eldiario.es

Menú

El Casco Histórico y la Academia Canarias firman un convenio para mejorar las ventas de los socios

Durante los meses de agosto y septiembre los empresarios recibirán formación personal y gratuita.

- PUBLICIDAD -
Nicolás Hernández y Heideh Taheri durante la firma del convenio.

Nicolás Hernández y Heideh Taheri durante la firma del convenio.

La Asociación de Empresarios Casco Histórico de Santa Cruz de La Palma y la Academia Canarias firman un convenio para conseguir que los asociados mejoren sus resultados de venta, informan en una nota de prensa. 

“Se trata de un proyecto novedoso basado en la identificación de las necesidades y debilidades de cada una de las empresas para a continuación poder mejorarlas y, en su caso, transformarlas en fortalezas y oportunidades”, explica la directora comercial de la Academia Canarias, Heideh Taheri. 

Por su parte, el presidente de la Asociación de Empresarios Casco Histórico de Santa Cruz de La Palma, Nicolás Hernández, indica que “un pilar fundamental a la hora de mejorar el servicio que prestamos a nuestros clientes es la continua formación de los empresarios, y por eso seguimos trabajando suscribiendo convenios como el ahora les presentamos”.  

Durante los meses de agosto y septiembre, personal de la Academia Canarias prestará este servicio de manera gratuita y personal a un grupo limitado de empresas asociadas al Casco Histórico. 

La Academia Canarias se instaló en La Palma en 1985 y desde entonces su principal objetivo ha sido “ofrecer una enseñanza de calidad a sus alumnos, con un profesorado titulado y experimentado, nuevas tecnologías, instalaciones amplias y modernas con aire acondicionado”, indican.

Desde 1992 están homologados por el Instituto Nacional de Empleo y desde 1995, tras el traspaso de competencias al Gobierno de Canarias, por el Servicio Canario de Empleo. Más de 30 años en la enseñanza avalan su compromiso con la formación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha