eldiario.es

Menú

“El cachalote llevaba muerto varios días y estaba comido por tiburones”

El cadáver del mamífero marino, en avanzado estado de putrefacción, no ha podido ser todavía retirado de la zona donde, desde el martes, se halla varado, en la costa de Barlovento, a unos 100 metros de las piscinas de La Fajana, que siguen cerradas debido a los despojos del cetáceo que flotan en las inmediaciones.

- PUBLICIDAD -
La zona donde se encuentra el cachalote (en la imagen) en la costa de Barlovento, ha sido acordonada.

La zona donde se encuentra el cachalote (en la imagen) en la costa de Barlovento, ha sido acordonada.

El cadáver del cachalote que apareció en la tarde del pasado martes, 4 de noviembre, varado en la abrupta costa de Barlovento, a unos 100 metros de las piscinas de La Fajana, no ha podido ser todavía retirado debido a que el fuerte oleaje que se registra en la zona impide realizar la operación por mar. La maniobra por tierra tampoco ha sido posible como consecuencia del complicado acceso, al tratarse de un acantilado de unos 15 metros de altura, según ha apuntado un técnico de la Unidad de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma a LA PALMA AHORA. El citado mamífero marino, ha indicado la misma fuente, cuando fue encontrado en el mencionado punto “llevaba varios días muerto y estaba en parte comido por los tiburones” pues en el cadáver del cetáceo se pueden observar mordiscos de escualos.

Las piscinas de La Fajana permanecen cerradas, como medida cautelar, toda vez que los despojos del animal se hallan en las cercanías en avanzada fase de putrefacción. En este sentido, el entorno continúa acordonado, ha indicado el alcalde de Barlovento. El baño en ese tramo del litoral también ha sido prohibido.

El cadáver del cachalote mide unos 10 metros y pesa unas 20 toneladas. Sacar los restos del cetáceo supone “una tarea compleja”, ha añadido el repetido técnico ya que “no puede acercarse ningún barco al lugar donde se encuentra” y, en su caso, “tendría que ser arrastrado con un cabo de unos 200 metros de largo que puede provocar que el cuerpo, en avanzado estado de descomposición, se rompa y los despojos lleguen a las piscinas”.

También cabe la posibilidad de que el oleaje, lo mismo que lo trajo, se lo lleve mar adentro.

Desde la Unidad Insular de Medio Ambiente agradecen la colaboración de Bomberos La Palma - que colocaron focos la primera noche para poder inspeccionar el lugar y hacer un seguimiento-, Guardia Civil y vecinos de Barlovento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha