eldiario.es

El Comité de Empresa del Cabildo solicita “un cambio real” en la política de prevención y extinción de incendios

Apunta que  “dada la frecuencia e intensidad de los incendios forestales en La Palma, se plantea la necesidad de un cambio de modelo en la gestión del monte, en el que se tenga en cuenta a todos los actores implicados: vecinos, voluntarios, usuarios, cazadores, agricultores y ganaderos”.

- PUBLICIDAD -
En la imagen, tronco de un pino quemado el pasado mes de agosto. Foto: RAMÓN P. YELO/ÁNGEL PALOMARES

En la imagen de archivo, tronco de un pino quemado el pasado mes de agosto. Foto: RAMÓN P. YELO/ÁNGEL PALOMARES

El Comité de Empresa del Cabildo de La Palma,  en una nota de prensa, solicita “un cambio real en la política de prevención y extinción de incendios que se realiza desde el Cabildo” pues, subraya, “la integridad de la Isla y de su población está en juego”.  Subraya que “es en estos momentos, cuando se están discutiendo los presupuestos del Cabildo para el año que viene, cuando realmente se verá la voluntad de la Corporación de subsanar todas estas deficiencias”. 

En la nota señala que “el gran incendio forestal que arrasó La Palma este verano ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de la Isla y de las personas ante catástrofes como la ocurrida”. En este sentido, agradece “el esfuerzo de todos los trabajadores y trabajadores que se dejaron la piel durante las tareas dc extinción, dejándose incluso la vida en ello”. “Su labor”, subraya, “fue más allá de lo que es simplemente su obligación”.  Añade que “es ineludible hacer una reflexión posterior, que lo ocurrido sirva para replantearnos el futuro y aprender, extraer conclusiones y llevarlas a cabo sin dilación”. Desde este Comité, indica, “no podemos actuar como si no hubiera pasado nada”. 

Apunta que  “dada la frecuencia e intensidad de los incendios forestales en La Palma, se plantea la necesidad de un cambio de modelo en la gestión del monte, en el que se tenga en cuenta a todos los actores implicados: vecinos, voluntarios, usuarios, cazadores, agricultores y ganaderos”, así como “las administraciones implicadas, los ayuntamientos y el Cabildo, como responsable de las tareas de extinción”. 

Alega que “es el momento pues de que el Cabildo asuma sus competencias y responsabilidad al respecto y cambie su política de prevención y extinción de incendios, que desde las transferencias ha estado marcada por el desmantelamiento del Servicio de Medio Ambiente, tantas veces denunciado desde este Comité de Empresa”.

El Comité de Empresa pide que “se realice una política clara de prevención de incendios”. Al efecto solicita  “mantenimiento de las infraestructuras, realización de tratamientos silvícolas y concienciación y educación”.

Plantea “dotar al Servicio de Medio Ambiente” ya que, detalla, “es necesario más personal” pues “es evidente la falta personal a todos los niveles y las numerosas plazas vacantes y amortizadas”. Considera que, asimismo, “es necesaria la renovación de la flota de vehículos” ya que,  expone “es evidente” también  que “la mayor parte del parque móvil del servicio no está, debido a su antigüedad y su uso, para trabajar en emergencias” y “son muchas veces un peligro en sí para e1 personal”. 

Solicitan igualmente “formación y prácticas continuas”. Asevera que “este aspecto, de gran importancia, ha sido olvidado”. 

Asimismo,  continúa, “hay que dejar al poco personal con el que cuenta el Servicio trabajar en lo que realmente son sus tareas, prevención y extinción de incendios forestales, y no derivarlos a tareas como la limpieza de plazas para festividades varias de los ayuntamientos y otras, cuando el trabajo para el que realmente están contratados está sin hacer”.

Pide igualmente  “equipos de protección individual”  toda vez que, argumenta, “es obvio que hay que entregar con regularidad este tipo de dotaciones, además de herramientas y medios para poder desarrollar sus funciones con dignidad”

Solicita también “comunicaciones que funcionen”, así como “revisar el seguro de accidente, que esté en consonancia con las tareas realizadas” para  que “el dolor por la pérdida de un familiar no se vea incrementado por la incertidumbre económica”. 

Plantea que la “aptitudes médicas específicas  se realicen en tiempo y forma y que determinen de manera precisa si un trabajador esté en condiciones de soportar el intenso trabajo que supone estar en primera línea de fuego”. Reclama  asimismo “asistencia psicológica y jurídica para los trabajadores que los necesiten”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha