eldiario.es

Menú

Enterrado en los ojos que un día besó (18)

Maguisa, con la pistola de Billy El Niño entre sus bragas fue la primera en entrar a La Carmencita. El segundo fue Mikel Norel. El tercero, pues no eran más, fue Constantine, que en Roma cambió sus botines negros charol, por blancos, charol también; pero que seguía, de una manera insaciable, fumando White Eagle; llevando la misma gabardina llena de hebillas; y el mismo sombrero . Aquellos botines blancos charol, - ¡no había quien no tuviera unos! -, se empezaron a llamar Constantines, tal como hoy se llaman Manolos a los zapatos diseñados por Blahnik.

Quien primero vio a Maguisa bajar por las escaleras fue Hiperión, desde su dimensión privilegiada, y desde la  urna de cenizas en donde había quedado resumido su cuerpo. Hiperión, al sentir la presencia de Maguisa, se puso a cantar, con la música de una canción que estaba de moda en aquella época: Tres cosas hay en la vida, salud dinero y amor, y el que tenga estas tres cosas, que le dé gracias a Dios…, el siguiente estribillo: Tres cosas tiene La Palma, que no tiene Madrid, Maguisa, Mikel Norel y Constantine…

Constantine, en el rellano interior de la puerta, encendió un White Eagle con otro. Cometió un fallo, tiró al suelo el cigarrillo que acababa de encender en vez del que fenecía. Se echó a reír, pues recordó, cuando rodando su primera película, cometió el mismo error y tuvieron que volver a rodar por primera y  única vez la toma, -nunca más se volvió a rodar una segunda toma de cualquier escena suya-, pues Constantine llevaba el cine en sus venas; fue un tesoro cinematográfico  que se  descubrió maduro ya y que no precisó de escuela. Cuentan que Constantine no leyó nunca un guion, porque se los sabía todos, y que ayudaba a sus compañeros a aprender los de ellos. También cuentan que Constantine  llegó hasta corregir los guiones que  interpretaba. Siguió riéndose Constantine, mientras bajaba los seis escalones, al mismo tiempo que tomó otro cigarrillo y lo alumbró de la misma manera que la vez anterior. Es decir, encendiendo uno con otro. Esta vez sí que tiró al suelo el que moría.

Seguir leyendo »

Unidos por los recuerdos

Hace unos días nos reunimos una treintena de jóvenes de ambos sexos (lo de jóvenes es un decir), para recordar viejos tiempos y contar nuestras experiencias, buenas y menos buenas, en el torbellino de nuestras vidas. El reencuentro cumplió con esa misión que exalta el tiempo y la distancia, pues vivimos una edad en la que ya sólo nos anima el milagro del instante o de un mañana a corto plazo, pero al disfrutar como antaño de esa amistad que sigue erguida por recuerdos imborrables, la tertulia fue más un óleo festivo que una acuarela de pesares.   Así rendimos homenaje al Edelweiss  y al coraje con que todos nosotros seguimos su estela.

El  Edelweiss, como otros clubes juveniles de la Isla, estuvo a la vanguardia de la juventud palmera en la década de los 60, y todavía presumimos de la aurora interior que dejó en cada uno de nosotros. Crecimos a la sombra de aquel alero, bajo el que, con un renovado interés integrador, formamos una agrupación mixta, con dirigentes de ambos sexos y, por tanto, catalizadora incipiente de los movimientos de liberación de la mujer, con una visión tolerante  que fue el germen de una fraternidad entre sus miembros poco vista hasta entonces. En nuestro club, surgieron nuevas costumbres juveniles, rompiendo convencionalismos y alcanzando un protagonismo social y cultural en la vida de Santa Cruz de La Palma, que dio sus frutos. Y aunque éramos conscientes de que los cambios necesitaba el país y el mundo no dependían esencialmente de nuestras acciones, intuíamos que con nuestra labor podíamos mejorar la realidad más cercana.

Unos cuantos quijotes de aquella aventura compartimos mesa y mantel en Fuencaliente. Allí, frutos de  la humildad, / con la sensibilidad / de una flor (Edelweiss) como mensaje,/ unidos en el paisaje, / la salina nos apresa / con fuerza y delicadeza / ¡No se puede pedir más!./ Cocina tradicional / sobre la piel de este suelo / que ha conservado con celo / una minuta especial, / en fogones sin igual / y cuidados con esmero. / El ambiente es tan cordial, / que el palpitar colectivo / nos hace sentir cautivos / de un hacer profesional: / Fernando y Andrés detrás,  / en tarea agotadora / y una pasión que enamora / entre lavas de volcán. /Así es Jardín de Sal, / junto al mar que lo decora. Estos son algunas versos de las décimas encadenadas que dediqué a modo de bienvenida a los miembros del Club Edelweiss y al artífice del espacio hermoso y único que nos acogía, Las Salinas del municipio sureño de Fuencaliente.

Seguir leyendo »

Exposición de arte en El Paso

Como viene siendo costumbre cada año para las fiestas de Nuestra Señora del Pino, el artista palmero Santiago González Mederos nos presenta una exposición de su obra pictórica más reciente, en esta ocasión exhibe unas cuarenta obras en pequeño y mediano formato con rincones de El Paso y Los Llanos de Aridane.

Santiago, siempre con su mano extendida a los nuevos valores, en esta ocasión, se nos presenta acompañado por otros dos artistas de las artes visuales de su municipio, el acuarelista Gaudencio de la Cruz, con cinco obras, y el pintor sobre fotografías, Alexis Acosta, con otras trece obras.

Pintura de la exposición de El Paso.

Pintura de la exposición de El Paso.

Santiago González Mederos, con una larga trayectoria artística en diferentes ramas, ha sido cantante del mítico cuarteto Idafe; fundador de Cumbre Nueva y director de Los Arrieros; actor; compositor, entre sus composiciones más conocidas del rico folklor canario y venezolano está la siempre presente en cualquier programa: Siete amores. En pintura, viene deleitándonos, desde hace años, con sus exposiciones en salas de El Paso, Los Llanos de Aridane y San Andrés y Sauces. Sus cuadros decoran paredes de distintos países de Europa, Venezuela y Australia. Una de las facetas más importantes en la carrera artística de Santiago es la creación de la técnica de pintar murales con cáscara de huevo, arte que podemos disfrutar cada año durante la semana que permanecen al público las alfombras y monumentos por las calles de El Paso, en la fiesta del Sagrado Corazón.

Seguir leyendo »

Enterrado en los ojos que un día besó (17)

El martes pasado, día ocho de agosto, falté a la cita, en este lugar, de ese mismo día de la semana, desde hace ya casi dos años y medio. Os voy a hablar del motivo, de los porqués, porque son dos. El primero del que echo mano es que al día siguiente, miércoles nueve, cumplía sesenta y dos años del actual calendario.

Yo vine al mundo un comenzar del día nueve de agosto del cincuenta y cinco, - aunque rezo en el registro el día veinte del mismo mes-, al acabar la misa de ocho en la parroquia del Salvador, misa de difunto en ese caso, la de un accidentado  mortal en la llamada guagua del Club Deportivo Mensajero, allá por el Dos de Copas, entre Las Manchas y Fuencaliente.

Para festejar esta celebración, con medio centenar de amigos, familiares y Hermanos, me estuve preparando una semana entera, estuve concentrado, hasta el punto, de que no encontré lugar para hacer lo más que me gusta en este tramo de mi vida, probablemente el más intenso, -el de mi transformación personal- , escribir, que se me ha hecho tan necesario como respirar.

Seguir leyendo »

Emprendedor@, ¡a vender!…

España es un país donde el trabajo de comercial está mal visto. Mal visto por las personas que están buscando trabajo, mal visto por las empresas en cuanto ven que pasan por su puerta, mal visto por proveedores, acreedores, por el serín canario, por la estatua del “enanito” de La Alameda y por el mirador de La Cumbrecita… ¡Incluso mal visto por l@s propi@s comerciales!

Pero, ¿por qué está mal visto? Quizá la culpa sea del empresariado, he dicho que quizás, que no pone sueldos dignos, que pone altas variables la mayoría de las veces inalcanzables, o que exige a estas personas comerciales que sean autónomas para evitar así gastos de empresa. No sé quién tiene la culpa, pero igual es de todos un poco, he dicho igual.

Hasta aquí las malas noticias; vamos con las buenas. El Emprendedor tiene una gran ventaja en su aventura, ya que, como les he comentado en otros artículos de esta sección Emprendedores 10.0, suele ser un “espécimen” al que nos toca hacer de todo: contable, limpiador, facebookero, escaparatista, director, subdirector, jefe de personal,… y, cómo no, comercial. Esa es la ventaja, que seremos nuestros propios comerciales. Nosotros marcaremos las reglas, realizaremos el timing de ventas, sabremos hasta dónde podremos llegar con una promoción, oferta o precio de lanzamiento.

Seguir leyendo »

Gran Canaria, isla de cine

El Centro Comercial Las Arenas en Las Palmas de Gran Canaria se ha transformado en un escenario para el Séptimo Arte, con una exposición titulada  Gran cine. El cine en Gran Canaria que se exhibe en las plantas baja y primera del centro comercial Las Arenas. Una preciosa muestra comisariado por Luis Roca y Marta de Santa Ana que ofrece la oportunidad de conocer más de cien años de historia de la industria cinematográfica en la Isla.

Rosario Valcárcel.

Rosario Valcárcel.

Y como estrella la maqueta de Moby Dick de 1,35 metros traída por los productores ingleses de Moulin Pictures en 1954. No hay que olvidar que ese año fue como si Hollywood desembarcara  en nuestra isla, con John Huston como director y Gregory Peck encarnando el papel del capitán Ahab.  

La ciudad de Las Palmas de Gran Canaria se revolucionó, movilizó a más de cien personas entre nativos y provenientes de Inglaterra y Estados Unidos, como cuenta el propio John Huston en sus memorias:  A libro abierto (Espasa Calpe, Madrid, 1986, tercera edición). En dos meses, con participación decisiva de carpinteros locales, se construyó tanto la réplica de la ballena, de más de 65 metros de largo, como los alargados botes balleneros de dos puntas de mitad del siglo XIX que aparecen en la obra maestra de Melville.

Seguir leyendo »

Euforia turística, pero el ‘todo incluido’ rebaja la calidad

Están saliendo medianamente bien las cosas en la economía, baja el paro aunque con empleo precario y salarios que por supuesto van a tardar en recuperar el poder adquisitivo de antes de la crisis. Y con el éxito turístico las islas afrontan una eufórica recta hacia el final de año, pues las cifras de visitantes se disparan de tal modo que incluso en verano los hoteles consiguen una muy alta ocupación. ¿Llegaremos dentro de poco a los 20 millones de turistas por año, o esperamos alguna contracción si los países competidores  de Canarias –Egipto, Túnez, Marruecos- garantizan la seguridad y vuelven a ser visitados? Lo cierto es que ni siquiera los británicos han reducido su presencia tras el triunfo del Brexit, y las islas registran ahora un florecimiento de turismo que antes era poco frecuente: italianos, franceses, gente de Europa del Este, con el retorno de los nórdicos, etc. Los precios que se cobran a los visitantes han ido mejorando, así como también lo ha hecho el gasto medio. Las visitas de nacionales también suben, de forma más moderada, eso sí. Y el sector ahora está más interesado en mejorar los rendimientos y los beneficios que en incrementar la ocupación, que es del 80 por ciento de media anual. Este verano, con 750.000 plazas extras de avión las perspectivas del invierno son muy buenas para las cuatro islas más turísticas, aunque es de esperar que el mordisco también afecte a las tres occidentales que todavía han de mejorar mucho: La Palma, La Gomera y El Hierro. Particularmente en La Palma se aprecia una mejor actitud hacia utilizar el turismo como complemento de su economía, tradicionalmente agrícola. La zona del Valle de Aridane tiene expectativas a la hora de construir instalaciones hoteleras, el turismo y los servicios le vendrían bien a la isla para evitar la continua pérdida de población. Sin  olvidar que las tres islas occidentales requieren modelos turísticos diferenciado. Por cierto, La Palma registró el año pasado la cifra más baja de población en lo que va de siglo, con 81.486 habitantes. Se suman seis años consecutivos y es que la isla no para de perder población, desde que en 2010 se modificara la tendencia al alza que se venía registrando. Esta caída de casi 6000 habitantes en los últimos seis años ha sido la nota predominante de casi todos los municipios.  

Europa va bien y su economía mantiene un ritmo de crecimiento por encima del 2 por ciento, mientras que España va por encima de la media, las predicciones del BBVA habla de un crecimiento del 3,3 por ciento. En Canarias el año pasado el gasto turístico batió la marca y alcanzó los 15.136 millones de euros, 77.625 en el conjunto de España. Solo en los cinco primeros meses de este año el gasto turístico ha aumentado un 13,1 por ciento, hasta los 6.794 millones de euros, según la Encuesta del INE. También es importante señalar que los británicos se siguen manifestando como visitantes fieles a las islas, a pesar del referéndum de salida. Hay quienes opinan que, de celebrarse una nueva consulta en su país, saldría la opción de permanecer en Europa. Los británicos se mantienen a la cabeza con subida constante de su gasto en Canarias, frente al dato más moderado de los alemanes.

En el periódico El Día fue publicada una entrevista con el vicepresidente de Binter, Rodolfo Núñez, en el que estimaba que Canarias disfruta de un buen momento turístico, independientemente de que los países competidores tengan problemas de seguridad. Opina que Canarias va bien en este sector porque su oferta hotelera es de calidad. Tenemos un magnífico sector turístico, envidia mundial, afirma. Dice que cuando visita el Caribe o África, no encuentra un sitio que pueda competir con estas islas. Se explica: tendemos a valorarnos poco, pensamos que lo bueno es porque alguien de fuera nos lo dice, porque normalmente pensamos que lo hacemos mal. Y en el mundo hay sitios que están bien, pero ni el clima es igual, ni tienen este cielo azul. Aquí no hay bichos, la temperatura no es muy alta ni muy baja, hay seguridad y somos parte del Primer Mundo. Afirma el entrevistado que le gustaría que hubiese más empresarios canarios implicados en el sector y habla de que tenemos cierta tendencia a olvidarnos de lo que era Canarias hace unas décadas, estábamos muy poco desarrollados. Islas casi deprimidas, y con muy poca cultura y poca acumulación de capital. Esto creció un montón, hemos cambiado totalmente en 30 años, afirma.

Seguir leyendo »

Cómo en muchas fiestas “las chicas se empelotan” y piden que se les respete

Este no es el comentario de mi cuñado en Nochebuena, porque estamos en agosto. Tampoco es el último chiste de Arévalo, aunque lo parezca. Ni la reflexión veraniega de un grupo de bonobos en cautividad durante una cópula desenfrenada. Tampoco es el último comentario de Pablo Motos, ni el último vídeo de Jorge Cremades, ni la última reflexión política de Arias Cañete. Se trata otra manifestación de machismo que pasa sin pena ni gloria en nuestra sociedad, y esta vez ha sido en La Palma.

Es la reflexión de un hombre-ciudadano en redes sociales a propósito de la Fiesta del Agua, en Puerto Naos, que sentencia: “Cómo en muchas fiestas las chicas se empelotan y piden que se les respete”. O dicho de otra manera, cómo es posible que una mujer que enseña las tetas tenga derecho a ser respetada. Como si llevar un traje de baño en dos piezas fuera una demanda de ultraje. Como si, por otro lado, un par de tetas no fueran lo mismo que mamó el autor del comentario cuando nació, procurando su supervivencia, gracias a la leche que produjeron las de su madre.

Lo terrible del comentario es la lógica perversa, según la cual, una mujer con poca ropa es una mujer que está pidiendo a gritos ser irrespetada, quebrantada, deshonrada, vejada. Es decir, que una mujer en bikini se convierte irremediablemente en una mujer objeto, en una mujer nada. Otro ejemplo evidente de la cultura machista que pervive en nuestra sociedad, que en última instancia acaba responsabilizando a las mujeres hasta de su propia violación, -por ir tan livianas-. No olvidemos que las recomendaciones del Gobierno de España para evitar las violaciones se basan en llevar un silbato en el bolso y tapiar puertas y ventanas, como haría Bernarda Alba.

Seguir leyendo »

Gracias, 300

Santa Cruz de La Palma vivía este pasado fin de semana las jornadas del I Congreso Internacional de la Bajada de la Virgen, una cita académica y lúdica que me atrevo a decir que ha marcado un hito, ya que por primera vez, en sus más de tres siglos de historia, es la propia fiesta quien nos ha invitado a reflexionar sobre sí misma de manera sistemática y rigurosa.

Alrededor de 300 personas, en su mayor parte ciudadanos anónimos, en ocasiones agrupadas en torno a movimientos como el Foro Cívico, se han movilizado de forma desinteresada para sacar adelante este Congreso. Las sesiones académicas han tenido su traslación en la calle con actos como el festival de folclore antiguo, el desfile Proclama de las Danzas, la decoración barroca de calles y plazas y varias exposiciones.

Una vez más, el pueblo se vuelca con su fiesta, aun cuando todavía restan tres años para la próxima cita lustral, en el entendimiento de que analizar el pasado y presente de la Bajada es la mejor manera de preparar las próximas ediciones. De nuevo se demuestra que el gran valor de esta fiesta es su gente. Desde el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma no podemos sino dar las gracias a esas 300 personas por este altísimo nivel de implicación popular.

Seguir leyendo »

Enterrado en los ojos que un día besó (16)

La directora del instituto, después de haber bailado en la cocina con El Charro La rosa amarilla de Texas, se vino al comedor y se sentó al lado de Mónica. Le comentó que llevaba toda la tarde noche de ese día de sorpresa en sorpresa, que no había conocido seres tan increíbles como los que estaba descubriendo, Ninnette, Lissette, El Chivato Tántrico, y ahora El Charro y su mariachi, y que por tanto, muchas veces se preguntaba si no estaría soñando.

“Cuando estuve bailando en la cocina con El Charro me habló de Sor Ácrata. Me dijo que sabía que yo tenía una preocupación con ella en mi cabeza, y  que también tenía pendiente una conversación sobre ella contigo. Me dio, durante los minutos que duró la canción, una panorámica de Sor Ácrata que quiero compartir más tarde contigo”.

Mónica le preguntó a la directora si no se había dado cuenta de quién había entrado en el restaurante mientras ellos estaban en la cocina. La directora le respondió que al regresar al comedor lo que había notado fue un denso frío de hielo y olores a oso. Mónica le hizo señas con la mirada para que llevase sus ojos a la pequeña barra de La Carmencita. “¡Billy el Niño!”

Seguir leyendo »