eldiario.es

Menú

Un palmero recorre en moto 15 países en 80 días

El motero José Ángel Pais, imitando la aventura del libro de Julio Verne, aunque sobre un vehículo de dos ruedas, se ha convertido en el primer canario en atravesar la circunvalación de la tierra en este tiempo y sin escalas. Durante casi tres meses ha tenido que cambiar la hora de su reloj prácticamente a diario.

- PUBLICIDAD -
José Ángel Pais en la entrada del Kluane Country, en Canadá.

José Ángel Pais en la entrada del Kluane Country, en Canadá.

Sus “tres grandes pasiones” son el mar, las motos y viajar. “Sin ellas difícilmente podría tener ilusiones en la vida”, ha asegurado a LA PALMA AHORA el motociclista palmero José Ángel Pais, que acaba de regresar a la Isla después de haber recorrido en su moto ‘Jimena’ 15 países en 80 días. Cuando este profesor descubrió que podía combinar dos de sus pasiones –viajar y las motos- “subí la moto a un avión, la envié a Argentina y allí comenzó mi primer gran viaje desde el sur del continente americano hasta Alaska, un recorrido de 49.730 kilómetros”, recuerda.

José Ángel ha cumplido su objetivo de comprobar que “la tierra es realmente redonda”, y para constatar este extremo siguió los pasos del libro de Julio Verne ‘La vuelta al mundo en 80 días’, pero “en lugar de hacerlo en globo lo he hecho en moto”, precisa.

José Ángel Pais sobre su moto 'Jimena' en un paisaje de Alaska.

José Ángel Pais sobre su moto 'Jimena' en un paisaje de Alaska.

La aventura de 80 días por miles de carreteras del planeta comenzó en Madrid el pasado16 de julio y aún no ha terminado. “El 17 de octubre envié la moto desde Miami y como tardará unas cinco semanas en llegar a Barcelona, pues me vine a Canarias a trabajar. Luego terminaré la última etapa que será volver al kilómetro cero en la puerta de Sol” de la capital de España, explica.

José Ángel Pais partió de Madrid rumbo a Europa y cruzó Francia, Bélgica, Holanda, Alemania, Polonia, Lituania, Letonia y Estonia. Después enfiló hacia Rusia, “el país más grande del mundo, que tardé un mes en atravesarlo”, dice. De Vladivostok, el puerto ruso más importante del pacífico, se dirigió a Corea del Sur y después viajó a Los Ángeles, punto desde el que inició la subida por la costa pacífica de los Estados Unidos, cruzando Canadá hasta llegar a Alaska, y de aquí volvió a bajar directo a Miami visitando ciudades como Vancouver, Seattle, Portland, Sacramento, San Francisco, Las Vegas, Tucson, San Antonio de Texas, Houston u Orlando. “El viaje ha sido un constante cambio de latitudes y longitudes, además de husos horarios; casi cada día al terminar la jornada había que corregir la hora”, detalla.

Este viajero, que presume de La Palma por el mundo, iba ligero de equipaje. Su moto ‘Jimena’ solo portaba tres maletas de reducidas dimensiones: una con repuestos y herramientas y dos con ropa.

La vuelta al mundo en moto en 80 días ha contado con el apoyo de algunos patrocinadores, sin los cuales, asegura, “hubiera sido imposible hacer el viaje”. Han colaborado en esta aventura Revit, Shark Helmets, Naviera Armas, Aurtorrepuestos Fierro, Hoteles Trip, Stop Pinchazos, Racing Zone y Rótulos Nolo, además del Cabildo de La Palma y el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane.

José Ángel posa en Corea del Sur junto a un surtido de platos.

José Ángel posa en Corea del Sur junto a un surtido de platos.

En el viaje José Ángel tuvo “muchísimas dificultades” porque es un recorrido “extremadamente complicado”. “Las carreteras en Rusia son pésimas y su manera de conducir, terrible; ya en Vladivostok estuve bloqueado 11 días por problemas con la documentación; Corea tiene normativas extrañas para nosotros como que las motos no pueden ir por autopistas, y en Alaska me cogió el otoño con lo que el frío y la nieve me estaban amenazando todo el tiempo; luego en Texas sufrí una tormenta producida por tornados que me tuvo parado cuatro días. Un largo etcétera de problemas pero un larguísimo etcétera de buenos momentos”, afirma.

El mejor momento, confiesa, fue “cuando llegué al cartel de ‘Welcome to Alaska’, meta que se la había dedicado a mi padre”, y  el peor, “cuando me bloquearon la salida en Rusia y tuve que esperar documentos desde España, lo que retrasó el viaje casi dos semanas”.

José Ángel padeció cambios extremos de temperatura, desde los 48 grados en los desiertos de Estados Unidos hasta los -4 grados de Alaska, y condujo, muchas jornadas, más de 12 horas diarias.

Este motero había recorrido ya varios países europeos, la totalidad del continente americano y parte de África, pero ahora “tocaba algo más grande, una nueva meta, por eso decidí dar la vuelta al planeta”, indica. A lomos de ‘Jimena’ ha visitado 52 países si bien reconoce que “me faltan muchos más porque la tierra tiene 196 ¿tendré vida suficiente para verlos todos?”, se cuestiona.

En la imagen, el motero José Ángel en la Plaza Roja de Moscú.

En la imagen, el motero José Ángel en la Plaza Roja de Moscú.

En cada viaje José Ángel adquiere “nuevas experiencias, y con cada experiencia cambia tu vida; imagínate casi tres meses teniendo día a día nuevas experiencias ¿puedes imaginar cuánto ha cambiado mi vida?”, pregunta a esta redactora.

Desde pequeño, José Ángel ha sido “una persona de retos”. “Es posible que los retos son los que mueven mi vida; siempre tengo retos en mente y metas por conseguir”, admite. Ya está pensando en una nueva aventura con ‘Jimena’, pero no quiere hacerla pública porque “soy de los que piensa que si lo cuento no se cumplirá. Sólo te daré una pista: me falta un continente por recorrer...”. Es fácil adivinarlo: Oceanía.

En su web  www.vuelta-al-mundo-en-moto.blogspot.com José Ángel relata su periplo por el mundo a lomos de ‘Jimena’.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha