eldiario.es

Menú

ENTREVISTA

Moisés Morera: “Canarias debería mirar más a Marruecos”

El diplomático palmero, actual cónsul de España en Casablanca, impartirá una conferencia este viernes en Santa Cruz  de La Palma sobre las relaciones Canarias-Marruecos.

"He descubierto con sorpresa que muchos en las islas -aparte de los prejuicios- tienen una imagen distorsionada y nada actualizada de nuestro principal vecino", asegura.

- PUBLICIDAD -
Moisés Morera es en la actualidad cónsul de España en Casablanca.

Moisés Morera es en la actualidad cónsul de España en Casablanca.

Moisés Morera Martín (Santa Cruz de La Palma, 1975) es desde hace 10 años diplomático de carrera. Ha estado destinado en El Salvador, Sudán del Sur y Venezuela. En actualidad, es cónsul de España en Casablanca. Morera muestra gran entusiasmo y pasión cuando habla de La Palma y de Canarias, a las que considera como parte de sus “motores vitales”. El próximo viernes, 6 de octubre, a las 19:45 horas, en la capilla de la Orden Franciscana Seglar de la Plaza de San Francisco, en Santa Cruz de La Palma, impartirá una ponencia con el título  Marruecos: ¿oportunidad o amenaza para Canarias?. Ha compartido con La Palma Ahora algunas impresiones tras más de un año trabajando en Marruecos.

-¿Cómo se vive en Casablanca?

-Casablanca es una ciudad apasionante, muy rápida y un tanto caótica. Es una gran urbe, cosmopolita y a caballo entre la tradición y la modernidad. Me encanta que esté al lado del mar, pues prácticamente todo el día lo podemos ver. Tiene mucha vida. Muchas terrazas, restaurantes y centros comerciales. Para mí ha sido un verdadero descubrimiento. Casablanca es un importantísimo centro económico, financiero, comercial y de servicios profesionales de todo tipo. Es la sede regional de más de 120 multinacionales que desde allí se dirigen a todo el continente y donde se localiza casi el 40% de los establecimientos industriales del país. Es la tercera ciudad más atractiva para la inversión en África y Oriente Medio, sólo superada por Dubai y Johannesburgo. Con estos datos se puede imaginar el ritmo de la ciudad.

-¿Qué es lo que más le gusta de Marruecos?

-Sería difícil contestarle pues el país ofrece mucho. Es precioso para viajar, tiene una bella arquitectura, se come bien, la gente es agradable. Pero le reconozco que de todos los temas posibles, a mí lo que más me está atrayendo de Marruecos es, por un lado, su historia, y por otro lado, su futuro. Marruecos tiene una historia fascinante, milenaria, legendaria. Me encanta leer de las diferentes épocas. Es un país con 1.200 años de historia por donde han pasado grandes culturas como los romanos, los omeyas, los almoravides, los almohades, o los alauitas, la actual dinastía real marroquí. Es un país que sufrió sucesivas intervenciones europeas por parte de Portugal, España, Gran Bretaña y al fin, Francia en la época abiertamente colonial. Su siglo XX es interesantísimo. Una historia increíble. Y tiene un futuro prometedor. A pesar de todos los problemas y retos a los que se enfrenta, el dinamismo de su economía -crecerá este año en torno al 4,8%-, su postura de país emergente, cercano a Europa, puerta de África y que evoluciona al ritmo de grandes proyectos estructurales, seduce cada vez más. Creo que Canarias podría aprovechar las sinergias y también ofrecer a Marruecos nuestro enorme potencial y valores agregados, que son muchos.

-Marruecos, a pesar de estar tan cerca, sigue resultándonos muy lejano a los canarios, lo seguimos viendo como un país extraño, casi de leyenda.

-Comparto totalmente con usted esa apreciación. Marruecos es una paradoja de la geografía: ¡Tan cerca y tan lejos! Me atrevo a decir que tanto en Canarias como en el resto de España existen aún muchos prejuicios con Marruecos, mucho desconocimiento mutuo, aunque pienso que ellos nos conocen mucho mejor a nosotros y están más interesados en España que a la inversa. Las veces que he estado en Canarias estos últimos  meses, he descubierto con sorpresa que muchos en las islas –aparte de los prejuicios- tienen una imagen distorsionada y nada actualizada de nuestro principal vecino. Por el contrario, los que ya han disfrutado unos días en Marruecos, gracias a los vuelos de Binter o la RAM, regresan hablando maravillas de sus infraestructuras, de su modernidad, de cómo mantienen el patrimonio. Marruecos se ha transformado en una década. Y esto es importante para Canarias. Creo que Canarias debería mirar mucho más a Marruecos. Hay muchas oportunidades comerciales, turísticas, de inversión, para diversificar e internacionalizar nuestra economía, en torno a lo que llamamos la tricontinentalidad. De esto hablaré en mi conferencia del viernes, a la que me ha invitado la Orden Franciscana Seglar de Santa Cruz de La Palma.

-¿Cuál es el estado de las relaciones entre España y Marruecos en la actualidad?

-He tenido la suerte de llegar a Marruecos en un momento en el que la excelente relación política y comercial entre España y Marruecos no tiene precedentes y de que somos -por cuarto año consecutivo- el principal socio comercial de nuestro vecino del sur. Marruecos es un aliado estratégico para España. Existe una fuerte voluntad política para reforzar aún más las excepcionales relaciones en los diferentes ámbitos. Atrás han quedado grandes crisis que nos han ayudado a comprendernos mejor. Sin ninguna duda, en esta relación de vecindad tan estrecha e interdependiente, surgirán nuevas dificultades y obstáculos, pero el convencimiento de ambos países es el de ganar juntos el futuro en base a la complementariedad. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha