eldiario.es

Menú

La Plataforma por un Nuevo Modelo afirma que “la mejor política energética pasa por el ahorro y la eficiencia”

La Px1NME ha concluido en la Casa Salazar de San Cruz de La Palma la Ruta por la soberanía energética que comenzó hace aproximadamente un año en Los Sauces.

- PUBLICIDAD -
De izquierda a derecha, Sergio Matos, alcalde de Santa Cruz de La Palma; Anselmo Pestana, presidente del Cabildo de La Palma, y Vicente Ramos y Antonio Cabrera, miembros de la PX1NME, en la mesa redonda celebrada en la Casa Salazar.

De izquierda a derecha, Sergio Matos, alcalde de Santa Cruz de La Palma; Anselmo Pestana, presidente del Cabildo de La Palma, y Vicente Ramos y Antonio Cabrera, miembros de la PX1NME, en el acto celebrado en la Casa Salazar. Foto: PX1NME.

La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético (Px1NME) culminó el pasado 1 de diciembre la Ruta por la soberanía energética en la Casa Salazar de San Cruz de La Palma que comenzó hace aproximadamente un año en Los Sauces, señala en un comunicado. Asistieron e intervinieron en  dicho acto el presidente del Cabildo, Anselmo Pestana; el alcalde de la capital de la Isla, Sergio Matos, y, como miembros de la PX1NME, Antonio Cabrera y Vicente Ramos.  Para la Px1NME, “la mejor política energética pasa por el ahorro y la eficiencia". 

Antonio Cabrera hizo una exposición pormenorizada del trabajo hecho hasta ahora por la Plataforma, y también de los retos que “tenemos por asumir ante el futuro”.

Público asistente a la mesa redonda celebrada en la Casa Salazar de Santa Cruz de La Palma. Foto: PX1NME.

Público asistente a la mesa redonda celebrada en la Casa Salazar de Santa Cruz de La Palma.

Durante un año,  indican los representantes de la PX1NME en la nota, “hemos mantenido encuentros personales con los alcaldes de los 14 municipios de la Isla, y mesas redondas comarcales con el fin dar a conocer nuestro proyecto, y de recibir sugerencias de los ciudadanos para llegar a un consenso plural que nos permita planificar el cambio de modelo energético insular, que se ha de plasmar en forma de moción debatida y aprobada por los 14 ayuntamientos de la Isla y el Cabildo”.

Durante su intervención, Antonio Cabrera, se apunta en la nota, “quiso tener en cuenta aquellos aspectos de la historia de la electricidad en La Palma que son referentes para el nuevo modelo energético que queremos construir:  El Electrón y Riegos y Fuerzas de la Palma del Cabildo, símbolos de la soberanía energética de la Isla. Ahora, son las  tecnologías renovables las que nos permiten aprovechar los recursos energéticos que tenemos si contamos con la voluntad política y ciudadana necesaria para poner en marcha la transición energética de la Isla”. 

“Con el fin de conseguir dicho objetivo”, prosiguió Antonio Cabrera, “lo más sensato es hacer una paralización cautelar de las infraestructuras pendientes de ejecución, y adaptarlas, dentro del conjunto del sistema eléctrico insular, al nuevo modelo energético con el fin de resolver el viejo problema de las deficiencias de la red por Fuencaliente y poder evacuar las energías  limpias de una de las zonas de mayor potencial eólico de La Palma y cerrar el circuito con el Valle desde el sur, para aprovechar también el potencial fotovoltaico de El Remo y Charco Verde”.

En el mismo contexto, “afrontar la puesta en funcionamiento del Salto del Mulato, siempre como hidráulica fluyente, al ampliar la cota del Salto hasta los Nacientes de Marcos y Corderos y una gestión desde el Consejo Insular de Aguas junto con la Comunidad de Regantes y el Ayuntamiento de San Andrés y Sauces”.

Y, por otro lado, puntualizó Antonio Cabrera, “priorizar en la política energética insular las infraestructuras que aportan más estabilidad al sistema, como son la geotermia, hidráulica fluyente reversible, solar termoeléctrica e hidrógeno, entre otras”.

Para la Px1NME, “la mejor política energética pasa por el ahorro y la eficiencia, que constituyen el pilar fundamental de la transición, porque ahorran los usuarios al ser más eficientes los aparatos electrodomésticos y las edificaciones”. De esta manera, se subraya en la nota, “los kilovatios ahorrados no pasarían por el sistema eléctrico, no se quemaría petróleo, no se emitirían gases efecto  invernadero en la Central de Los Guinchos, no habrían pérdidas de transporte y, sobre todo, reducirían la factura eléctrica. Desde la generación distribuida, cuya principal tecnología es la fotovoltaica de ámbito doméstico, los usuarios van siendo dueños de la energía que necesitan”. 

También indica que “cuando las islas son uno de los espacios geográficos más amenazados por el cambio climático, no podemos permanecer impasibles ante uno de los problemas más graves que tiene hoy el planeta. Los gases efecto invernadero derivados de la actividad industrial y el transporte afectan gravemente a la salud de las personas y a los ecosistemas. Sin embargo, la política climática de España es de la peores de Europa; mientras en el año 2015 los países de nuestro entorno estabilizaban las emisiones, aumentaban en España. Al Gobierno canario tampoco parece importarle mucho el problema, porque en el año 2012 suprimió la Agencia canaria de desarrollo sostenible y cambio climático”.

“Ante este panorama”, apunta, “el cambio de modelo energético en la Isla y en Canarias, además de la electricidad, tiene que incluir también la sustitución de los combustibles fósiles del transporte por renovables”.

En torno al marco de cambio de modelo energético, continuó Antonio Cabrera, “se van  a generar  nuevos modelos de negocios que reactivan y dinamizan la economía en la Isla, porque desde los ayuntamientos que son los que tienen competencias en planificación urbana y edificación, y de acuerdo con las directivas europeas de renovables y eficiencia, todos los edificios públicos nuevos a partir de 2018 deben cumplir el requisito de consumo energético casi nulo y, en especial, a partir de 2020, todas las nuevas edificaciones”. 

Para la PX1NME “hay que frenar la descapitalización de la Isla, porque además de tener que pagar un recibo de luz muy caro, cada año se van de la Isla 90 millones de euros, que recibe la multinacional italiana Enel. Para salir de esta situación, tenemos que ser más autosuficientes a través de la generación distribuida de renovables el ahorro y la eficiencia. Así tendremos un recibo de la luz más barato y estaremos contribuyendo a que los recursos económicos que se generen en la Isla se queden en ella, para evitar la descapitalización que estamos sufriendo”. 

Sostiene que “necesitamos un Consejo Insular de la Energía con los correspondientes recursos económicos y técnicos para el proceso de transición energética, desarrollando un plan para una nueva cultura energética cuyo objetivo es llevar a los ayuntamientos las iniciativas de ahorro, eficiencia, renovables, autoconsumo y movilidad sostenible”.

Según Antonio Cabrera, “las administraciones locales palmeras deben asumir ahora un protagonismo que no han tenido; cada ayuntamiento es clave para llevar a cabo campañas de información y asesoramiento a los vecinos, centros educativos y comercios y pequeñas empresas para que vayan tomando decisiones sobre la la gestión de la energía”.

Para la PX1NME “es el empoderamiento local y ciudadano lo que se necesita para que la energía sea un factor de sostenibilidad en la Reserva de la Biosfera de La Palma”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha