eldiario.es

Menú

Enseña como puedas: precariedad laboral en la Universidad y medidas sine qua non para erradicarla

Somos ya conscientes desde hace años, y con gran sonrojo para muchos, de que la precariedad laboral está instalada en la Universidad española. Mucho me temo que es imposible erradicarla únicamente desde -y con- las actuales políticas universitarias. Como mucho, desde las universidades podemos estabilizar su crecimiento, pero no disminuirla.

Como consecuencia de los recortes que han sufrido las Universidades públicas durante los años de crisis (limitaciones presupuestarias, techo de gasto y baja tasa de reposición de vacantes, entre otros aspectos), las ineludibles obligaciones docentes han tenido que ser satisfechas recurriendo, abusivamente, a un tipo contractual de profesorado que no estaba pensado para ello: el profesorado asociado.

Cabe recordar a este respecto los cuatro requisitos básicos marcados por la Ley Orgánica de Universidades (LOU), que deben darse para la contratación del profesorado asociado:

Seguir leyendo »

¿Perseguir por "ofensas a los sentimientos religiosos"? ¿Condenar? No en mi (nuestro) nombre

La vicepresidenta del Gobierno junto al presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez / EFE

Como creyente siento una gran preocupación e indignación al ver cómo personas o colectivos presentan denuncias en los juzgados por supuestas "ofensas a los sentimientos religiosos" que terminan en condenas.

Uno puede sentir que una escena, una fotografía o un chiste pueden ser de mal gusto, incluso uno puede sentirse herido personalmente por algo que considera un humor desagradable o una crítica fuera de lugar; pero todo esto entraría en una valoración personal sin una transcendencia judicial y sin rasgarse las vestiduras, pues hay que reconocer que existe un humor religioso de mucha enjundia y muy positivo.

Sin olvidar que ¡cuántas veces ofendemos desde las religiones! Por ejemplo, a los gays y lesbianas, contra quienes se ha ejercido una gran violencia, incluso, hasta causar la muerte. ¿Por qué vamos de ofendidos cuando nosotros ofendemos tanto de palabra y acción?

Seguir leyendo »

Píldoras dispersas para aliviar la tarde

PP Murcia: "Nos hemos vuelto locos para apoyar a un corrupto o no será lo contrario, que Sánchez es honrado y entregado".

UNA.

Dijo el presidente López unos pocos días atrás que ni los murcianos, ni los gobiernos anteriores son responsables de lo que ocurre en el Servicio Murciano de Salud (SMS). Suponen esas palabras, de entrada, un reconocimiento tácito de que el citado departamento está como para refundarlo de nuevo. Si no, que le pregunten a los pacientes ciudadanos que esperan varios meses, varios, no ya para entrar en quirófano, sino simplemente para una primera cita con el especialista, o una segunda con otro galeno específico o, incluso, ven aplazada porque sí su cita el mismo día que se suponía debían pasarla porque a la eminencia hipocrática de turno en el sistema público de salud le ha surgido algún problema de resolución inaplazable: vuelva usted dentro de unas cuantas semanas. Son casos, los tres, registrados de primerísima mano por este ciudadano de a pie que escribe. En cuanto a lo de las responsabilidades inexistentes, según López, de los gobiernos anteriores habrá que pensar que la culpa la tienen los mejillones, o que el caso es que la abuela fuma. ¿O quiso decir el baranda regional que es la injusta financiación autonómica la exclusiva causante de los males malos-malísimos de la Sanidad murciana? Es una manera de decir que la gestión sanitaria ha sido impoluta  desde que se hicieron las transferencias hasta la fecha, habiendo estado como está en mano de gerifaltes del PP y afines. Que venga la Marea Blanca y lo vea.

DOS.

Seguir leyendo »

Desafíos docentes para la universidad que queremos

Séneca puede hacernos reflexionar a la hora de tomar decisiones en la gestión de la vida universitaria que afecta a 31 446 alumnos, 2 517 profesores y 1 142 miembros del personal de administración y servicios[1]: “Ningún viento será bueno para quien no sabe a qué puerto se encamina”. La Universidad de Murcia necesita con urgencia un plan estratégico que tenga en cuenta mejoras en docencia, investigación, internacionalización, sociedad, calidad y gobernanza.

De todos esos ejes de actuación necesarios me centraré en el primero de ellos, el de la docencia, puesto que la UM es un espacio público de educación superior que debe garantizar el derecho a la formación universitaria, y dentro de este eje incidiré en tres desafíos concretos.

El primero está relacionado con el elevado precio de las tasas universitarias. Un problema que, sin lugar a dudas, requiere una pronta solución. El informe National Student Fee and Support Systems in European Higher Education 2015/16 sitúa a España como el noveno país europeo (de un total de 37) en el que los precios de los créditos ECTS de grado y máster son más caros. Así, en Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia, Escocia y Grecia los estudios universitarios son gratuitos, mientras que en Alemania, Polonia, Estonia y República Checa apenas alcanzan los 50 euros por curso académico, o en la vecina Francia y en Luxemburgo no superan los 200. Por otra parte, en España el precio medio de los estudios de grado se dispara hasta los 1100 euros. En cuanto a los títulos de máster se refiere, la situación es similar o incluso peor: estudiar un máster en España supone un desembolso medio de 2200 euros, frente a la gratuidad de los países escandinavos o los 50 euros de Alemania o Eslovenia.

Seguir leyendo »

El feminismo que no amaba a esas mujeres

Piden al Ayuntamiento de Murcia que apoye la Huelga Feminista del 8M

Piden al Ayuntamiento de Murcia que apoye la Huelga Feminista del 8M

Renuncio categóricamente al feminismo de botiquín. Digo adiós a la arrogancia, la mojigatería y los decoros burgueses de quien lidera el Partido Feminista y demás conocidas. Lo hago porque, paradójicamente soy feminista y no quiero que la heterogeneidad de este movimiento social quede sujeta a un estereotipo, al discurso monolítico o a la continua victimización. Sí, habemus Huelga Feminista y de eso, perdonen la entradilla disruptiva, quería yo hablar.

Seguir leyendo »

Acampada vecinal pacífica "Murcia sin muros"

Se lo dije, se os va a llenar la acampada de gente preguntándoos cómo habéis conseguido que la ponsetia se conserve fresca y roja en pleno febrero: el sueño de muchos amos y amas de casa que compran esas macetas en diciembre y las tiran en enero.

Hay muchos sueños por aquí: el de los vecinos de los barrios del sur (Stgo. El Mayor, Barriomar, San Pío X) es que no les separen del resto de la ciudad con un muro infranqueable, que convertirá a sus zonas en guetos. El sueño de una de las muchachas que está en "Murcia sin muros" es producir una cerveza de calidad artesanal a precios asequibles. Otros dos muchachos confiesan dormir en las casas donde estudian y no en la acampada porque están preparando una carrera universitaria. El sueño de Luismi es convertir los carritos del súper en vitrinas de exposición, mientras cuida la ponsetia. No sé cuál es el sueño de los cientos de policías que custodian este mini Ulster sureño, pero no parece ser el de vigilar las obras de albañilería en un barrio periférico. No ponen cara de felicidad, a pesar de su fijación con ayudar a doña Ana Jiménez a cruzar la calle.

La palabra "sueños" tiene unas connotaciones de idealismo y alejamiento que quizás la conviertan en algo cursi, pero no se me ocurre otra mejor para adjetivar la intención de construir una ciudad digna para todos y cada uno de nosotros. Porque de eso se trata en el sitio que he visitado hoy.

Seguir leyendo »

Acampada vecinal pacífica "Murcia sin muros"

Se lo dije, se os va a llenar la acampada de gente preguntándoos cómo habéis conseguido que la ponsetia se conserve fresca y roja en pleno febrero: el sueño de muchos amos y amas de casa que compran esas macetas en diciembre y las tiran en enero.

Hay muchos sueños por aquí: el de los vecinos de los barrios del sur (Stgo. El Mayor, Barriomar, San Pío X) es que no les separen del resto de la ciudad con un muro infranqueable, que convertirá a sus zonas en guetos. El sueño de una de las muchachas que está en "Murcia sin muros" es producir una cerveza de calidad artesanal a precios asequibles. Otros dos muchachos confiesan dormir en las casas donde estudian y no en la acampada porque están preparando una carrera universitaria. El sueño de Luismi es convertir los carritos del súper en vitrinas de exposición, mientras cuida la ponsetia. No sé cuál es el sueño de los cientos de policías que custodian este mini Ulster sureño, pero no parece ser el de vigilar las obras de albañilería en un barrio periférico. No ponen cara de felicidad, a pesar de su fijación con ayudar a doña Ana Jiménez a cruzar la calle.

La palabra "sueños" tiene unas connotaciones de idealismo y alejamiento que quizás la conviertan en algo cursi, pero no se me ocurre otra mejor para adjetivar la intención de construir una ciudad digna para todos y cada uno de nosotros. Porque de eso se trata en el sitio que he visitado hoy.

Seguir leyendo »

El espacio urbano como bien común

Desde siempre, la plaza principal de nuestros pueblos ha sido un espacio público de reunión, encuentro y proximidad de vecinos y vecinas de todas las edades. Hoy corre el riesgo de desaparecer debido a las terrazas de bares y restaurantes, unas carpas enormes y permanentes, que la ocupan. Es lo que está ocurriendo, por ejemplo, en la Plaza del Casino de La Alberca.

Muchos de los que antes la disfrutaban, ahora pasan de largo. Tampoco parece posible que los niños jueguen al balón ni que se deslicen en patines, por lo que la parte no ocupada de la plaza se convierte en un espacio anexo a las terrazas. Con el buen tiempo, se ha llegado a programar alguna actuación musical en él. Importa bien poco que los ruidos y la música de las terrazas vulnere la intimidad y el derecho al descanso de los vecinos que viven en ella. En fin, la plaza se ha convertido en espacios privados de encuentro, tantos como terrazas, y con ello se les ha planteado un dilema a los vecinos: consumir o pasar de largo.

Sin embargo, aunque pueda parecer lo contrario. El Ayuntamiento dispone de una normativa que regula la instalación de terrazas en espacios de uso y dominio públicos: La Ordenanza Reguladora de la Ocupación de la Vía Pública con Terrazas y otras Instalaciones.

Seguir leyendo »

Para los estudiantes, pero con los estudiantes

Universidad de Murcia

Universidad de Murcia

Ya han transcurrido diez años desde que el Plan más famoso de Europa, el Bolonia, pusiera las bases para ese Espacio Europeo de Educación Superior (EEES). Lo cierto es que quedaba bien sobre el papel pero, años después, aún estamos esperando que la teoría aterrice del todo en los campus y que exista, por ejemplo, una verdadera evaluación continua. Un dato: en muchas titulaciones aún tenemos horquillas de evaluación en la que el examen supone el 70 o incluso el 80% de la nota final. Más datos: en muchas, existe un abrumador desequilibrio entre teoría y práctica, suponiendo un volumen de trabajo extremo para estudiantes que pasan hasta 10 horas en un campus que además no dispone de los espacios óptimos para su descanso. Estudiantes que invierten a veces varias horas en desplazarse desde su ciudad de origen porque la combinación y el horario de los transportes no son los adecuados y no disponen de los medios económicos suficientes para residir en Murcia.

Seguir leyendo »

Es el mercado, amigas

La líder de Cs, Inés Arrimadas/ Lluis Gené

La líder de Cs, Inés Arrimadas/ Lluis Gené

Inés Arrimadas se desmarca de la huelga feminista, y lo hace con unos argumentos que nos dejan el culo torcío: primero, el 8M “va contra el capitalismo”; a continuación, la movilización “esconde cuestiones ideológicas”; por último “este feminismo divide”. De su partido no esperábamos gran cosa desde que hace bandera de la custodia compartida automática o difunde bulos sobre denuncias falsas por violencia de género. Si le dejan el micro un rato más igual empieza con lo de “ni machismo, ni feminismo”, pero en fin. Ciudadanos pesca en aguas cuñadas, en las que la creencia de que “el feminismo está llegando demasiado lejos”, porque “la igualdad ya se ha conseguido” es habitual.

Seguir leyendo »