eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Unos vaqueros o una mujer: adivina qué está hecho en Bangladesh

32 Comentarios

Anuncio de American Apparel.

Anuncio de American Apparel.


La marca americana de ropa American Apparel quería presumir de que sus prendas no se fabrican en factorías deslocalizadas y en condiciones laborales precarias. "Hecho en Bangladesh", dice el lema escrito sobre los pechos de la modelo. Es decir, que lo que está hecho en Bangladesh es precisamente la modelo, que se llama Maks, nació en Dhaka, la capital del país, y que se mudó cuando aún era pequeña a Estados Unidos.

No es el único anuncio en el que la marca ha considerado que el cuerpo de las mujeres acompañaba bien a sus eslóganes irónicos.

Seguir leyendo »

Las tareas del hogar son mejor con Koenic

A las mujeres nos encantan los electrodomésticos. Nos pierde una lavadora, una batidora, una nevera bien puesta. Nos encanta planchar o pasar la aspiradora mientras nos movemos sensualmente y dos hombres nos miran. Unos electrodomésticos como Dios manda hacen que las tareas del hogar nos parezcan maravillosas.

Seguir leyendo »

Agresión el sábado noche

30 Comentarios

Soy una universitaria de veintiún años que desde hace tres trabaja los fines de semana poniendo copas, procurando aligerar la carga económica que alguien como yo -con la energía propia de la edad y mil proyectos en mente- supone para una familia deseosa de apoyarla. Un sábado que parecía ser cualquiera terminé de trabajar antes de lo previsto, así que llamé a unos amigos y recorrimos los bares de la zona, saltando de chupito en chupito y de copa en copa. La noche se alargó hasta un amanecer tímido, y rondando las ocho de la mañana después de haber dejado de ingerir alcohol un par de horas antes, dije a mis amigos que me iba a casa. Como siempre, se ofrecieron a acompañarme, pero esta vez rechacé su oferta. Ya amanecía y vivía a cinco minutos de allí, ¿qué podía a pasar?

Cuando salí del bar me quité los zapatos y me calcé las bailarinas. Siempre sigo el mismo plan: andar rápido, cruzar en rojo si no vienen coches, mirar alrededor de vez en cuando. Me ajusté la falda que llevaba y empecé a andar a considerable velocidad atravesando las calles y las plazas. Al llegar a la parada de taxis que hay muy cerca de mi casa, me relajé y saqué las llaves del bolso. Con las llaves en la mano derecha y los zapatos y el bolso en la izquierda, caminé los últimos treinta metros hasta mi portal. Introduje la llave en la cerradura, y noté que alguien me empujaba por la espalda con fuerza. Una mano pellizcó mi pecho por encima de la cazadora que me llegaba a la cintura, y la otra me agarró el culo hasta hacerme daño, apretando mi cuerpo contra la forja y el cristal.

La puerta no se abrió, no fui capaz de girar la llave. Por efecto de la adrenalina, me desasí con un impulso hacia atrás tan rápido que me sorprendió, y me di media vuelta para hacerle frente. Sólo pude verle correr, un hombre de metro sesenta mucho más bajo que yo, delgado, pelo corto, jersey rojo y pantalón oscuro. Grité algo que no recuerdo, con el corazón a mil por hora. Cuando estaba lo suficientemente lejos miré en derredor por si alguien había visto algo. La calle estaba completamente desierta. Giré la llave del portal, entré, subí en el ascensor y cerré la puerta con cuatro vueltas.

Ni la ducha al llegar me quitó esa sensación de suciedad, mientras todavía sentía las manos de ese desconocido encima. Ni siquiera después de seis horas de sueño, descontando lo que tardé en conciliarlo, me hicieron sentir mejor. No he vuelto a volver andando del trabajo, no puedo salir de trabajar y sentirme tranquila por la calle. Me cierra el estómago pensar que lo que marcó la diferencia fue, simplemente, que no atiné a abrir la cerradura. ¿Es ésa la delgada línea de lo que llaman buena y mala suerte? ¿Por qué mis padres tienen que tener la razón cuando me dicen que sea la hora que sea, vuelva en taxi? ¿Y qué hubiera pasado si...?

Carolina (nombre ficticio)

Si tú también quieres compartir tu experiencia o enviarnos sugerencias puedes escribirnos a micromachismos@eldiario.es o mencionar a @micromachismos_ en Twitter.

Seguir leyendo »

¿Acierto?

21 Comentarios

Los hombres recibimos estímulos machistas como este cada día. Bajo una apariencia muy sutil, cómica y a veces imperceptible se nos hace llegar, incluso involutariamente, un mensaje muy claro: querido hombre, déjate de mamandurrias. No te líes con esas moderneces de cocinar, si todo el mundo sabe que no te gusta; no, porque descuidarás las cosas importantes de tus obligaciones como hombre. Las mujeres reciben el envés de ese mismo estímulo: tu casa será un desastre si no eres tú la que te encargas de lo doméstico y dejas lo otro al hombre.

Si eres un hombre, lo acertado es ocuparte de tu coche. Si eres una mujer, lo acertado es no tomar las decisiones sobre, por ejemplo, qué seguro quieres para tu coche. Y si no haces lo acertado, lo propio de tu condición, lo normal es acabar por los suelos de tu cocina como un tonto, con harina en la cara y una naranja cayéndote en la cabeza y encima pagando más de lo que deberías por renovar tu póliza.

Seguir leyendo »

Después de Navidad... toca hacer dieta

Adelgaza. Haz dieta. Tómate unas pastillas para quemar mejor la grasa. Y si no funciona, ahorra y pide cita en una clínica de cirugía estética.

Una lectora nos manda imágenes de esta campaña de Lipograsil en varias paradas de metro de Barcelona.

Anucio de Lipograsil en el metro de Barcelona.

Anucio de Lipograsil en el metro de Barcelona.

Seguir leyendo »

Micromachismos: cuando lo micro no es poco importante

27 Comentarios

Cartel contra el machismo. / Efe

Varias personas nos han escrito a través del correo electrónico o de nuestra cuenta de Twitter para decirnos que algunas de las situaciones que denunciamos tanto en nuestro post de presentación como en el de una lectora que contaba su experiencia de acoso no son micromachismos, sino agresiones sexuales puras y duras. Algunas personas se preguntaban, incluso, si darles ese término no era una forma de restarles importancia. Por ejemplo:

Si esto es #micromachismo, una violación qué es? ¿Sexo sin cariño? Los términos SÍ importan. @Micromachismos_ http://t.co/udrH3OAxgT

Seguir leyendo »

"Convertirte en donante es tu única oportunidad de meterte dentro de ella"

140 Comentarios

Campaña de 'Reborn to be alive. Organ Donor Foundation'.

El uso de las mujeres como objeto para atraer clientes ya no se limita a los anuncios de moda, productos de belleza o automóviles. Fotografiar a una modelo en ropa interior y exponer su cuerpo en vallas publicitarias gigantes es lo último en la publicidad belga para animar (a los hombres heterosexuales) a convertirse en donantes de órganos.

"Convertirte en donante es probablemente tu única oportunidad de meterte dentro de ella", reza el eslogan de la campaña de la fundación 'Reborn to be alive. Organ Donor Foundation', realizada por la agencia Duval Guillaume.


Seguir leyendo »

Acoso a las 4

40 Comentarios

Hace un par de semanas estuve en una fiesta de cumpleaños con temática de los años 20. Me gusta coser y había trabajado bastante en mi disfraz, un vestido corto color crema con flecos en la falda. En la fiesta lo había pasado bien, pero a las 4 estaba ya cansada y quise irme a casa. Me dio pereza incluso quitarme el disfraz, así que me puse mi chaqueta encima, me quité la peluca y las plumas y me fui. Los accesorios y mi ropa de calle iban en un bolsón enorme de una conocida tienda de disfraces. 

La boca de metro estaba a dos manzanas, iba tranquila. En un semáforo se me acercan dos tipos y me dicen que tengo las tetas grandes. Les ignoro. Se me acercan más, avasallando y diciendo que si no les he oído, que tengo las tetas grandes. Les respondo que no me importa un pito su opinión, que nadie se la ha pedido y no me interesa. No tienen por qué decir nada de lo que opinen de mí. Responden que ellos lo dicen porque les da la gana y punto. Se acercan más, avasallando. 

Uno quiso ser 'un poco mas conciliador' y metiéndome su smartphone debajo de las narices me exigió que le diera mi número, y que en qué se había equivocado su compañero para que yo no quisiera ligar con él. Le respondo que yo no quiero ligar con nadie, que yo tengo a mi novio en Alemania y que mi vida no les importa una mierda. Empiezan a gritar alto que yo, vestida con minifalda y medias de rejilla voy buscando, y que una mierda tengo novio en ninguna parte y que soy una zorra. La gente se ha reunido a mi alrededor y a quien miran con ojos de sueño es a mí, no a ellos. Me miran a mí, no a los que gritan, avasallan e insultan. Nadie actúa. Me niego a aguantar eso y cruzo el semáforo en rojo para escaparme. Los siguientes 50 metros hasta la boca del metro oigo cómo van gritando el dinero que tienen en la cartera para pagarme. ¡Dos de diez!, ¡Yo tengo uno de 20!

Vuelvo a casa asqueada, dolida, insultada... Ya no me parece que haya valido la pena trabajar en mi disfraz, ya no me parecen tan bonitas las fotos de la fiesta, y no me duermo pensando en lo bien que lo he pasado.

Micromachismos es un espacio para rastrear, denunciar y desmontar los machismos cotidianos que tantas veces pasan desapercibidos. Tú también puedes compartir tu experiencia escribiéndonos a micromachismos@eldiario.es o mencionando nuestra cuenta de Twitter @micromachismos_.

Seguir leyendo »

Sin tetas no hay oferta de empleo

93 Comentarios

Hay ofertas de empleo en las que la talla de pantalón o de sujetador son más importantes que el currículum. Si estás interesada en este anuncio de trabajo publicado en Yobalia para ser azafata en la próxima edición del Salón Internacional de Moda de Madrid revisa primero tu talla de sujetador, porque solo si usas la 90 o la 95 serás una candidata a tener en cuenta. "Altura mínima de 1,70, Talla 36-38, Medida de pecho: 90-95. Imprescindible cumplir estos requisitos para participar en la selección y para poder la ropa de la marca durante los días de la Feria!", dice el anuncio.


Captura de la oferta de empleo.

Captura de la oferta de empleo.

Seguir leyendo »

Qué es Micromachismos

92 Comentarios

EFE / Paolo aguilar

Micromachismos quiere ser un espacio para rastrear, denunciar y desmontar los machismos cotidianos que tantas veces pasan desapercibidos pero que tanto condicionan nuestra vida. Nos inspiramos en otras iniciativas que ya llevan tiempo funcionando, como EverydaySexism, Sexismo Cotidiano, End Online Misogyny, y Occupy Sexism.

"No exageréis", suelen decirle a las mujeres. Muchas veces son las mismas mujeres las que tratan de quitarle importancia a hechos que viven. Por un lado, porque se hace más fácil convivir con la sensación de que lo que les sucedió no fue para tanto; por otro, porque temen la reacción de los demás, ese típico "no exageres", "eres una histérica".

La periodista June Fernández escribió hace ya tiempo un post en el que invitaba a preguntar a las mujeres de alrededor (y a las mujeres a preguntarse a sí mismas) si alguna vez (y cuántas veces) les había sucedido alguna de estas cosas: un desconocido le tocó el culo, los pechos o la vagina por la calle, en un bar o en el metro; un desconocido le enseñó el pene e incluso se masturbó delante de ella; un tío la llamó calientapollas por no querer tener sexo después de estar tonteando; un novio la juzgó por sus experiencias sexuales pasadas; un jefe, compañero de trabajo o de piso la acosó sexualmente...

Seguir leyendo »