eldiario.es

Menú

La capital podrá dejar sin efecto el Plan de Ajuste Presupuestario seis años antes

El Ayuntamiento tendrá libertad a la hora establecer inversiones, priorizar gastos y mayor flexibilidad de contratación, señalan desde el Consistorio.

- PUBLICIDAD -
En la imagen, edificio del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma en la Plaza de España.

En la imagen, edificio del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma en la Plaza de España.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma podrá liberarse del Plan de Ajuste Presupuestario a finales de 2015, seis años antes de lo previsto inicialmente, señala en un comunicado. Los resultados “positivos manifestados en la liquidación del presupuesto del pasado ejercicio hacen que las previsiones de cara al presente año sean aún mejores”, se subraya en la nota.

En este sentido, añade, “todos los ratios económicos que exigía la vigencia de este Plan de Ajuste se han cumplido con la excepción del periodo medio de pago a proveedores, que es de treinta días”. El Ayuntamiento, indica, “logró reducir este período a 61 días en 2014”. No obstante, el período medio “en el primer trimestre del presente año ya ha habido una reducción a 43 días, con lo que si se mantiene esta tendencia en los próximos meses se logrará el objetivo establecido en el Plan”.

El otro requisito “básico para dejar sin efecto el Plan de Ajuste es la refinanciación de los 5,2 millones de euros establecidos en el Plan de Pago a Proveedores, un objetivo que actualmente se encuentra al alcance de las arcas municipales”. De hecho, se apunta en el comunicado, “el Consistorio tenía ya aprobada la refinanciación de la mitad de esta deuda, aunque finalmente no ha sido necesario gracias a la mejora de las condiciones bancarias”. En esta misma línea, “el Ayuntamiento ya ha recibido ofertas por parte de diversas entidades financieras para llevar a cabo esta operación cuando sea preciso”.

El alcalde de Santa Cruz de La Palma, Juan José Cabrera Guelmes, señala que “prescindir del Plan de Ajuste supone que las cuentas municipales dejarán de estar controladas por el Estado, por lo que en cierto modo recuperamos las riendas del Ayuntamiento al tener libertad a la hora de ejercer nuestra política económica, estableciendo la inversiones, prioridades de gastos y teniendo mayor flexibilidad con las políticas de contratación”.

Para el alcalde, “se van cumpliendo los objetivos de mejora económica de las arcas municipales y este mismo año dos de los planes de saneamiento aprobados han quedado ya sin efecto. Incluso en uno de ellos, un año antes de su vencimiento, ya que se han cumplido todos los objetivos marcados en dicho plan”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha