agricultores con el fin de evaluar su repercusión en la rentabilidad y sostenibilidad de las fincas. “Esta encuesta confirma el buen camino de trabajo de colaboración emprendido entre el Servicio de Agricultura del Cabildo y la Fundación CIAB en beneficio de quienes apuestan por la agroecología en nuestra Isla”, indica.

Pérez señala que “ambas entidades atendemos a las demandas de los agricultores y les apoyamos en su cometido. Además, el resultado refleja resultados muy positivos que dan cuenta del alto grado de satisfacción de quienes se han acogido al programa de asesoramiento”.

Un primer interés, se indica en la nota, “en las preguntas formuladas estaba en comprobar la veracidad de dos axiomas atribuidos a la producción ecológica: la disminución en la producción, que algunos prejuzgan en torno al 30%, y la dificultad en el control de plagas al no permitirse productos fitosanitarios de alto impacto”. Los agricultores encuestados, sobre todo del sector platanero, “desmienten con sus cifras el primero de ellos, ya que más de la mitad no sólo han mantenido su producción, sino que la han aumentado”. Tampoco aceptan el segundo, pues “tres cuartas partes de ellos afirman tener menor incidencia de plagas con el sistema de control ecológico”.

De los resultados de la encuesta a los beneficiarios del programa también se desprende que “la sostenibilidad de las fincas es ahora mayor, puesto que la sustitución de fertilizantes y fitosanitarios de síntesis química por productos locales en su estado natural aumenta la biodiversidad de los suelos, disminuyendo su contaminación”. Además, la mitad de los encuestados elabora “sus propios preparados estimulantes, vigorizantes o fitosanitarios, lo que reduce considerablemente la huella de carbono, que según recientes estudios comparativos se sitúa en una reducción del 65% de emisiones de CO2 con respecto a los sistemas de cultivo convencionales y permite al cosechero una menor dependencia del exterior”.

También se confirma el aumento de “la rentabilidad de las fincas desde que están acogidas al programa”. La casi totalidad de ellos ha disminuido sus costes de producción, pudiendo en su mayor parte (el 86% de ellos está inscrito en el Registro de Operadores de Producción Ecológica) obtener un sobreprecio medio del 25% por producción ecológica.

Además, cuatro de cada cinco agricultores admiten también recibir otras recompensas no cuantificables. Tras renunciar al uso de venenos y depender más de sí mismos, aseguran sentirse mejor física y psicológicamente, animando más a familia y amigos a visitar la finca.

La encuesta se ha realizado “como complemento a la monitorización de la evolución de las fincas mediante análisis físicos, químicos y estudios biológicos, asesorados por el Instituto de Productos Naturales (IPNA) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas”. Los agricultores están asesorados por personal contratado por la Fundación Internacional de Agricultura Biológica (CIAB) y técnicos del Servicio de Extensión Agraria del Cabildo Insular de La Palma.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha