eldiario.es

Menú

La playa se convierte en foco de atracción de la capital

Numerosas personas visitan el  nuevo espacio de esparcimiento de Santa Cruz de La Palma a orillas del Atlántico.

- PUBLICIDAD -
Numerosas personas visitan el  nuevo espacio de esparcimiento de Santa Cruz de La Palma a orillas del Atlántico.

Numerosas personas visitan el nuevo espacio de esparcimiento de Santa Cruz de La Palma a orillas del Atlántico.

La playa de Santa Cruz de La Palma, abierta al público este jueves, se ha convertido en un nuevo foco de atracción de la ciudad.  Un incesante reguero de personas, desde del minuto uno de su apertura, se acerca al frente marítimo para conocer el nuevo espacio de recreo de Santa Cruz de La Palma a orillas del Atlántico y darse, en muchos casos, el primer chapuzón. Se espera que esta constante afluencia, durante el fin de semana, aumente de forma notable. 

La primera valoración es positiva. “En un privilegio tener una playa en pleno centro de la ciudad”, señala un vecino de la zona. Comerciantes del entorno también muestran su entusiasmo. Sin duda, alegan,  es un relevante atractivo que esperan que se traduzca en una mayor afluencia de clientes y, de esta forma, se compense los más de cinco años que ha tardado la obra de mejora y rehabilitación del tramo urbano litoral de la capital. El proyecto, con una inversión que al final ha superado los 30 millones de euros, financiado por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y ejecutado por Fomento de Construcciones y Contratas, se inició en octubre  de 2011 y, con un retraso de casi cuatro años, ha concluido en abril de 2017 (el plazo de realización, en principio, era de 19 meses). 

Con la playa, Santa Cruz de La Palma, después de décadas de espaldas al mar, se abre de nuevo al océano y los habitantes de la ciudad y visitantes, sobre una amplia superficie de arena negra de casi 70.000 metros cuadrados (exactamente 69.405 m2) pueden palpar y disfrutar del Atlántico. 

Panorámica de la playa de Santa Cruz de La Palma, este miércoldes, con los primeros usuarios. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

Panorámica de la playa de Santa Cruz de La Palma, este miércoldes, con los primeros usuarios. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

El objetivo fundamental de esta  actuación era y es mejorar la protección del litoral frente a los embates del oleaje y, al mismo tiempo, con una playa como actuación  estrella del proyecto, recuperar la antigua relación de la ciudad con el mar. 

Al efecto, como señala Víctor Correa en un reportaje fotográfico de José Ayut en su blog de la edición española del periódico norteamericano Haffington Post,  “Santa Cruz de La Palma acaba de recuperar su antiguo contacto directo con el mar, perdido a raíz del trazado de la actual Avenida Marítima en 1949”.

La puesta en servicio de la playa, añade, “consolida a la capital palmera como una de las principales ciudades litorales históricas de Canarias.

“Una playa de arena negra, característica de las islas volcánicas, viene a sustituir a la histórica playa de callaos y guijarros conocida con el nombre de la  Caleta del Varadero, por ser el lugar en el que se recogían en seco las embarcaciones para su resguardo al acabar las faenas, o bien para carenarlas. A partir de mediados del siglo XIX, el Varadero combinó las actividades pesqueras tradicionales con un novedoso modelo de uso del litoral, puesto de moda por la sociedad burguesa en varios enclaves marítimos de Europa: los baños de mar y los deportes náuticos, en especial, las regatas y la natación”. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha