eldiario.es

Menú

Podemos pide que se aclaren las funciones de la Sociedad del Parque Científico y Tecnológico

Dice que fue disuelta “sin que apenas se hubiera avanzado nada en el desarrollo del proyecto, acumulando pérdidas”.

- PUBLICIDAD -

Podemos en el Cabildo La Palma dice en un comunicado que “si bien considera adecuado la disolución de un ente como la Sociedad Promotora del Parque Científico y Tecnológico, por el enorme déficit acumulado en los últimos años, quedan demasiadas dudas con respecto a la gestión de ese ente”.

“Así, si finalmente va a ser el Cabildo quien asuma directamente la construcción del Parque Científico y Tecnológico ¿era necesaria la  constitución de esta sociedad?”, se pregunta Dailos González, consejero de Podemos.  “Desconocemos las funciones reales de este ente que tan sólo ha participado en algunos proyectos que no se han materializado y que generan más dudas que respuestas”, asegura. 

“No hay que olvidar que  la Sociedad, una vez adquirida por el Cabildo, adquirió a su vez   el Proyecto Antares a La Palma Capital SA en el ejercicio de 2012 por un importe de 247.812 euros (impuestos incluidos). Curiosamente figuran personas con cargos en esta sociedad que formaban parte, a su vez, de la Sociedad Promotora del Parque Científico y Tecnológico hasta que esta se declaró como Sociedad Unipersonal. Entre los miembros figuraba como consejero delegado el posteriormente designado como gerente, una vez constituida la sociedad unipersonal. Curiosamente, la misma persona fue designada como director general en el Área de la Presidencia según consta en el BOP de 2/12/2015”, detalla.

Recuerda que “en el pleno extraordinario del pasado 11 de agosto, se acordó la disolución de la citada sociedad, cuyas pérdidas en el ejercicio 2015 fueron  de 403.831,48 euros. Sin embargo, si bien hubo acuerdo en cuanto a la disolución, se mostraron discrepancias en torno a una serie de cuestiones poco claras con respecto a la misma”. Dailos González  llamó la atención sobre que la sociedad “pudiera presentar sus cuentas de forma abreviada sin estar obligada a someterlas a verificación de auditor ni a elaborar el informe de gestión”, lo cual resulta especialmente “preocupante”, más cuando existen “demasiadas dudas” acerca de las funciones específicas de esa sociedad, apunta. Así manifestó que, incluso habiendo leído la memoria correspondiente al año 2015, “no quedaban tampoco claras, pero que en las auditorías de los ejercicios anteriores sí se señala que el proyecto estrella de la sociedad, Antares, no ha generado por sí mismos ni mediante otros medios beneficios económicos”.

Con respecto al Parque Científico y Tecnológico”, señala Dailos González que “durante todos estos años hemos visto sólo humo y ningún resultado concreto, tan sólo un desmonte y un movimiento de tierras en la zona cercana al aeropuerto, pero la obra lleva mucho tiempo parada”. “Tampoco otros de los proyectos en los que ha participado la sociedad han dado sus frutos, y algunos son hasta cuestionables; así, está el Plan de Eficiencia Energética, del cual se han ido desgajando cuestiones como el impulso de los coches y guaguas eléctricas, quedando tan sólo en un plan para cambiar bombillos, debiendo los ayuntamientos que ya lo hicieron volver a cambiarlos, todo para beneficio de la empresa que venda los mismos”. “Y otro ejemplo de proyecto fracasado fue La Palma Smart Island, del cual la isla fue excluida por incumplimiento de las bases del concurso”,  apunta.

Eso sí, añade, “habría que ver qué funciones concretas desarrolló el que fuera director-gerente que, según la información publicada en algunos medios, llegó a recibir 120.000 euros brutos al año”. “En los informes técnicos relativos a los informes de auditoría presentados hace unos meses en otro pleno del Cabildo, se llegaron a apreciar algunas aparentes irregularidades” (según expresaba uno de esos informes) con respecto a la gestión de la sociedad”. 

De este modo, prosigue, “existió una sociedad privada llamada La Palma Capital S.A., cuyos activos fueron adquiridos por la Sociedad Promotora del Parque Científico y Tecnológico S.L.U., dándose la casualidad que, para esta nueva sociedad pública, es contratado en 2013 como  director de Políticas y Planificación y de otros departamentos, uno de los tres socios la de la Sociedad Promotora Parque Científico Tecnológico Isla Bonita S.L.U. (adquirida por el Cabildo) que, a su vez había tenido un contrato desde 2011 con La Palma Capital S.A.”, afirma. Dicho de otro modo, manifiesta Dailos González, “adquieren una sociedad privada sin que fuera necesario y contratan a uno de sus socios”. El propio informe, subraya, “también cuestiona la encomienda del Cabildo con dicha sociedad”. “La adquisición de la Sociedad Promotora Parque Científico Tecnológico Isla Bonita S.L.U.. por parte del Cabildo presenta muchas dudas, y da la impresión de que ésta no sólo no era necesaria, sino que además parece que su tramitación no fue del todo correcta, de modo que los resultados finales nada tiene que ver con el desarrollo tecnológico de la Isla”. 

También se señalaba en unos de esos informes, continua, que “no existe una vinculación jurídicamente demostrada entre la entidad matriz y la Sociedad Promotora, de manera que las actividades que realiza esta última no se fundamenta en actuaciones mandatadas por la Institución Insular o no se relacionan con servicios públicos a prestar bajo la figura de sociedad privada”.

En definitiva, concluye, “la Sociedad Promotora se convirtió en un mero sumidero de dinero sin resultados para el progreso de la Isla, pero quedan además muchísimas dudas en cuanto a su gestión que los responsables de la misma debieran aclarar”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha