eldiario.es

Menú

La ruta de Cruces y Tapas fusiona gastronomía y tradición por sexto año consecutivo

En esta edición participan un total de 33 de establecimientos de hostelería y restauración de Santa Cruz de La Palma, Breña Alta, Breña Baja y Villa de Mazo.

- PUBLICIDAD -
Presentación, este miércoles, de la Ruta de Tapas y Cruces.

Presentación, este miércoles, de la Ruta de Tapas y Cruces.

Seis años conquistando paladares, fusionando gastronomía y tradición y apostando por la promoción de los productos y sabores de la tierra. La Ruta de Cruces y Tapas renueva una vez más su compromiso con turistas y residentes para dinamizar entre el 28 de abril y el 14 de mayo Santa Cruz de La Palma, Breña Alta, Breña Baja y Villa de Mazo, se informa en nota de prensa. 

Así lo expusieron esta miércoles durante la presentación de la misma el presidente de la Delegación de la Cámara de Comercio en La Palma, Mauro Fernández Felipe; los alcaldes de Santa Cruz de La Palma y Breña Alta, Sergio Matos Castro y Jonathan de Felipe Lorenzo; el teniente alcalde de Breña Baja, Juan Manuel Pérez Álvarez; el concejal de Desarrollo Local de Villa de Mazo, Diego Brito Ferraz; el presidente del Casco Histórico, Nicolás Hernández Gómez; la vicepresidenta de PymesBalta, Ana María León García; el vocal de la Asociación de Empresarios de Breña Baja, Marco Dicarlo, y el director de oficina de Cajamar José Luis Rocha Perdomo. 

Al acto asistieron, además, los concejales de Desarrollo Local y Económico de Santa Cruz de La Palma y Breña Baja, Virginia Espinosa Pérez y Francisco J. Martín Castañeda. 

Suculentas tapas al módico precio de 2,50 euros con bebida incluida que elaboran con esmero los 33 establecimientos de hostelería y restauración que participan en esta nueva edición de la Ruta y que presentan exquisiteces bajo nombres tan sugerentes como Vaya vaya, ya tenemos playa, Solomillo de cerdo negro sobre lecho de bonito y reducción de higos secos, Intenso a mar, Trigo y queso de Garafía con setas, Puré de boniato con pulpo a la brasa y mojo verde especial. 

Cada uno de los establecimientos concursa en la Ruta con dos tapas, una en la modalidad palmera y otra libre. Su esfuerzo tiene premio y así lo reconocerán los ruteros y el jurado, responsables de otorgar a los establecimientos participantes las distinciones a las mejores tapas palmera, libre, popular y al mejor servicio, otorgado a aquel establecimiento en el que mejor atención han recibido. 

La VI Ruta de Cruces y Tapas también reconocerá la fidelidad de los ruteros, entre los que se sortearán una bolsa integrada por cerca de 40 premios y valorada en más de 3.000 euros que ha sido posible gracias a las aportaciones realizadas por las empresas locales que respaldan esta iniciativa gastronómica. 

Asimismo, a lo largo de las últimas semanas, los establecimientos que conforman este recorrido gastronómico han asumido el compromiso con la calidad exigido por la organización como requisito previo a su participación en la Ruta, siguiendo los consejos y recomendaciones que un asesor gastronómico de reconocido prestigio les ha aportado durante varios días consecutivos para poner a punto sus tapas, corregir matices, potenciar sabores, mejorar presentaciones y matizar combinaciones de ingredientes y texturas de las tapas con las que participan en el concurso. 

Valoraciones 

Sergio Matos destacó que “hace seis años, cuando nadie creía en las tapas ni en su potencial, pusimos en marcha esta Ruta para llevar a la calle una iniciativa con la que, el pasado año, se vendieron más de 17.000 tapas y que en esta edición eleva el número de participantes”. 

El alcalde de Santa Cruz de La Palma agradeció la colaboración del resto de administraciones públicas y de las asociaciones empresariales y resaltó el salto cualitativo que cada año experimenta la Ruta de Cruces y Tapas gracias al asesoramiento especializado que reciben durante las dos semanas previas al comienzo de la Ruta y cuyo efecto se perpetúa durante las 50 semanas restantes del año. 

Por su parte, el presidente de la Delegación cameral afirmó que la Ruta ha demostrado “con hechos y no con palabras” que se trata de una iniciativa de dinamización “exitosa”, fruto del trabajo en equipo y la suma de muchos esfuerzos, públicos y privados, que permiten materializar una iniciativa que, “a pesar de contar con un presupuesto limitado, tiene un efecto multiplicador fruto de la filosofía de trabajo y con la que se cosechan grandes resultados”. 

Una trayectoria que tanto en términos cuantitativos como cualitativos ha demostrado una tendencia al alza. Situación que el presidente de la institución cameral atribuyó a la apuesta decidida que la Cámara de Comercio en estrecha colaboración con las diferentes administraciones públicas ha venido realizando en los últimos años para poner en valor la gastronomía local y los productos de la tierra. 

Al respecto, reivindicó la contribución de la cocina de calidad, elaborada con productos ecológicos y de residuo cero por su especial contribución a la hora de promover hábitos de vida y alimentación más saludables. 

Finalmente, defendió la necesidad de trabajar en la formación y mejora continua del servicio a los clientes, una de las asignaturas pendientes en las que, a criterio de Mauro Fernández, “es necesario seguir sumando esfuerzos”. 

La Ruta de Cruces y Tapas, que promueve la Delegación de la Cámara de Comercio en La Palma, cuenta con el respaldo de los cuatro Ayuntamientos, el Cabildo Insular de La Palma y las asociaciones de empresarios de Santa Cruz de La Palma, Breña Alta y Breña Baja, se ha consolidado como una oportunidad inigualable para disfrutar con los sentidos y el paladar aportando una perspectiva innovadora sobre una fiesta tradicional como es el caso de las cruces. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha