eldiario.es

Menú

Madres que dan la teta y crían en brazos

La treintena de mujeres que integran el Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna Acerina impulsan en la Isla la crianza natural de los hijos.

- PUBLICIDAD -
Madres del Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna 'Acerina', Foto: YAIZA CASTILLO.

Madres del Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna 'Acerina', Foto: YAIZA CASTILLO.

Han tenido que “derribar mitos” y taparse los oídos para evitar los comentarios de las personas que no les apoyan, pero ellas se han hecho fuertes y han seguido adelante con una práctica que consideran que es "lo mejor" para sus hijos: la lactancia materna y la crianza en brazos. Más de una treintena de mujeres de La Palma forman parte del Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna Acerina y desarrollan en la Isla actividades formativas y de ocio en torno a la crianza natural. 

“Se supone que la lactancia materna es lo mejor que le puedes ofrecer a tus niños, y si es lo mejor, hay que dárselo”, ha señalado Virginia a La Palma Ahora, miembro del colectivo Acerina y madre de dos varones. “Para tener una lactancia exitosa y que sea prolongada debes estar muy bien informada, taparte los oídos y no escuchar lo que te dice mucha gente que no te apoya, tienes que tener ganas y confiar en ti”, subraya. Reconoce que la incorporación de la mujer al mundo laboral dificulta el amamantamiento. En este sentido apunta que “la lactancia requiere más tiempo y dedicación, pero si hay ganas se puede, y si las madres tienen algún problema que contacten con el grupo de apoyo que nosotros le echamos una manita”, dice. 

La lecha materna, según los expertos, es el mejor alimento infantil que existe, el más equilibrado y el que contiene todos los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo del recién nacido. Además, también se considera un beneficio para el sistema inmunológico y la salud a largo plazo del bebé. Pero las madres que dan el pecho también “salen ganando” porque se ha demostrado que registran una menor incidencia de determinadas enfermedades. “Le he dado el pecho a mis dos hijos porque considero que es lo mejor, que todas las mujeres estamos preparadas para ello naturalmente, aunque respeto a las madres que no quieren amamantar, entiendo que es un sacrificio en muchos sentidos pero para mí es lo mejor; mis hijos casi no enferman, han crecido a la par que otros, incluso son más altos”, afirma Liane, madre de un niño de nueve años y de una niña de 30 meses. “Siempre me decían que la leche de vaca era mejor para el calcio de los huesos, o que yo me iba a descalcificar y todos esos mitos; he decidido lo mejor para los dos, el niño se destetó solo cuando empezó con la alimentación complementaria, pero con la niña hemos establecido una lactancia más prolongada porque ella así lo ha decidido y yo estoy a favor del destete respetuoso, no quiero obligarla a dejar el pecho ni causarle ningún trauma, tiene un carácter diferente a su hermano y necesita un poquito más de apego, ese consuelo, ya toma pocas veces al día, pero cuando lo hace es porque lo necesita para dormir o relajarse, y ese momentito es sagrado, es nuestro y no lo cambio por nada”, asegura Liane, quien, no obstante, cree que en este tema “la mujer debe decidir libremente, no sentirse forzada, y los demás debemos entender cualquier situación que sufra de dolor o de otras circunstancias”. 

Zulymar tiene una niña de 4 años y un niño de dos mes, y actualmente amamanta a los dos. “Cuando estaba embarazada de la niña me recomendaron un libro del pediatra Carlos González, lo leí por curiosidad y me quedé tan fascinada con el  tema que intenté darle a mi hija el pecho”, cuenta. “Seguí investigando y vi que todo eran beneficios, no hay nada negativo en la lactancia, aunque los inicios fueron complicados, sobre todo cuando estaba en el Hospital, yo echaba en falta alguien que me pudiera orientar un poco”, añade. “Empecé con la niña y empaté con el niño, y ahora le doy a los dos”, señala. “Derribé todos los mitos sobre los aspectos negativos de la lactancia, porque me decían que no le diera el pecho a la niña cuando estaba embarazada porque se me adelantaba el parto y a mí se me atrasó”. 

Las mujeres de La Palma que defienden la lactancia materna y la crianza en brazos se han unido en el Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna Acerina, el único que existe en la Isla, y se ayudan unas a otras con visitas a domicilio y al hospital o con atención telefónica. 

Este jueves, a partir de las 17:00 horas, en la Plaza de las Madres de Breña Baja, celebrarán una actividad, en colaboración con el Ayuntamiento, en el marco de la Semana Europea de la Lactancia Materna y la Semana Internacional de la Crianza en Brazos. 

Las madres interesadas en contactar con el grupo pueden hacerlo a través de cuatro de sus miembros: Silvia (619 332 398), Virginia (649 691 550), Liane (659 076 509) y Zulymar (649 999 747).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha