eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

López Miras, elegido presidente de Murcia gracias a la abstención de Ciudadanos

El PSOE afirma que López Miras será un "presidente marioneta" manejado por Pedro Antonio Sánchez y "sustentado con los hilos de los cuatro diputados de Ciudadanos"

24 Comentarios

- PUBLICIDAD -
López Miras, elegido presidente de Murcia con la abstención de Ciudadanos

López Miras, elegido presidente de Murcia con la abstención de Ciudadanos

La Asamblea Regional ha designado el sábado presidente de Murcia al candidato del PP, Fernando López Miras, gracias a la anunciada abstención de los cuatro diputados de Ciudadanos. El flamante presidente tiene 33 años. "¿Por qué se merece López Miras ser el presidente de un millón y medio de murcianos? El único currículum de López Miras es oculto: ser el dique de contención de la corrupción del PP", dijo el portavoz de Podemos, Óscar Urralburu.

La votación se ha producido tras la segunda sesión del pleno de investidura, en la que López Miras necesitaba la mayoría simple de los 45 diputados del hemiciclo para salir elegido, por lo que el apoyo de los 22 parlamentarios del grupo Popular y la abstención de la formación naranja le han bastado para alcanzar la presidencia de la Región. La primera sesión se produjo el pasado jueves 27 de abril con un ambiente bastante bronco.

En una breve sesión, el candidato ha vuelto a reclamar el apoyo de la Cámara para continuar con las reformas lideradas por el anterior presidente, Pedro Antonio Sánchez (PAS), que dimitió el 4 de abril, un día antes de que el Parlamento debatiera la moción de censura presentada por el PSOE contra él, por estar involucrado en los casos de presunta corrupción Auditorio y Púnica. Sánchez estaba sentado junto a López Miras durante la sesión.

"No soy más que nadie, pero no voy a permitir que ningún murciano sea menos que otro español", ha subrayado López Miras en su discurso de solo 10 minutos, en el que ha insistido en que continuará reivindicando un mejor sistema de financiación autonómica, e infraestructuras históricas como el AVE o el aeropuerto.

Asimismo, ha reiterado su intención de rebajar impuestos, recuperar el Mar Menor, regenerar la Bahía de Portmán y defender el blindaje del trasvase Tajo-Segura. También ha insistido en que su Gobierno tendrá una especial sensibilidad con los más necesitados y trabajará por "la transparencia y participación ciudadana".

López Miras, elegido presidente de Murcia con la abstención de Ciudadanos

López Miras, elegido presidente de Murcia con la abstención de Ciudadanos EFE

Durante su intervención, no se ha referido sin embargo al compromiso del PP de cumplir con las enmiendas que introdujo Ciudadanos en los Presupuestos autonómicos, una de las condiciones de ese partido para facilitar la investidura.

El discurso de investidura se le ha quedado grande a López Miras. Con su hablar monótono y cansado, en ocasiones era difícil de entender lo que decía. Sus palabras han carecido del entusiasmo o la convicción de su predecesor Pedro Antonio Sánchez, como si se sintiera incómodo en su papel de presidente, que se sabe elegido para calentar la silla. "Y serle útil a los murcianos será lo más importante que haga en mi vida", ha dicho ya al final de su discurso algo más recompuesto.

El "amanuense" del expresidente Sánchez

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Miguel Sánchez, ha justificado su abstención en la necesidad de dar "gobernabilidad y estabilidad" a la Región, y ha dicho a López Miras que tiene que ser un "folio en blanco" escrito con "valentía" y no convertirse en el "amanuense" del expresidente murciano.

"Veremos si escribe correcto o con los renglones torcidos, y si es protagonista o un actor secundario", ha declarado antes de abrir las puertas de su grupo al nuevo presidente para llegar a acuerdos entre ambas partes. "Si se dedica a hacer una mala copia de monólogos, nos tendrá enfrente", le adelantó Sánchez, quien en la sesión anterior le pidió "que matara al padre", en el sentido metafórico freudiano. 

El portavoz socialista y secretario regional del PSOE, Rafael González Tovar, ha asegurado que la elección de López Miras es un "grave error" que no solucionará la crisis institucional que vive la región desde hace tres meses, y ha abogado por "cambiar el rumbo" con un Gobierno alternativo.

A su juicio, López Miras será un "presidente marioneta" manejado por Pedro Antonio Sánchez y "sustentado con los hilos de los cuatro diputados de Ciudadanos", a los que ha acusado de abandonar su lucha por la regeneración democrática.

"No cuestionamos su juventud sino su capacidad y su autoridad", dijo González Tovar y la bancada del PP le interrumpió con un rumor fuerte de risas y palabras. La situación se repitió en varias ocasiones hasta el punto de que la presidenta de la Asamblea, Rosa Peñalver, tuvo que salir en defensa del orador y pedir al grupo parlamentario del PP que dejara hablar a los demás.

López Miras, elegido presidente de Murcia con la abstención de Ciudadanos

López Miras, elegido presidente de Murcia con la abstención de Ciudadanos EFE

"Les gusta exigir que se pida perdón. Van ustedes a pedir perdón, en cambio, por el aeropuerto de Corvera, por el Mar Menor, por el desfalco de la desaladora de Escombreras y tantos otros", añadió González Tovar. "El PSOE de la región no ha perdido la esperanza de que el cambio sea posible si siguen ustedes perdiendo votos", ante lo cual hubo un estallido de risas en la bancada popular, que en ocasiones parecían los alumnos díscolos de una guardería que no dejan hablar a sus compañeros.

En cuanto a Podemos, su portavoz, Óscar Urralburu, ha considerado que "más que una investidura, este acto es una obstrucción a la justicia", ya que con el nuevo Gobierno se consolidará el apoyo a los casos de corrupción, y ha advertido de que la trama Gürtel ha llegado ya a la región.

En ese sentido, ha apuntado que la investidura no pondrá fin a la crisis institucional de la región, ya que se trata de una "crisis de legitimidad causada por la vinculación estrecha del PP con los casos de corrupción". "El PP está tan lleno de corrupción, por mucho que se apliquen los fontaneros, como López Miras. Pero es más de lo mismo. No tienen nada más que aportar después de 22 años. Ni ha llegado el AVE, ni el agua, ni los aviones, ni financianción autonómica, ni se han mejorado las cifras de fracaso escolar, pero la Gürtel ya esta aquí", añadió Urralburu.

"Los medios están reflejando nuestra posición como un asunto personal contra López Miras y no es así. La Región va a perder peso específico y entiendo que el PP acepte eso, pero nosotros no lo podemos aceptar", dijo Urralburu al terminar la investidura. "Después de dos años el PP sigue sin entender que no tiene mayoría en la Asamblea y sigue recurriendo a los insultos para dirigirse a muchos de nosotros", añadió.

López Miras, un JASP

Por último, el portavoz del PP, Víctor Martínez, felicitó al candidato por sus ganas e ilusión, y ha asegurado que con su proyecto "a esta región no la va a parar nadie", tras lo que ha agradecido el "ejercicio de responsabilidad" que ha hecho Ciudadanos al facilitar la investidura.

Martínez fue más fuertemente aplaudido durante su intervención que el propio López Miras. "No dejemos que nadie manche nuestro nombre ni nuestras siglas. Sigamos defendiendo con pasión y vehemencia nuestros valores e ideas", añadió el portavoz popular, ante lo cual se puso de pie entusiasmada toda la bancada popular.  "Somos el PP, el partido en el más confía en Murcia y España". "Haga que nos sintamos orgullosos de ser murcianos y pertenecer al PP", le dijo Martínez a López Miras en un insistente ejercicio de reforzar la identidad del partido, al que la Operación Lezo le ha dejado en estado de shock.

Por el contrario, Martínez ha criticado que el PSOE hable de corrupción a pesar de que su alcalde en Calasparra está condenado, mientras que a Podemos le ha echado en cara que haya llevado a jueces ante el Tribunal Supremo o que impulsen leyes "ilegales" como la de vivienda, que el Tribunal Constitucional ha suspendido parcialmente.

Tanto la consejera de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, Adela Martínez-Cachá, como el portavoz popular, Víctor Martínez, han dado la misma respuesta en momentos separados ante la pregunta de si no veían como un problema la juventud del nuevo presidente. "No, porque es un JASP" [-Joven, Aunque Sobradamente Preparado- el acrónimo referido a la generación X e Y y que hizo popular el anuncio publicitario del Renault Clio JASP], señalaron ambos. La respuesta parecía una consigna del partido que sus integrantes repetían con una amplia sonrisa dibujada en los labios.

Finalmente se ha formado una larga cola de personas dispuestas a felicitar al nuevo presidente de la Región de Murcia López Miras, entre ellos miembros de las Nuevas Generaciones del PP. El presidente JASP parecía por fin relajado entre ellos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha