eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

"Me chupas la polla" (Pero no te enfades, es una broma)

Después de quejarse por un fallo en el trabajo, a Sara un compañero le respondió "chúpame un huevo", un comentario que varios hombres a su alrededor justificaron

En un grupo de Whatsapp, Dulce recibió una contestación que le hizo sentir incómoda y nadie la respaldó

40 Comentarios

- PUBLICIDAD -

Un amigo que hasta la fecha consideraba bastante bueno me metió en un grupo de Whatsapp para organizar la celebración de su cumpleaños. Por esa vía nos preguntó que dónde nos apetecía ir a cenar y yo, en tono de broma, dije que nos podía invitar al Figón de Recoletos (un sitio de los más caros de mi ciudad) ahora que ya ganaba bastante dinero. Él, que supongo que también pretendía ser gracioso, contestó: "Muy bien tienes que chuparla para eso, chica". Me quedé de piedra y respondí que era una pena que los chicos siguiesen haciendo ese tipo de comentarios a las chicas en el siglo XXI.

Un amigo de mi amigo enseguida salió a defenderle y escribió que la verdadera pena era que yo no supiese tomarme una broma como lo que es, aunque poco después se disculpó conmigo por privado. Pero en el grupo de Whatsapp, en el que aparte de mí había otras seis chicas más, solo intervino una de ellas y para decir "haya paz". Mi amigo aún no se ha disculpado.

Dulce

Trabajo en la industria del audiovisual haciendo películas y series. El otro día en el rodaje me quejé de que no había comida en el catering y los eléctricos que estaban a mi lado se quejaron de lo mismo. Cuando apareció el encargado de producción, encargado de que hubiese más comida allí, se lo dije. Su respuesta fue: "Me chupas un huevo". Lo peor es que esa misma semana ya me había contestado en otra ocasión: "Me comes la polla". Después de decirme eso, me puse muy seria y discutí con él. Lo que más me sorprendió es que los hombres que lo habían escuchado justificaban que había sido "una broma". Una broma que, por supuesto, no se hacen entre ellos.

Hablar con el compañero que había hecho esos comentarios resultó muy complicado porque su nivel de agresividad era muy grande, así que tuve que ponerme en contacto con el director, que se indignó y puso cartas en el asunto. Una vez más, tuvo que "solucionarlo" un hombre. Después de esto, otros miembros del equipo se acercaron a mí a preguntarme "en broma" si ya no iban a poder bromear conmigo.

Sara

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha