eldiario.es

Menú

Manuela Carmena logra que las contratas anulen los despidos temporales y gana 500 barrenderos para Madrid

Las contratistas anulan los despidos temporales y admiten incorporar trabajadores extra, según ha explicado la alcaldesa Manuela Carmena

El acuerdo no devuelve la situación al estatus anterior a los contratos ahora en vigor que han hecho que se pierdan unos 3.000 operarios, cerca del 40% de la plantilla

Hasta ahora "se les había tolerado" que no se limpiara bajo la premisa "limpia cuando quieras", que es absurdo

- PUBLICIDAD -
Botella pide modificar la ley para que se cumplan los servicios mínimos

Un barrendero de las contratas de Madrid.

Las empresas encargadas de la limpieza de Madrid anularán los despidos temporales (ERTE) que redujeron la plantilla de barrenderos nada más entrar en vigor las adjudicaciones diseñadas por el Gobierno de Ana Botella (PP). Esos ERTE fueron la solución a la  huelga de limpieza en  la ciudad hace dos años. 500 personas se tienen que incorporar a las calles de la capital para solventar la "situación de emergencia", según la delegada de Medio Ambiente, Inés Sabanés. 

"No es lo anterior a los contratos integrales. Es un paso para garantizar la limpieza" ha dicho Sabanés. La cuestión es que, según la alcaldesa Manuela Carmena, las mismas contratistas  han admitido al Ayuntamiento que con el diseño de los contratos por los que ganaron el encargo "ha sido un error este contrato y Madrid está muy sucio", ha dicho Carmena que fue la contestación de OHL, Sacyr, Ferrovial y FCC. El Ayuntamiento realizó alguna "inspecciones sorpresivas" en los bases de los barrenderos, para "demostrarles los pocos operarios que estaban trabajando".

Lo anterior era una plantilla, aproximadamente, de 6.000 operarios. Tras los llamados contratos integrales que no exigían un equipo determinado de personas y con el ERTE en marcha, los barrenderos sumaban algo más de 3.000. Los fines de semana todavía menos: algo menos de 2.000. El plan explicado por el Ayuntamiento prevé que "se reincorporen todos los trabajadores incluidos en el ERTE y, a partir de ahí pasar a las nuevas incorporaciones".

Pero los contratos firmados con esas empresas siguen en pie. "Nos vincula y le quedan 8 años de vigencia", ha admitido la alcaldesa. Para que una ciudad de más de tres millones de habitantes esté limipia "hacía falta más personal". No se va "a tolerar lo que se estaba tolerando hasta ahora que era 'limpia cuando quieras', eso es absurdo", ha contado Carmena. Esa dinámica había hecho, por ejemplo, que en las vías secundarias se trabajara "cuando era necesario", según el texto del contrato.

"Les hemos dicho que han de pasar por esas calles todos los días. Y si no hay que pasarles la escoba pues no se pasa. Pero ¿Cómo saben que no hace falta si no pasan? Nos reuniremos con ellas una vez al mes para ver cómo va."

Programa informático

El control del servicio se realiza, entre otras cosas, mediante un sistema informático que analiza los indicadores de calidad. Un programa informático contratado para estos contratos. "No lo hubiéramos hecho así, pero ya que está contratado, diseñado y se está pagando, hay que rentabilizarlo", ha expresado la alcaldesa de Madrid. ¿Cuánto se paga por él? "Unos 14 millones de euros". 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha