eldiario.es

Menú

Yaiza Castillo: la fotógrafa de los bebés palmeros

Es la única profesional de la Isla que se dedica a la fotografía Newborn, un mundo en el que los protagonistas son recién nacidos de menos de 15 días.

- PUBLICIDAD -
Yaiza Castillo fotografiando un bebé en su estudio.

Yaiza Castillo fotografiando un bebé en su estudio.

Yaiza Castillo es la fotógrafa de los bebés palmeros. Es la única profesional de la Isla que se dedica a la fotografía Newborn, un mundo fotográfico en el que los protagonistas son tiernas criaturas de menos de 15 días de vida que posan dormidos plácidamente en un espacio ambientado. “Desde que llegan al estudio, los padres me entregan el bebé con toda la confianza, no he visto a ninguno preocupado, y yo me encargo del resto, de dormirlo, de colocarlo en las diferentes posturas y de hacerle las fotografías”, ha explicado a La Palma Ahora. “A mí es que desde pequeña se me dan los niños, los cojo, los manejo los muevo, los fotografío…”. 

La fotografía Newborn requiere amplios conocimientos en esta especialidad. “No es solo el trabajo fotográfico, tú tienes que saber manejar el bebé porque es algo muy delicado, no puedes colocarlo en posiciones que le hagan daño, por eso las fotos se hacen dentro de los primeros 15 días, porque aún conservan la postura fetal, el cuerpo es flexible y puedes jugar con él”, detalla Yaiza, que tiene su estudio en la calle Cruz Roja de Santa Cruz de La Palma. “Además, los bebés con 15 días están durmiendo todo el día, después ya duermen menos porque a partir del día 16 empiezan los cólicos, están incómodos, lloran más, no se duermen ni se relajan y les sale acné en la carita”, dice. “Lo ideal para mí es hacer las fotos con 11 días, es mi número, con él siempre tengo suerte”, asegura esta profesional que se ha formado en Newborn en Madrid, Gran Canaria, Tenerife y Barcelona. 

A Yaiza Castillo le apasiona la fotografía familiar.

A Yaiza Castillo le apasiona la fotografía familiar.

La fotografía de recién nacidos requiere también tiempo y paciencia. “A veces estoy hasta cinco horas con un bebé porque tengo que dormirlo, y si se despierta durante los cambios de postura hay que dormirlo otra vez, y después le toca teta, y después se hace pis o caca… pero estoy muy contenta, este es mi mundo, lo que me llena y lo que me gusta, me encanta los niños, hago otro tipo de fotos, pero lo que realmente me apasiona son los niños, las barriguitas, la familia, fotos sentimentales”, confiesa, y añade: “Tengo mucha conexión con los niños desde pequeña, y ahora me viene muy bien para esta profesión, que, por otra parte, exige mucha responsabilidad, porque los padres me entregan el bebé en mis brazos y depositan su confianza en mí”. 

En este tipo de fotografía todo tiene que estar bajo control. “Yo les envío a los padres una serie de instrucciones en las que les indico qué tiene que comer la mamá el día anterior para que no le den cólicos al bebé o en qué momento deben bañarlo antes de venir al estudio”, comenta. “Las sesiones se reservan desde el embarazo porque tengo mucha demanda y la foto hay que hacerla ante de los 15 días”. Los recién nacidos son fotografiados por Yaiza en posados especiales “sin flash, con luz natural”. 

La moda de la fotografía Newborn nació en Estados Unidos hace un lustro y se ha extendido por todo el mundo. En La Palma tiene mucha demanda. “Estoy a tope de trabajo y tengo ya muchas reservas para 2018”, afirma Yaiza, una fotógrafa “muy emocional” que descubrió el mundo de la fotografía “cuando tenía 14 años y se me fueron seres queridos con los que no tenía fotografías”. “Entonces le pedí a mis padres una cámara y comencé a fotografiar a mi familia, pero sin conocimientos, solo quería tener un recuerdo con ellos para siempre, era una cuestión sentimental”, subraya. “A mí es que me encanta la fotografía de familia, capturar recuerdos; de hecho, el lema de mi estudio es Recuerdos para siempre”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha