eldiario.es

Menú

Menos alturas y más viviendas sociales en la nueva Operación Calderón

Tras negociar con los promotores, el Ayuntamiento anuncia un plan con menos edificios, menos suelo urbanizable y sin las torres inicialmente proyectadas durante la época de Ana Botella

El Consistorio renunciar a soterrar la M30, como planteaban los promotores y reclama el PP, y propone cubrir el tramo aprovechando la infraestructura del Calderón

- PUBLICIDAD -
Proyecto de la Operación Mahou-Calderón.

Proyecto de la Operación Mahou-Calderón. Ayuntamiento de Madrid

No habrá torres, la altura máxima de los edificios será de ocho plantas y no de veinte, las zonas verdes serán de tirularidad pública y tendrá más viviendas sociales. El Ayuntamiento ha presentado este viernes la nueva Operación Mahou-Calderón, que tras una década de desarrollo y varias sentencias judiciales de por medio, desemboca en un proyecto "más acorde" con el entorno urbano que le rodea.

Así lo ha explicado el Consistorio en la presentación del nuevo proyecto, después de posponer la rueda de prensa de la semana pasada. La Junta Electoral consideró que la presentación del plan urbanístico sobrepasaba los límites de la publicidad institucional en campaña. Junto a la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, han estado el concejal de Desarrollo Urbanístico, José Manuel Calvo, el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, y una portavoz de Mahou, Paloma Boceta.

Carmena ha celebrado el desbloqueo del proyecto tras pasar "por un momento difícil con sentencias judiciales" y ha agradecido a Cerezo y Mahou la colaboración para sacar adelante el plan urbanístico. Por su parte, Enrique Cerezo ha destacado que el nuevo proyecto es un ejemplo de lo fundamental que es mantener "unas buenas relaciones entre las instituciones y los clubes del fútbol".

Sin soterramiento de la M30

El nuevo proyecto elimina las torres de veinte plantas que se habían proyectado durante la época de Ana Botella -cuyo diseño había sido anulado por la Justicia- y planea unas manzanas con unas alturas de ocho plantas, más acordes con el entorno, según ha explicado Calvo. La otra gran novedad del proyecto es que no se soterrará la M30 a su paso por ese tramo, como planteaban los promotores.

El Consistorio planea cubrir ese tramo utilizando la estructura existente, sobre la que se apoyan las gradas del Estado Vicente Calderón. Calvo ha explicado que la solución del soterramiento dispararía los costes y supondría una obra de enorme magnitud: "Hay que buscar soluciones más blandas y más sostenibles". Con la presentación de este plan, Carmena y Calvo cierran una de los quebraderos de cabeza urbanísticos del Ayuntamiento.

La superficie del proyecto se reduce en 30.000 metros cuadrados mientras que las zonas verdes aumentan en más 20.000, y serán de titularidad pública. El Consistorio también va a disponer de más viviendas sociales -aunque su número final está por fijar- y tendrá una parcela para construir dotaciones para el distrito de Arganzuela. Está por decidir, pero el Ayuntamiento tiene dos opciones: construir un centro de día o una escuela infantil. También se ampliarán un colegio y un instituto de la zona.

Calvo ha explicado que este es un "ejemplo modélico de esa nueva forma de hacer ciudad" que plantea Ahora Madrid, y que sigue la línea de la alternativa a la Operación Chamartín, con menos suelo y menos viviendas. El concejal ha insistido que se trata de una propuesta, que aunque está consensuada con los promotores, puede ser modificada a resultas de las conversaciones con las asociaciones de vecinos y los grupos del Ayuntamiento.

El PP ya ha mostrado su rechazo al nuevo proyecto, y en especial a la solución que se da a la M30. El portavoz del grupo popular, Íñigo Henríquez de Luna, ha acusado a Ahora Madrid de tener un planteamiento "ideológico y dogmático", y ha considerado que lo normal sería soterrar ese tramo, el único de la zona que discurre por la superficie.

Otros proyectos pendientes

Ahora Madrid entró en el Consistorio  con varias operaciones polémicas abiertas y quedan algunas de las más importantes por cerrar. El Ayuntamiento sigue en negociaciones para desbloquear la Operación Chamartín con un nuevo proyecto que reduce el número de viviendas y oficinas, así como la superficie afectada. Aún no hay un destino claro para el Edificio España y recientemente se ha abierto un nuevo frente con las cocheras de Cuatro Caminos.

Sí que parece que tiene solución la ampliación del Bernabéu, que expedirá hacia atrás y no hacia la Castellana. La Operación Canalejas, sin embargo, ha quedado paralizada después de que el Grupo Wanda abandonase el proyecto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha