Opinión y blogs

eldiario.es

Genocidio, cambio climático y un ayuntamiento de provincias

Siempre me han impresionado las imágenes de los bañistas alemanes en la playa mientras empezaba a gestarse el genocidio nazi. Me resulta casi imposible de imaginar que una despreocupada vida cotidiana pudiera convivir con el comienzo del terror del exterminio de toda una raza.

Sin embargo, leyendo sobre el cambio climático, entendí ayer lo que quiso decir James Lovelock, padre de la teoría de Gaia, cuando afirmaba que la calma que se respira en Europa frente a los problemas ambientales le recordaba a la que se sentía en los años previos a la Segunda Guerra Mundial: tenemos información más que de sobra, casi excesiva, sobre una crisis climática que ya ha comenzado y que probablemente, si no hay un cambio drástico en el modelo energético y de desarrollo, se llevará millones de vidas por delante.

Dice el último informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático, constituido a petición de organismos de la ONU y nada sospechoso de ecologista o rojo, que el calentamiento global socavará la seguridad alimentaria y supondrá una reducción de la biodiversidad marina que dificultará el mantenimiento sostenido de la productividad pesquera. Por si fuera poco, tendrá efectos similares sobre la disponibilidad de agua dulce.

Seguir leyendo »

Seis consejos que harán de ti un presidente autonómico eficiente

¿Eres presidente autonómico? ¿Son cada vez más los que, injustamente, creen que has venido a la política a forrarte y no a hacer de tu comunidad un referente económomico, cultural y social?  ¿Las pesadillas con imágenes de duchas penitenciarias y pastillas de jabón que se resbalan de tus manos son cada vez más frecuentes?  ¿Comienza a cernirse sobre ti el socorrido “esa persona de la que usted me habla”?  Si la respuesta a todas estas preguntas es sí, tenemos seis consejos  que pueden cambiar radicalmente tu vida, y que  allanarán tu camino hacia un retiro dorado donde incompetencia, inmoralidad y desvergüenza, pasan totalmente desapercibidas,  tal como un ministerio, un puesto en el Consejo de Estado o porque no, una presidencia de Gobierno.

CONSEJO NÚMERO 1: UN FISCAL ES  LO QUE TU QUIERES QUE SEA

Este consejo es capital. Ejemplos los tenemos a miles:  el caso Noos el caso Ritaleaks,   el Caso Bárcenas… Olvida  ese concepto bucólico, basado en `thrillers´ judiciales yanquis sobre que el fiscal es un funcionario que debe dirigir la investigación criminal y atacar al acusado en defensa del interés del Estado. Bastante tienes tú con aguantar a la oposición y a los diarios bolcheviques digitales, como para encima tener que ir a pasar un mal rato a los juzgados. En España,  un fiscal no es un fiscal. Un fiscal es lo que tú quieres que sea, que para eso has ganado las elecciones.

Seguir leyendo »

La víctima (Un operario no-eficaz)

Nada se limpia solo. Y eso es lo que hace Michèle-Isabelle Huppert en la película Elle tras ser violada por un intruso: barrer los cristales, curarse las heridas, ir al ginecólogo. No ser una víctima. Su desapego nos imanta. O tal vez sea su fuerza.

Isabel Navarro

 We live in a society that demands answers, systems and progression: to not have answers is to be invalid. (Vivimos en una sociedad que exige respuestas, sistemas y progresión: no tener respuestas es no ser válido).

Seguir leyendo »

Apencar

¿Os acordáis de cuando Nicholas Sarkozy  soltó aquello de que había que “refundar el capitalismo”? Yo sí. Muchas veces. Cuando ando medio deprimido y necesito una inyección rápida de risión. Sobre todo esta parte:

El 'laissez-faire' se ha terminado. El mercado todopoderoso que siempre tiene razón, se ha terminado. Hace falta sacar conclusiones de la crisis para que no se reproduzca. El mundo ha pasado a dos dedos de la catástrofe. No se puede asumir el riesgo de volver a empezar. Si se quiere construir un sistema financiero viable, es una prioridad moralizar el capitalismo financiero.

Bonito, ¿verdad? Para Sarko, el mundo se había librado ya, si bien por poco, de la catástrofe y ya solo era cuestión de emitir grandes frases para prevenir alarmas futuras. Nueve años después y obviamente todavía dentro de la gran crisis-estafa, las palabras del marido de Carla Bruni suenan casi revolucionarias, jacobinas, guillotinescas, robespierreanas, marsellesas. Por desgracia para el señor candidato, los infantes de su patria se mean de risa al recordarlas. Y los de las demás también. Una risa, digamos, sarkocínica, o sardónica. La del que sabe que ni siquiera esos discursos grandilocuentes son posibles ya.

Seguir leyendo »

Ante el panorama del bachiller concertado

Me parece que la historia fue, más o menos, así. En 1978 se promulgó una constitución que en su artículo 27 dice: “La enseñanza básica es obligatoria y gratuita. Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes.”

Entonces, los poderes públicos se vieron en la obligación de asumir plenamente ese mandato. No es que en aquella época hubiera una enorme cantidad de niños desescolarizados (recordemos que la enseñanza básica llegaba hasta los catorce años), pero sí que muchos de ellos estaban en centros privados, generalmente religiosos. ¿Se podía dejar que los garantes del derecho a la educación fueran, para un gran número de alumnos, entidades independientes del Estado, como era el caso de la Iglesia Católica? ¿No suponía eso una dejación de responsabilidad por parte de la administración pública? El primer gobierno socialista decidió encarar esa cuestión. Ante ellos se presentaban varias posibilidades. Una de ellas era emprender la construcción de centros a gran escala, con la consiguiente dotación de personal docente, para que se diera un trasvase, esto es, que las plazas de los nuevos colegios públicos fueran ocupadas por alumnos procedentes de centros privados.

Es lo que, en otro tiempo, se hizo en Francia. Pero el riesgo evidente era que muchas familias que tenían a sus hijos en esos centros no quisieran hacerlo, pese a la gratuidad de la enseñanza pública. ¿Cómo planificarlo sin pasarse, ni quedarse corto? No les parecería fácil. Y, por otra parte, no era tarea realizable a muy corto plazo y sí muy costosa económicamente. En esas estarían cuando a alguien, atacado de pragmatismo, se le ocurrió crear la figura de centro concertado, recogida en la Ley Orgánica reguladora del Derecho a la Educación de 1985. Aunque no era un modelo de escuela enteramente pública y completamente laica, de alguna manera y en cierta medida, la LODE dio lugar a un proceso de publificación de la enseñanza privada en España. Creo que no de otra manera se debe interpretar el texto de esa ley:

Seguir leyendo »

Criadas y señoras

Cristina Morano

Cristina Morano

Hay que transformar el ojo para verlo. Alguien mira el monte cercano y ve un paisaje hermoso. Puede que intente ir allí a pasar unos días y quiera saber quiénes viven o qué ríos lo atraviesan. Para querer, además, matar en el centro de ese paisaje, hay que entrenar la mirada, hay que realizar el esfuerzo de considerarse reyes sobre la tierra que se pisa, dueños de vidas. La cacería es lugar habitual de conversación entre señores y señoras.

Seguir leyendo »

Arroz, bullying y esvásticas

Los neonazis de Murcia y otras ciudades ya no se rapan la cabeza, se han dejado crecer la barba, han guardado en el armario sus bates, navajas y puños americanos, y se han disfrazado de Hermanitas de la Caridad. Ahora recogen alimentos en supermercados,  pero “Solo para familias españolas necesitadas”.

Caridad pero, ya sabéis, selectiva: enséñame tu DNI y tu carnet de desempleo, y si veo que eres español te daré macarrones,  galletas, arroz y un bote de tomate frito. La fruta y el postre ya es cosa tuya. Estos neonazis que estos días reniegan en los medios de su pasado violento se aprovechan miserablemente de familias con pocos recursos para difundir su propaganda xenófoba de fácil masticación ahora que la xenofobia gana adeptos, ¡y no digamos la islamofobia!; mensajes facilones y adornados con eslóganes y fobias varias (que también se gastan su LGTBIfobia).

Basura fascistoide con tufo rancio: menú  apto para gente de pocas luces y muchas sombras. Un menú aderezado con mentiras como las que recitan cuando alguien les pregunta que por qué “solo a españoles”: “"No somos racistas, somos patriotas. Ya  hay muchas organizaciones que atienden solo a los inmigrantes, y para los españoles, ¿qué?”. Como si no supiéramos que tanto en Cruz Roja como en Cáritas o Jesús Abandonado atienden a todo el mundo: nunca han preguntado la nacionalidad a quienes se acercan pidiendo ayuda.

Seguir leyendo »

La guerra en Ucrania y el fascismo: caso Roman Zozulya

Nunca me ha gustado el fútbol, pero soy completamente consciente de que no solo mueve cantidades ingentes de dinero, sino que revoluciona a las masas como nada en este mundo. En un país y en un mundo, donde la gente no profundiza y se deja llevar por la información básica y superficial que obtiene de forma inmediata, sin someterla a juicio de ningún tipo, simplemente por pereza debida a la inacción de sus mentes acostumbradas a tragar sin masticar, el patriotismo se reduce a colgar las banderas de su país en los balcones de sus viviendas cada vez que su equipo nacional de fútbol gana algún campeonato.

En cualesquiera otra ocasiones, esas mismas personas, avergonzadas de su historia o simplemente inconscientes de ella, consideran el hecho de mostrar orgullosos su bandera o proclamar su nacionalidad ante el mundo como acto de fascismo. Sin embargo, esas mismas personas, que se autoproclaman antifascistas se quejan de que los extranjeros les quitan el trabajo, pero llaman fascistas a aquellos que intentan proteger y luchar por la unidad nacional de su patria.

Nunca me ha gustado el fútbol, pero no pude sentir vergüenza ajena e indignación más profunda al ver qué tipo de bienvenida recibía el ucraniano Román Zozulya en su nuevo equipo. Es curioso, cuán sencillo es gobernar las mentes llenas de idealismos equivocados e ideas falsas divulgadas por los más interesados. Nadie se pregunta por la situación actual real de Ucrania, un país que está a tan solo 3.000 kilómetros de España, que lleva varios años en guerra encubierta, que ya ni sale en los medios de comunicación y, por tanto, no existe para muchos.

Seguir leyendo »

Servicio público versus actividad privada

Desde hace meses asistimos impávidos a la situación originada tras aplicarse la ley de incompatibilidades en el Servicio Murciano de Salud… que por cierto llevaba en vigor desde 2001 sin surtir ningún tipo de efecto.

La noticia, sin embargo, no es cuál ha sido la razón que ha llevado a no hacerse efectiva durante más de 15 años o quiénes han sido los responsables. Por el contrario, tras su ratificación y puesta en marcha el pasado mes de noviembre, son decenas de jefes de servicio que bien dimiten o se “resisten” a abandonar su actividad privada, poniendo sobre aviso a la ciudadanía de un posible deterioro de la calidad asistencial. No podríamos estar más en desacuerdo.  

En un mundo en constante transformación, líquido, donde el efectismo de los titulares y la amenaza de la posverdad marca la tónica política en general, conviene reorientar el discurso hacia aquellos elementos que permiten construir un núcleo sólido de debate. 

Seguir leyendo »

Sobre la nueva orden para concertar los bachilleratos y ciclos formativos

La Consejería de Educación de la Región de Murcia ha dado un paso de gigante en su denodada lucha por acabar con la Enseñanza Pública en nuestra Región. Este último cañonazo sobre el ya maltrecho buque de la Pública consiste en ofrecer a los centros privados la posibilidad de que, además de recibir la subvención integral para la enseñanza obligatoria (Primaria y Secundaria), tendrán ahora la posibilidad de recibir la misma subvención para las enseñanzas no obligatorias, es decir, Bachillerato y Formación Profesional.

¿Qué supondrá la aprobación de esta Orden cuando sea aprobada y publicada en el BORM? ¿Qué supondrá para la Región de Murcia que los centros privados puedan concertar sus Bachilleratos y Ciclos Formativos, hasta ahora privados? Sí, es evidente: una inyección de millones de euros para el enriquecimiento de esas empresas privadas de la educación, a costa del empobrecimiento, la reducción y la precarización de los centros públicos. Espíritu emprendedor, lo llaman. Robarnos a todos para beneficio de unos pocos, de unos privilegiados que no lo necesitan. Libertad educativa, espíritu emprendedor. Todo a costa de nuestro dinero, de lo que es de todos, para todos. Emprender con el dinero de otros, con el dinero de todos. Qué bien, qué bonito.

Llevamos seis o siete años de recortes brutales en las escuelas públicas. Los docentes han visto aumentada salvajemente su jornada laboral, su sueldo recortado, congelado. Se han aprobado leyes inverosímiles para que los profesores enfermos no sean sustituidos, dejando a los niños sin clase durante dos semanas. El número de alumnos por aula ha ido aumentando año tras año, olvidando cualquier idea de calidad educativa bajo el imperativo económico de la precariedad y la necesidad urgente.

Seguir leyendo »