eldiario.es

Menú

Estudios arqueológicos confirman que los benahoaritas poseían rebaños mixtos de cabras y ovejas

También han constado que los cochinos eran los principales suministradores de carne de los primeros pobladores de la Isla ya que este alimento “se podía conservar durante largos periodos de tiempo mediante el secado, el ahumado y el salado”.

- PUBLICIDAD -
Cabras en una cueva de habitación benahoarita en Barranco Hondo (Villa de Mazo). Foto: Jorge Pais.

Cabras en una cueva de habitación benahoarita en Barranco Hondo (Villa de Mazo). Foto: Jorge Pais.

Los restos óseos que aparecen en los yacimientos de El Tendal, en el municipio de San Andrés y Sauces, y El Tributo, en el término de El Paso, “confirman que los benahoaritas poseían rebaños mixtos de cabras y ovejas en una proporción que rondaba el 50% de cada una de las especies”, señala el doctor en Arqueología y jefe de la Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo, Felipe Jorge Pais Pais, en un artículo publicado en el último número de la revista Agropalca.

Destaca que, “sin duda, los animales más apreciados por los aborígenes serían las cabras, puesto que se trata de la especie mejor adaptada para desenvolverse en una orografía y vegetación tan escabrosa e intrincada como la de la antigua Benahoare”. Además, indica, “eran el principal suministrador de uno de sus alimentos fundamentales: la leche, que se consumía sola, mezclada con otras viandas o transformada en cuajada y queso”.

Explica asimismo que “las ovejas de los benahoaritas eran similares a las denominadas pelibuey, rasas o de pelo”. Los estudios “zooarqueológicos confirman que, efectivamente, eran animales muy robustos y de gran tamaño, por lo que serían más apreciadas por su carne que por su leche”.

Pais también apunta que los primeros pobladores de La Palma “contaban con cochinos que eran los principales suministradores de carne”. Añade que “este alimento se podía conservar durante largos periodos de tiempo mediante el secado al sol, el ahumado y el salado”. Detalla que “estos animales se criaban en un régimen de semilibertad, formando parte de las manadas de cabras y ovejas, o bien recluidos en corrales y cavidades naturales próximas a los lugares de habitación permanente”.

“Todos los investigadores”, expone, “coinciden en que la raza prehispánica son los denominados cochinos negros”. Respecto a su procedencia subraya que, “aún hoy, siguen existiendo discusiones sobre su origen más remoto: sudeste asiático, el área mediterránea europea o el continente africano de donde, evidentemente, los trajeron los primeros aborígenes que arribaron a Benahoare”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha