eldiario.es

Menú

El primero de los 19 telescopios Cherenkov que se instalarán en La Palma recibirá la primera luz en 2018

La intención es observar toda la bóveda celeste para estudiar el efecto que los rayos gamma de muy alta energía producen al entrar en contacto con la atmósfera terrestre.

- PUBLICIDAD -
Recreación de la red de Telescopios Cherenkov en el Roque de Los Muchachos. Autor: Gabriel Pérez Díaz (IAC).

Recreación de la red de Telescopios Cherenkov en el Roque de Los Muchachos. Autor: Gabriel Pérez Díaz (IAC).

El primero de los diecinueve telescopios de altas energías de la red Cherenkov (CTA) que se instalarán en el hemisferio norte recibirá la primera luz durante el año próximo en el Observatorio del Roque de Los Muchachos, en La Palma.

El investigador principal del consorcio del proyecto en el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), Ramón García, ha dicho a Efe que el primero en ver la luz será uno de los cuatro de mayor tamaño de la red, de 23 metros de diámetro, mientras que la construcción de los quince con un diámetro de doce metros se iniciará durante el segundo semestre de 2018.

Durante estos días se reúnen en La Palma miembros del consorcio para hacer una puesta en común de cuestiones relacionadas tanto con la óptica como con las infraestructuras, y para tomar decisiones a largo plazo, ha comentado Ramón García.

La red de telescopios Cherenkov estará formada por el Observatorio del Roque de los Muchachos y otro en el hemisferio sur, en el sur de Chile, en el que se ubicarán 81 telescopios, y la intención es observar toda la bóveda celeste para estudiar el efecto que los rayos gamma de muy alta energía producen al entrar en contacto con la atmósfera terrestre

Cuando un fotón gamma choca con la parte alta de la atmósfera de la Tierra se produce una cascada de partículas que provocan fotones y partículas, en lo que es un fenómeno que recibe el nombre de Cherenkov, en reconocimiento a su descubridor.

Este fenómeno consiste en la emisión de un flash azulado a unos diez kilómetros de altura e induce un cono de luz que cuando llega al suelo terrestre tiene unos 200 metros de diámetros, momento en el que lo reciben los telescopios Cherenkov para su estudio.

Este tipo de luz recibe también el nombre de radiación Cherenkov, su descubridor, y tiene información de las acciones más violentas y extremas que se producen en el Universo, como remanentes de supernova, púlsares, sistemas binarios, agujeros negros supermasivos en los centros de las galaxias y cúmulos galácticos.

Para el estudio de la radiación gamma lo mejor sería tener telescopios espaciales, lo cual sería posible para determinado rango de energía.

Pero cuando se supera cierto rango de energía el flujo de fotones decrece y eso obligaría a que los telescopios espaciales tuvieran un diámetro demasiado grande, por lo que los científicos han optado por localizar los efectos secundarios de los fotones en lugar de detectarlos de manera directa.

Y con la red de telescopios Cherenkov también se espera obtener pistas acerca de la existencia de la materia oscura.

En el consorcio de la red de telescopios Cherenkov participan instituciones de 32 países, como son Alemania, Argentina, Armenia, Australia, Austria, Brasil, Bulgaria, Canadá, Chile, Croacia, España, Estados Unidos, Eslovenia, Finlandia, Francia, Grecia, India, Irlanda, Italia, Japón, México, Namibia, Noruega, Países Bajos, Polonia, República Checa, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Tailandia, Reino Unido y Ucrania.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha