eldiario.es

Menú

Plantean que el conejo y la paloma bravía se pueda cazar del 2 de agosto al 6 de diciembre

El Consejo Insular de Caza acuerda las propuestas que se trasladarán desde La Palma a la Orden que regula la actividad cinegética en Canarias.

En caza mayor, respecto al arruí se acordó proponer que la temporada se inicie el 4 de julio y que no vaya más allá del 5 de diciembre.

- PUBLICIDAD -
En la imagen, reunión del Consejo Insular de Caza.

En la imagen, reunión del Consejo Insular de Caza. Foto: Carlos Aciego de Mendoza.

El Consejo Insular de Caza de La Palma se ha reunido para acordar la propuesta que desde el Cabildo se elevará al Consejo de Caza de Canarias, que se celebrará el próximo 18 de junio, y que será el órgano que proponga la Orden de Caza de Canarias del año 2015 al consejero de Sostenibilidad del gobierno autonómico, señala la primera Corporación palmera en un comunicado.

La consejera de Medio Ambiente, Nieves Rosa Arroyo, explica que la propuesta aprobada en el Consejo Insular fue la de autorizar la caza del conejo, la perdiz moruna, la paloma bravía, los animales asilvestrados y la codorniz común, esta última exclusivamente para competiciones federadas de caza. En cuanto al período para la caza menor, se propone respecto al conejo y la paloma bravía que la temporada comience el 2 de agosto y concluya el 6 de diciembre; para la caza de la perdiz moruna se propone entre el 18 de septiembre y el 8 de noviembre. En caza mayor, respecto al arruí se acordó proponer que la temporada se inicie el 4 de julio y que no vaya más allá del 5 de diciembre.

La reunión del Consejo Insular de Caza, en su condición de órgano asesor del Cabildo de La Palma en esta materia, se desarrolló con un amplio debate de los asuntos incluidos en la convocatoria referidos a la próxima temporada de caza: zonas de adiestramiento de perros, períodos, especies cinegéticas y condiciones para la caza menor, así como la propuesta para regular la práctica de la caza mayor en la Isla. También se valoró la situación actual y la problemática de la actividad de caza en la Isla.

Según ha informado la consejera de Medio Ambiente, Nieves Rosa Arroyo, que presidió la sesión, al Consejo Insular de Caza asistieron, por primera vez, representantes de asociaciones de defensa de la naturaleza, así como del colectivo de cazadores, de la Federación Insular de Caza, de asociaciones agrícolas y ganaderas, el director insular de la Administración General del Estado, el director conservador del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente y técnicos de los Servicios de Agricultura y de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma.

Arroyo manifestó su agradecimiento por su activa participación a todos los asistentes y expresó su deseo de que el futuro consejero insular de Medio Ambiente continué el trabajo iniciado para la defensa de la rica biodiversidad de La Palma, conciliando la práctica de la caza con otras actividades y usos en el medio natural como la agricultura, la ganadería o el senderismo. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha