eldiario.es

“Las personas con discapacidad intelectual tienen derecho a una sexualidad plena”

Moisés Oliva, diplomado en Trabajo Social y miembro de la federación autonómica Plena Inclusión Canarias, impartirá este viernes un taller en Breña Alta en el que tratará de eliminar prejuicios sobre la sexualidad en el ámbito de la discapacidad.

- PUBLICIDAD -
Moisés Oliva es trabajador social y miembro de Plena Inclusión Canaria.

Moisés Oliva es trabajador social y miembro de Plena Inclusión Canaria.

“Si como profesionales trabajamos y defendemos la autodeterminación, los derechos o la calidad de vida, ¿por qué cuesta tanto abordar la sexualidad y su diversidad”, se pregunta Moisés Oliva, diplomado en Trabajo Social y miembro de la fundación autonómica Plena Inclusión Canarias, que este viernes impartirá un taller en el Museo del Puro de Breña Alta en el que tratará de “desmitificar todas las ideas y prejuicios que sobre la sexualidad hay en el ámbito de la discapacidad”, ha señalado en una entrevista con La Palma Ahora

Plena Inclusión Canarias es una federación de ámbito regional que presta atención a personas con discapacidad intelectual y sus familias. Moisés Oliva impartirá un taller en horario de mañana dirigido al colectivo de discapacitados y otro por la tarde destinado a profesionales. “La sexualidad en las personas con discapacidad intelectual es un aspecto que suele quedar relegado, tiene muchos mitos, muchas falsas ideas que consideran a las personas con discapacidad asexuadas, ángeles o niños y niñas eternos”. “En el taller trabajaremos con ellos su derecho a tener una sexualidad plena y libre”, añade. 

Por otro lado, resalta Oliva, “hay que tener en cuenta la diversidad que hay dentro de esa sexualidad, porque todas las personas no tenemos por qué ser heterosexuales y sentirnos según con los genitales que nacemos, hay diversas formas de sentir, de amar, de atraerse; abordaremos ese derecho a una sexualidad plena y diversa”. 

El trabajo con los profesionales “irá encaminado a reforzar un cambio de mirada, una nueva visión hacia la sexualidad de las personas con discapacidad intelectual, a tomar conciencia de que los profesionales somos quienes deben prestar apoyo a estas personas”. “Un aspecto muy importante que deben tener en cuenta a la hora de trabajar con este colectivo es su sexualidad y la diversidad dentro de la sexualidad, apoyar a las familias para que puedan vivir la sexualidad de sus hijos de una forma natural, con la información y las herramientas necesarias”. 

Oliva insiste en que “hay muchos prejuicios, muchas ideas falsas, y lo más grave es considerarlos personas eternamente angelicales, niños y niñas; hay padres o profesionales que hablan del niño o la niña cuando se refieren a hombres y mujeres de 50 años”. “Este lenguaje, estas ideas, estos mitos, hacen que la sexualidad siempre haya quedado en un segundo plano a la hora de trabajar y abordar esta dimensión de la vida de las personas con discapacidad”, apunta. 

La sexualidad, en opinión de este experto, es “fundamental, es una dimensión más que se debe de abordar no solo cuando surjan problemas o conflictos sino también para generar bienestar, para prevenir y para fomentar una verdadera calidad de vida”. “Es un trabajo muy necesario, y es importante tener en cuenta que no se trata de favores que estamos haciendo a las personas con discapacidad sino de derechos que están reconocidos y los profesionales, la familia y la sociedad en general tenemos la obligación de garantizarle calidad de vida, bienestar y sus derechos”, concluya. 

Moisés Oliva ha agradecido a Alicia Pérez Bravo, jefa de la Unidad Insular para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que haya contado con Plena Inclusión Canarias para la celebración de este taller en el Museo del Puro de Breña Alta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha