eldiario.es

Menú

“Tenemos que aprovechar la bonanza turística para mejorar la calidad del servicio”

La consejera de Turismo del Cabildo de La Palma, la socialista Alicia Vanoostende, asegura que la primera mitad de la legislatura ha sido “muy intensa”.

- PUBLICIDAD -
Alicia Vanoostende es consejera de Turismo del Cabildo. Foto: LUZ RODRÍGUEZ

Alicia Vanoostende es consejera de Turismo del Cabildo. Foto: LUZ RODRÍGUEZ

La consejera de Turismo del Cabildo, la socialista Alicia Vanoostende, califica los dos primeros años de la presente legislatura de “muy intensos”. “Cuando entré en el Servicio de Turismo me encontré con un Patronato que llevaba años funcionando y que duplicaba funciones, y hemos conseguido pasar a un Consejo Sectorial, aún más amplio en la representación del sector, no solo del turístico sino también de los agentes económicos”, ha explicado en una entrevista con La Palma Ahora. “Había un pequeño vacío de producto turístico, porque solo se había trabajado el astroturismo -aunque no estaba reglamentado- pero el resto de productos se tocaban de manera tangencial, sin seguimiento específico”, precisa.

En el Consejo Sectorial se han creado varias mesas de trabajo que “son más prácticas a la hora de mantener contactos con el sector y trabajar conjuntamente”, asegura. “Una de las mesas que se ha constituido es la de Turismo Activo y Naturaleza porque este producto turístico es uno de los pilares de La Palma, en Canarias nos ponen como ejemplo para hacer turismo activo”, asegura. También se ha creado una Mesa de Gastronomía y Cultura al considerar que se trata de “un producto complementario e importante para la Isla”. La Mesa de Promoción e Infraestructuras Turísticas “suple lo que era la Permanente del Patronato”, detalla Vanoostende, quien se muestra convencida de que “el trabajo conjunto con el empresariado es necesario, el Cabildo está así más cerca y el empresario puede opinar sobre temas que le afecten directamente”. “Creo que una parte importante del sector está satisfecha con este trabajo”, defiende. Otra tarea de las mesas ha sido la revisión del contenido de todos los folletos turísticos que se han editado.

La Consejería de Turismo del Cabildo, en la primera mitad de la legislatura, ha cambiado “la forma de promocionar la Isla, apostando por las redes sociales y las acciones online porque entendemos que llegamos directamente al usuario”. Asimismo, se ha apostado por “los viajes de prensa a La Palma, una forma de publicitarse más interesante que las inserciones publicitarias, es una inversión más rentable”, subraya.

Por otro lado, se ha sacado a licitación “una Agencia de Comunicación y Representación en todos los mercados, que nos hace el contacto con los medios de comunicación de un país y nos permite organizar eventos  y hacer informes de oportunidades; es un cambio en la forma de promocionarnos más profesional y económica, con lo que estamos haciendo una mejor gestión del dinero público y sacando la promoción del ámbito político, que no dependa de los vaivenes de la política”, resalta Vanoostende.

Llegada de turistas

“El año pasado logramos duplicar los vuelos con Europa, aunque es verdad que la situación internacional nos ayuda a todos y La Palma ha conseguido también coger esa ola, pero han influido otros factores como la apertura del mercado escandinavo”, recalca. “Tenemos que aprovechar la ola de bonanza para darnos a conocer pero también para buscar mercados nuevos”, remarca.

En cuanto a infraestructuras turísticas, Vanoostende destaca el “avance” que se ha logrado en los últimos dos años en el Centro de Visitantes del Roque, en el proyecto de Mendo y en el Centro de Visitantes de la Cueva de Las Palomas, que espera que esté concluido “a finales de año”.

En planificación destaca que “hemos podido sacar adelante el tema de las viviendas vacacionales con la Ley de las Islas Verdes, y ya tenemos unas 50 casas inscritas, algunas de las cuales son camas nuevas que se suman a la red”. “Por otro lado, estamos dando nuevas licencias para villas turísticas, y esto es una satisfacción porque se trata de pequeñas inversiones en el medio rural pero que también generan un tejido empresarial importante y complementos de renta, generan economía que se queda en la Isla; los palmeros ya están viendo que pueden invertir en La Palma, construir una villa turística en sus terrenos”. Hemos logrado asimismo destrabar el tema urbanístico con nuestros compañeros de Planificación, a través de la Ley del Suelo, la Ley de las Islas Verdes y la estrategia turística del Cabildo que impulsa varios proyectos hoteleros, porque tenemos que tener camas para los nuevos vuelos”, recuerda.

El área que dirige Alicia Vanoostende impulsa la ampliación de la red de senderos para bicicletas, que es un producto que cada año nos trae más turistas, es un proyecto importante porque La Palma está muy bien considerada a nivel europeo como destino de descenso de bicicletas”, apunta.

En cuanto a la Red de Albergues, el objetivo es “traspasar las competencias de Medio Ambiente a Turismo para poder diseñar una ruta, una especie de Camino de Santiago a nivel insular, porque el Cabildo tiene una red de albergues de primera categoría que está en muy buen estado y que no se ha podido explotar”, señala.

Mantener los vuelos

“Nuestro primer objetivo ahora es mantener los vuelos del año pasado; este próximo invierno hemos ampliado muchísimo el mercado alemán, pasando de 13 a 20 enlaces, con compañías diferentes”, manifiesta. “Todos tenemos un reto porque esta mayor afluencia de turistas significa que tenemos que dar más servicios desde todos los ámbitos: la administración, las infraestructuras públicas, las infraestructuras privadas, transporte, restauración, comercio, establecimientos hoteleros…Tenemos que conseguir que los visitantes se vayan de la Isla con un grado de satisfacción alto”, remarca. “Estamos en el momento ideal y es un trabajo de todos, una oportunidad que tiene la Isla de dar un salto, hay que aprovechar esta ola para hacer caja pero también para dar un servicio de calidad y no matar la gallina de los huevos de oro, que no sea pan para hoy y hambre para mañana; hay que cuidar mucho al turista porque queremos que vuelva”, insiste.

Vanoostende propone que se aproveche la bonanza económica para “mejorar la calidad” porque “hay muchos establecimientos pequeños en el medio rural que debido a los años de crisis los estándares de calidad se han quedado obsoletos en mobiliario, instalaciones o tecnología, y es el momento de invertir y renovar las instalaciones”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha