eldiario.es

Menú

“Los museos deben situarse como parte importante de la industria turística”

Carmen Concepción, directora del Museo Naval y del Centro de Interpretación de La Bajada de la Virgen de Santa Cruz de La Palma, destaca que la Isla cuenta con un patrimonio “de dimensión internacional”.

- PUBLICIDAD -
Carmen Concepción en el Museo Naval de Santa Cruz de La Palma. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

Carmen Concepción en el Museo Naval de Santa Cruz de La Palma. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

No duda en afirmar con total convencimiento que Santa Cruz de La Palma “tiene que apostar por el turismo cultural”. Carmen Concepción es directora del Museo Naval y del Centro de Interpretación de la Bajada de la Virgen de Santa Cruz de La Palma, recintos que gestiona la empresa Gaia Consultores Insulares desde octubre de 2015. El Museo Naval, en su nueva etapa, ha avanzado hacia una “gestión de calidad, una perfecta y armoniosa colaboración pública y privada”, ha asegurado en una entrevista con La Palma Ahora. “El objetivo a alcanzar es lograr que los museos y la historia que cuentan contribuyan a poner en valor el patrimonio cultural que albergan”, dice. Este espacio museístico, ubicado en el emblemático Barco de la Virgen, ha ampliado su horario y permanece abierto todos los días. De lunes a viernes, puede ser visitado de 10:00 a 18:00 horas, y sábados y domingos de 10:00 a 14:00 horas. “Ofrecemos disponibilidad para grupos concertados”, señala. 

-¿Qué cambios ha experimentado el Museo Naval con la gestión de Gaia Consultores ? 

-El cambio ha sido hacia una gestión de calidad, una perfecta y armoniosa colaboración pública y privada. El Museo Naval, cuya titularidad es del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, está siendo gestionado por una empresa privada, Gaia Consultores, con larga trayectoria en el desarrollo de  importantes proyectos museográficos en Canarias, que en todo momento se ha mantenido en contacto directo con el Consistorio con la finalidad de lograr ese modelo mixto de gestión que cada vez está más en boga y que, desde mi experiencia, es el que debe imponerse.  Desde octubre de 2015,  colaborar y comunicar han sido los principios para alcanzar el objetivo propuesto, y que no es otro que lograr que los museos y la historia que cuentan contribuyan a poner en valor el patrimonio cultural que albergan. Si aceptamos que el patrimonio debe estar fuera de cualquier conflicto político, que las piezas de los museos no son de derecha, izquierda o centro, que el patrimonio es de todos y para todos, estoy segura de que avanzaremos turística y culturalmente hablando. El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma y Gaia Consultores dialogan, colaboran, se comunican para gestionar el patrimonio con respeto. Ese ha sido para mí el mejor y mayor cambio que ha experimentado el Museo. También destacaría la mejora de los contenidos, la rigurosidad en el discurso museográfico que no tenía, el cuidado del diseño, la incorporación de las nuevas tecnologías y la presentación de la información en cuatro idiomas. Todo esto ha supuesto, sin duda, un salto cualitativo con respecto al pasado. El personal del museo, todos grandes profesionales, se comunican también en las principales lenguas de la comunidad y el trato con el visitante es siempre cercano. 

-¿Cuántas visitas registra de media al día? ¿Están satisfechos?  

-Satisfechos de las visitas, siempre, sean dos o sean cien. Si cuantificamos, es difícil dar una cifra exacta. Llevamos un registro diario de visitas que junto a la observación directa nos permite hacer una valoración sobre el tipo de turismo que llega  a la Isla para crear estrategias que nos permitan mejorar como destino e incrementar las visitas a los museos. También es verdad que  son muchas las variables: día de la semana, condiciones meteorológicas, perfil del turista, inquietudes culturales, etc. Como equipo humano que somos, intentamos comunicarnos con los turistas que se acercan a los museos y ayudarles, no solo en su visita al museo sino en su estancia en La Palma. Sus opiniones son valiosas para nosotros y nos ayudan a mejorar y a crecer. Por tanto, a incrementar el número. Si he de dar una cifra diaria, la media está entre 50 y 60 personas en temporada de cruceros, disminuyendo en los meses de mayo y junio, para volver a subir durante el verano con turismo mayoritariamente local y nacional. En cuanto a la satisfacción económica, pienso que de momento es pronto para hablar de beneficios. Me consta que la empresa ha necesitado hacer una importante inversión para la mejora del Museo Naval, que se encontraba en condiciones poco adecuadas, además de la creación y complicado posicionamiento del Centro de La Bajada, cuya gestión la lleva también Gaia Consultores. Aparte de esa inversión inicial, se han contratado a cuatro personas y se sigue  invirtiendo en acciones de promoción y comercialización: flyers, mupis y  videos promocionales en tres idiomas, página web, etc. Si partimos de que ya de por sí un museo, sea público o privado, no es rentable, puedo asegurar que la satisfacción que en estos momentos tenemos no es la económica. No obstante, solo llevamos poco más de un año de andadura y siendo el camino a seguir el mismo que hasta ahora, es muy probable que el futuro permita satisfacer un poco esa parte más difícil de alcanzar pero que intuyo que será posible en unos años. Mientras podamos mantener los museos abiertos con calidad y sin que suponga una pérdida para la empresa, la satisfacción personal y profesional al menos está asegurada. 

-¿Qué ofrece al visitante este espacio? 

-Vivir una  experiencia en un espacio único, en un barco de época donde se recrea una historia fascinante: la navegación en La Palma, donde se construyeron grandes veleros para la aventura americana y donde los marineros de la Isla construyeron también las más bellas aventuras de la navegación atlántica. Disfrutar de una singladura a lo largo de la historia mientras  se contempla la ciudad marinera y monumental que fue y es Santa Cruz de La Palma. 

-¿Cuáles son las últimas piezas que se han incorporado? 

-Recientemente hemos recibido las  maquetas de dos embarcaciones pertenecientes ambas al  siglo XVI, una de ellas La Nao San Miguel que navegó por aguas del Atlántico, recalando en el puerto de Santa Cruz de La Palma. Se trata de una cesión hecha por uno de esos curiosos turistas que nos visitan y con los que, como he dicho, entablamos a veces conversación. En esta ocasión, se trata de un maquetista alemán, Mr. Reinle Carayon, quien al visitar el Museo Naval y quedar fascinado por la historia naval de la Isla, decidió que era el lugar adecuado para exponer  las citadas piezas de su colección privada. Actualmente, el Ayuntamiento y Mr. Reinle Carayon están realizando los trámites para que parte de su colección llegue a La Palma  a modo de préstamo y sea expuesta en el Museo Naval. Seguir enriqueciendo la colección del museo es uno de los objetivos. El pasado ha de ser recreado y contado, y para ello, la participación ciudadana es fundamental. En esta ocasión ha sido un ciudadano alemán quien se ha emocionado con la historia, con nuestra historia; ojalá seamos los propios palmeros los que nos demos cuenta de que somos lo que hacemos y lo que fuimos. 

-¿Qué proyectos tienen previsto desarollar? 

-Seguir trabajando para y por los museos y las historias que albergan, colaborando  y transmitiendo cultura. Seguir apostando por la  puesta en valor del patrimonio, cuyo objetivo final es la conservación y presentación in situ del patrimonio cultural y natural para que pueda ser comprendido y disfrutado por un público cada día más amplio. Santa Cruz de La Palma no necesita inventar su  historia, menos aún su pasado marinero. El Museo Naval  se encuentra situado en un lugar histórico donde la construcción naval, la defensa de la ciudad ante los ataques piráticos e incluso el lugar elegido para escenificar uno de los actos más importantes de las Fiestas Lustrales de la Bajada de la Virgen, son elementos más que suficientes para atraer al visitante. Sólo hay que querer y saber contarlo.

-¿Cree que Santa Cruz de La Palma debe apostar por el turismo cultural? 

-Santa Cruz de La Palma tiene que apostar por el turismo cultural. El natural es innato y no necesita ser fomentado. El cultural hay que mostrarlo e incluye y se combina con todos lo demás: gastronómico, ecológico, patrimonial, comercial…Creo que es muy importante que los museos encuentren la manera de situarse como parte de la industria turística. El resultado no es otro que un turismo cultural de calidad, que dé a conocer, preserve y posibilite el disfrute del patrimonio cultural y turístico de La Palma. Tenemos un patrimonio histórico de dimensión internacional.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha