eldiario.es

Menú

NC exige la continuación de la carretera del norte y denuncia que el Gobierno mantiene a Garafía y Barlovento en el abandono

Argelio Hernández, portavoz de NC en Garafía, considera "inadmisible que la consejera regional de Obras Públicas haya anunciado  la finalización de los trabajos de la LP-1  sin haberse culminado las obras contratadas en el año 2007”.

- PUBLICIDAD -

Argelio Hernández Ortega, portavoz de Nueva Canarias (NC) en el Ayuntamiento de Garafía.

Argelio Hernández Ortega, portavoz de Nueva Canarias (NC) en el Ayuntamiento de Garafía.

La diputada de Nueva Canarias en el Parlamento autonómico (NC) Esther Gonzalez ha exigido a la Consejera de Obras Públicas del Gobierno de Canarias, en comparecencia parlamentaria, la continuación de las obras de la carretera del norte, en el tramo comprendido entre Franceses y la Cruz del Castillo, en Garafía, y la ejecución de las rotondas y el muro de contención del talud de la variante de Barlovento para poder culminar el viario urbano de este municipio, señala NC en una nota de prensa. NC  denuncia que “el Gobierno de Canarias mantiene, una vez más, a Garafía y Barlovento en el abandono”. 

Para Argelio Hernández, portavoz de NC en el Ayuntamiento de Garafía, “es inadmisible que la consejera de Obras Públicas del Gobierno de Canarias haya anunciado en comparecencia parlamentaria la finalización de las obras de la LP-1 del norte de la Palma, entre San Andrés y Sauces-Barlovento-Cruz Castillo, sin haberse culminado las obras contratadas en el año 2007, pues siguen sin ejecutarse las previstas en el proyecto, en el tramo comprendido entre el Barrio de Franceses y el enlace de Mimbreras en la zona de Cruz Castillo, de unos 5,6 kilómetros (km) en el término municipal de Garafía, con lo que se vuelve a cometer una injustita intolerable con la ciudadanía de este municipio”.

Añade que “el Ayuntamiento de Garafía y el  Cabildo de La Palma deben rechazar de plano y de manera contundente tanto este maltrato al municipio más deprimido de la Isla, como la inaceptable justificación dada por la consejera, pues viene a alegar que la baja intensidad media de vehículos en ese tramo de Franceses a Cruz Castillo, no justifica una prioridad en la inversión en estas obras, lo que unido a las afecciones ambientales llevaron al Gobierno de Canarias a tomar la decisión unilateral de eliminar las mismas del proyecto, cuando todos sabemos que esta obra tenía aprobada su correspondiente declaración de impacto ambiental”.

“No se puede intentar engañar así a la gente”, continúa Argelio, “pues hay que recordarle a la consejera que todas las obras de carreteras tienen impactos ambientales, también las de Fuerteventura que tienen nuevos trazados que pasan por espacios naturales, pero en ese tramo de Franceses las afecciones son mínimas, pues precisamente para minimizar su impacto y los elevados costes, se había reducido la sección de la carretera, en relación con el proyecto inicial, se mejoraban algunas curvas, para aumentar la visibilidad y la seguridad, y se mejoraban las intersecciones de Franceses y con la carretera de Mimbreras y se reasfaltaba la vía, para mejorar la conectividad de un barrio que se ha ido despoblando por su lejanía e incomunicación”.

Por su parte, para el secretario de Organización de Nueva Canarias en La Palma, Miguel Ángel Pulido, “es inconcebible que después de haber transcurrido casi 10 años de ejecución y de haberse gastado más de 65 millones de euros, el doble de lo inicialmente contratado, sigan sin terminar de ejecutar de forma adecuada las obras de esta carretera”. Según Pulido, “en el tramo I, no se ejecutado en su totalidad el desmonte desde la bajada a Bajamar hasta el barranco de la Herradura y no se han resuelto los problemas de la variante de Barlovento; en el tramo II no se ha culminado el último kilómetro que va desde La Palmita hasta la entrada al barrio de Gallegos, en el denominado Barranco de Gallegos y, para colmo se nos anuncia que se eliminado en su totalidad el tramo III entre Franceses y Cruz Castillo”.

Por esta razón, la diputada de NC,  se indica en la nota, Esther González, plantea que “no se puede cargar ahora las consecuencias de una mala gestión sobre los ciudadanos de Barlovento o Garafía, pues la realidad es que las incidencias y el sobrecoste en el desarrollo de los modificados y las obras complementarias han implicado que el coste final de esta obra se haya incrementado en más de un 100%, cuando faltan por realizar parte importante de las mismas, por lo que hemos requerido al Gobierno que  incremente la exigencia de rigor y detalle de los proyectos de obra pública, para evitar, en el futuro, desviaciones exageradas en el programa previsto, como en este caso, en la que se derivan de imprevisiones técnicas y decisiones injustificadas”.

Por último, señala la diputada, “desde Nueva Canarias manifestamos nuestro compromiso de seguir impulsando iniciativas parlamentarias para que el Gobierno culmine la totalidad de las obras proyectadas y previstas en el contrato de adjudicación de esta vía, resolviendo definitivamente los problemas de la variante de Barlovento y el ensanche en el Barranco de Gallegos, así como la culminación del tramo entre Franceses y Cruz Castillo, porque el norte de La Palma se lo merece”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha