eldiario.es

Menú

ENTREVISTA

“Me preocupa mucho la disponibilidad de agua para abastecer a Tijarafe”

El alcalde tijarafero, el nacionalista Marcos Lorenzo, considera “inconcebible que en pleno siglo XXI estemos mirando al cielo a ver si la lluvia nos resuelve el problema”.

- PUBLICIDAD -
El nacionalista Marcos Lorenzo es alcalde de Tijarafe.

El nacionalista Marcos Lorenzo es alcalde de Tijarafe.

El nacionalista Marcos Lorenzo asumió la Alcaldía de Tijarafe el pasado 17 de junio en el marco del acuerdo suscrito con el PSOE y una de sus principales preocupaciones es “la disponibilidad de agua para abastecer a nuestros vecinos, negocios y servicios en general”, según ha asegurado en una entrevista con La Palma Ahora. “Si queremos futuro, especialmente vinculado con el desarrollo del turismo, creo que estamos tardando en empezar los trámites para poder desalar agua en La Palma y aprovechar mejor la que se potabiliza”, sostiene.

 -¿Qué supone volver a ocupar el cargo de alcalde de Tijarafe?

 -En primer lugar, un enorme honor y una gran ilusión. Un honor porque siempre he creído que no existe mayor orgullo que ser alcalde del pueblo que te vio crecer y en el que has vivido toda tu vida. El que me conoce sabe que soy tijarafero militante desde pequeño y que llevo con mucha pasión y devoción todo lo que tiene que ver con Tijarafe, en especial sus ricas tradiciones y costumbres. Y una gran ilusión porque justo por estas fechas se cumplen diez años del momento en el que juré el cargo de alcalde de Tijarafe por primera vez, allá por junio de 2007. Entonces tenía 30 años, ahora tengo 40, pero esa ilusión sigue siendo la misma o mayor aún si cabe, ya que por el camino, en estos diez años, también he seguido aprendiendo como político y creciendo como persona y toda esa experiencia la puedo revertir ahora en forma de una gestión más madura y cercana hacia mis vecinos. En todo ese periodo pude vivir la política municipal también desde la oposición, he tenido la oportunidad de conocer la vida interna de mi partido como secretario insular de Organización o como vocal dentro de la organización nacional de Coalición Canaria o, ya en el plano personal, tener la fortuna de vivir la maravillosa aventura de la paternidad.

-¿Qué retos se marca para los próximos dos años de mandato? ¿cuáles son las prioridades en su gestión?

-Son muchos los retos, pero se pueden resumir en uno: seguir contribuyendo desde la gestión municipal a mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos. Dentro de ese reto general destaca, sin lugar a dudas, un compromiso y una promesa electoral que compartimos, no sólo dentro del grupo de Gobierno, sino también con la oposición, que es terminar y poner en funcionamiento la Residencia de la Tercera Edad. Una infraestructura ambiciosa pero imprescindible en un municipio y en una comarca que tiene un alto índice de envejecimiento y que desde hace muchos años ha apostado decididamente por ofrecer un servicio y una atención de calidad a sus mayores. En estos momentos se está licitando la última fase de las obras y hace solo un par de meses obteníamos el compromiso firme del propio presidente de Canarias, Fernando Clavijo, de dotar a esta instalación del equipamiento necesario para ponerla en funcionamiento. Asimismo, también estamos ya ultimando las negociaciones con la Dirección General de Infraestructura Educativa para cumplir esta legislatura con otra vieja aspiración del municipio, como es el techado de la cancha deportiva del CEO de Tijarafe. Una enorme puerta que se ha abierto en esta misma legislatura y que nos permite disponer de los fondos necesarios para acometer importantes proyectos para el desarrollo de Tijarafe ha sido, sin lugar a dudas, el programa del Fondo de Desarrollo de Canarias (Fdcan) del Gobierno de Canarias. Así, proyectos como la construcción de un Vivero de Empresas en el municipio, la Central Agroindustrial de Bellido o el desarrollo del espacio del Mercadillo Municipal por fin van a poder arrancar al contar con la financiación derivada de este programa.

-¿Qué balance hace del trabajo realizado en la primera parte de la legislatura?

-Pues sin duda muy positivo, ya que nos ha llevado a alcanzar el punto en el que nos hallamos ahora que antes comentaba y que nos debe llevar a rematar esa faena al final del mandato. Quiero señalar que iniciamos esta legislatura conformando un pacto de gobierno entre los cinco concejales que representamos a Coalición Canaria en Tijarafe y los tres que representan al PSOE y que en aquel momento establecimos una hoja de ruta común, mediante la firma de un acuerdo programático que hicimos público y, por tanto, el hecho de haber cambiado la Alcaldía en cumplimiento de dicho acuerdo, no lo altera en absoluto y con él seguimos adelante hasta final de legislatura. Así, durante estos dos primeros años hemos invertido una cantidad importante de recursos en rehabilitar nuestras vías municipales mediante un programa de repavimentación, hemos desarrollado importantes reglamentos como el del uso del agua pública, implantado iniciativas como el Campus de Verano que ha tenido una magnífica acogida, aprobado nuevas ayudas municipales para los estudiantes, los comerciantes, la rehabilitación de vivienda o creado nuevas iniciativas para poner en valor nuestros productos como el programa Rural Food.

-¿Qué asignaturas pendientes tiene Tijarafe?

-Pues la verdad es que aún tenemos alguna y es importante. Una de ellas es sin duda el tema de las comunicaciones por carretera, aunque también a lo largo de esta legislatura el Gobierno de Canarias pretende comenzar las tan necesarias obras de mejora en nuestra carretera principal, de momento en el tramo que va desde el cruce de la Cooperativa La Prosperidad al final del casco de El Pueblo. Pero si hay alguna que a mí particularmente me preocupa mucho es el tema de la disponibilidad de agua para abastecer a nuestros vecinos, negocios y servicios en general. Es cierto también que, hasta la fecha, el Ayuntamiento de Tijarafe ha estado haciendo los deberes y tomando decisiones para intentar minimizar la carestía pertinaz de agua y lo va a seguir haciendo, pero, sin duda, esto no es suficiente y tenemos que contar con el respaldo de otras administraciones, fundamentalmente del Consejo Insular de Aguas. Y sin agua no hay futuro ni desarrollo posible, eso está claro. En mi humilde opinión, el problema no es solo una cuestión de gestión del agua que ya tenemos, que también lo es, sino de falta de previsión de cara al futuro a medio y largo plazo. Es inconcebible que en pleno siglo XXI estemos mirando al cielo a ver si la lluvia nos resuelve el problema. Si queremos ese futuro, especialmente el vinculado con el desarrollo del turismo, creo que estamos tardando en empezar los trámites para poder desalar agua en La Palma y aprovechar mejor la que se potabiliza. Si de algo sabemos en Tijarafe es de lo fundamental que es este elemento para el desarrollo de la vida. Se decía hace ya algunos años que en Tijarafe era más fácil que te invitaran a un vaso de vino que a un vaso de agua. Nuestro reto y nuestra responsabilidad con las próximas generaciones es cambiar ese dicho popular. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha