Opinión y blogs

eldiario.es

Cultura con patatas, por favor

Decía el antropólogo Claude Levi Strauss (nada que ver con los pantalones vaqueros) que la cultura comenzó cuando el hombre puso a asar al fuego el primer trozo de carne. Leer esto sólo confirma lo que para mí siempre ha sido obvio: la gastronomía es cultura, una expresión cultural que define nuestra identidad como pueblo. Voy más allá, elevar la gastronomía al Olimpo de la alta cultura me conviene como murciano, porque si por algo es conocida esta región es por sus frutas y hortalizas, no por ser la tierra de grandes pintores, poetas o dramaturgos (salvando honrosas excepciones como el imaginero Salzillo). Esto es lo que hay en Murcia, y con esto debemos jugar porque, nos guste o no, aquello de la Huerta de Europa sigue pesando mucho, como explicaba en un artículo publicado en este medio semanas atrás.

Y hablando de cultura, en los últimos días he leído diferentes propuestas para revitalizar la cárcel antigua y, de paso, la vida cultural de la ciudad de Murcia. En mi opinión, algunas de estas propuestas son poco realistas, costosas, y dan la espalda a los puntos fuertes que tiene nuestra ciudad, y que son los que al final tenemos que aprovechar si queremos construir una Marca Murcia realista y atractiva. No debemos pretender ser lo que no somos, ésta es la primera lección cuando se quiere mejorar la imagen y reputación de un lugar.

Por eso me parece realista y correcta la idea de convertir parte de la cárcel antigua en un mercado y gastrobar, similar a lo que encontramos en el mercado de San Miguel en Madrid o el de la Boquería en Barcelona, un escaparate para los productos de la tierra, especialmente los ecológicos producidos tradicionalmente, y para los jóvenes restauradores que buscan darse a conocer y que no siempre lo tienen fácil. Un espacio así aprovecharía esa reputación de productores agroalimentarios de calidad y nos convertiría en centro gastronómico de referencia. Esta propuesta vale también para las plazas de abasto de Saavedra Fajardo y la de Verónicas, espacios hoy desangelados, desaprovechados y que piden a gritos ser reinventados.

Seguir leyendo »

Esto también es violencia

15 de noviembre. Número 3 de la avenida de la Fama. 16:30 horas.

-Sin entrar en la política recortes llevada a cabo, el gobierno del Partido Popular ha demostrado nula voluntad en el asunto que nos concita, ya que  ni tan siquiera ha  desarrollado aquellas medidas contempladas en la  Ley de igualdad Regional, la 7/2007 de 4 de abril, que son perfectamente ejecutables sin gasto alguno, simplemente contando con los recursos materiales existentes y el apoyo del personal disponible.

-¿Sí, como cuales?, nos espeta nuestra anfitriona.

Seguir leyendo »

Un campurriano y un torrelaveguense, vientos cruzados en el Cantón de Cartagena

DETERMINISMO

El destino es una máquina de complejos engranajes que trabaja incesan­temente para que todo lo que ha de ocurrir ocurra necesariamente. Y así... para que este «insólito» tomara cuerpo en el papel quiso la casualidad —que es más causal de lo que parece— que Elisa Gómez Pedraja escribiera el libro «Pedro Gutiérrez de la Puente: Un campurriano en el cantón», cuya undécima nota a pie de página razona: «Gran parte del duro asedio a Cartagena fue coordinado por el general Francisco de Paula Cevallos y Vargas (Torrelavega, 9-10-1814-Madrid, 9-3-1883), primer marqués de Torrelavega. ¿Llegarían a conocerse don Pedro y don Francisco, parlamentando o de alguna otra forma?

Un natural de Mazandrero, máxima figura política de los revolucionarios cantonales. Y un general de Torrelavega, al mando del ejército centralista. Sitiado y sitiador. Insurgente y represor. Dos de aquí enfrentados allí. A más de ochocientos quilómetros del lugar de origen. Cosas del destino.

Seguir leyendo »

A propósito del 25 de noviembre

Desde que en año 1999 la ONU diera carácter oficial al 25 de Noviembre como Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer lo cierto es que las cifras de agresiones y asesinatos machistas no han dejado de crecer, llegando en este momento en España a la cifra de 92 mujeres asesinadas este año tras el último caso acaecido en León en una mujer de 54 años.Por tanto, nos vemos obligadas a salir a la calle un año más a denunciar la persistencia de la discriminación sistémica de la mujer y la falta de inversión para la lucha contra la violencia machista. Muchas voces desde la sociología, han puesto de manifiesto que esa supuesta falta de medios, fruto de la estafa a la que venimos siendo sometidos desde 2008 para salvar a los poderes financieros a costa de nuestros salarios, constituye un estado de precariedad donde la desestructuración social se ha hecho palpable. Es lo que se han empeñado en hacernos creer todos estos años que era un requerimiento imprescindible para salvar nuestra economía, imponiendo además una drástica reorganización de las relaciones laborales.Esta precarización social y económica constituye un problema político actual de primer orden en nuestro país, donde existen grandes colectivos sociales fragmentados, desestructurados, desposeídos de voz y sin que nadie haya defendido sus intereses.

Esta situación ha afectado especialmente a las mujeres, los recortes en sanidad, educación y dependencia, han llevado a que muchas mujeres tengan que cuidar de sus familias en sus hogares, guarderías a precios inasequibles, escasez de centros de día para mayores, ayudas para discapacitados que no llegan, han hecho que la mujer tenga que volver a recluirse en el ámbito doméstico.

Hoy día, Patriarcado y Neoliberalismo se dan estrechamente la mano para volver a reforzar la división sexual del trabajo, orientando a las mujeres una vez más como moneda de cambio, hacia lo privado y hacia los cuidados, como ha venido sucediendo periódicamente desde la I G.M.

Seguir leyendo »

Conversaciones sobre teatro y política con Irene Jacob, mi gata (I): Presentación y paseo

Irene Jacob apareció en mi vida el 28 de octubre de 2015. Esa noche llegamos a casa Elisa y yo después de conocer que habíamos ganado el premio del público con la obra `Azul Kieslowski´ de Sabotaje Teatro en la III edición del festival de agitación escénica Decorrido (estado de subidón máximo, claro).

Al entrar al edificio oímos unos maullidos de gato pequeño desconsolado. La futura Irene estaba en el rellano de la planta superior a casa asustada y famélica. Después de conseguir acercarnos a ella y darle un poquito de calor Elisa me dice: “¿Nos la podemos quedar?” “No”, contesté.  “Es una señal, José…”. Irene Jacob acaba de cumplir un año y todas las mañanas antes de lavarme la cara, la cojo en brazos, le muerdo la mejilla y paseo con ella hasta el balcón donde permanecemos unos minutos que, en muchas ocasiones, son los mejores del día.

Seguir leyendo »

El mito de Cronos

La mitología nos ayuda con la realidad y los viejos mitos legitiman los fundamentos de la cultura. Los mitos que nos llegan del pasado se forjan también cada día en el presente. Hechos por desgracia cotidianos, nos traen a la memoria mitos ancestrales. Porque, cuando una mujer anciana se calienta con la luz de la llama de una vela y muere entre el frío, la soledad, la obscuridad y el incendio, el dios Cronos Saturno vuelve a devorar a uno de sus hijos. Cuando un solo niño se siente en la pobreza y se avergüenza de su hambre, el dios Cronos insiste en devorar a sus hijos o cuando una familia es desahuciada por orden de un banco, de nuevo Cronos devora a su hijo. Lo mismo ocurre, cuando una mujer africana huyendo, se ahoga intentando alcanzar nuestras costas, en ese preciso instante el dios Cronos reanuda su cruel tarea. Pero es que además de personas, Cronos devora hospitales y universidades, también escuelas.

¿Pero quién es Cronos?  En la mitología griega, Cronos es hijo de Urano (el cielo) y de Gea (la tierra) que destronó a su padre y que casado con su hermana Rea, asumió el reino de los dioses, pero conociendo que estaba destinado a ser derrocado por uno de sus hijos decidió devorarlos a todos  nada más nacer. Sin embargo su sexto hijo, Zeus escondido por su madre, se salvó y tras abrir el vientre de su padre liberó a sus hermanos y tras una guerra cruel y prolongada  consiguieron definitivamente derrotar a Cronos,  más conocido como Saturno en la mitología romana.

El mito ha sido reproducido en el arte en numerosas ocasiones, también por Rubens. Pero es sin duda el cuadro de Goya “Saturno devorando a su hijo” el más fascinante y consigue acrecentar aún más la importancia del mito. El lienzo, que es grande, nos muestra a un Saturno descomunal, desnudo, anciano, con largas barbas y cabellos grises, fuera de sí, con la mirada extraviada, de aspecto monstruoso, con grandes extremidades desproporcionadas y devorando a su hijo,  el cual muestra su cuerpo iluminado y  ensangrentado. Todo en un tenebroso fondo negro.

Seguir leyendo »

Del cinismo liberal a la Consejería dadivosa

Entre la CROEM, la UCAM y Ciudadanos como coordenadas y determinantes, el Gobierno regional deambula pretendiendo dedicarse al bienestar de los murcianos: crasa tontería que carece, por supuesto, de pruebas y fundamento. Una cuarta coordenada es la Justicia, que acecha y amenaza al presidente Pedro Antonio Sánchez (PAS) y por tanto a todo su gobierno, cuyos miembros alcanzan así la categoría, poco lustrosa, de precarios políticos y morales.

Introduzco así mi comentario sobre uno de los consejeros más activos del Gobierno de PAS, Juan Hernández Albarracín (JHA), nombrado en su día para la consejería de Desarrollo Económico, Turismo y Empleo seguramente por ser uno de los más inadecuados, dada su extracción profesional como promotor inmobiliario y hombre de cupo de la UCAM, amén de sus varias incompetencias personales.

Desde el primer momento me pareció que ahí teníamos un ejemplo de libro para describir al liberal en acción y al Gobierno regional en su verdadera salsa: el desarrollo económico como mera distribución generosa de recursos, el turismo como turisteo de cuño fraguista y el fomento del empleo como cantilena perversa que esconde lo contrario. Aclararé, acerca de esto último, que las subvenciones y facilidades crediticias otorgadas por esta Consejería van en gran medida a destruir empleo, generalmente bajo el título de “Innovación y competitividad”, lo que se podrá comprobar fácilmente y deberá hacer que en la Asamblea se sigan con interés y perspicacia estos planes y programas de dinero fresco y fluyente. (No es necesario subrayar que en buena doxa liberal los empresarios son héroes del emprendimiento y hasta del riesgo, amén de enemigos del Estado y fustigadores permanentes de cualquier Administración, aunque la realidad sea que andan siempre rebuscando dineros públicos para su propio y exclusivo interés: JHA expone y representa, con gran exactitud, esa prédica, que es teórica, y su contraria, que es la verdadera.)

Seguir leyendo »

¿Por qué apostar por el comercio electrónico para reforzar la tienda física?

Son muchas las tiendas tradicionales que han decidido  iniciarse en el comercio electrónico en el sector de la alimentación en nuestro país dado el crecimiento constante de la demanda online y la falta de tiempo de muchos trabajadores que deben conciliar vida laboral y familiar.

Hablando de viajar desde la tienda offline hasta la tienda online podemos poner un ejemplo murciano como es GranBio supermercados Ecologicos. Es una cadena de supermercados tradicionales en proceso de expansión que ha sabido combinar su versión offline con las posibilidades del comercio electrónico.

Mantienen sus tiendas físicas, donde continúan ofreciendo atención personalizada al cliente en el centro de Murcia y han apostado por la multicanalidad, creando su tienda online.

Seguir leyendo »

Revolución verde a la murciana

La región de Murcia se sigue todavía hoy asociando con aquello de la huerta de Europa. Cuando me encuentro con algún compatriota en el extranjero, suele exclamar: “¿Qué hace un murciano tan lejos? Seguro que echas de menos los tomates de tu tierra”. El cruel estereotipo de que los murcianos somos gentes de menor nivel o capacidad que otros habitantes de España es algo que me enerva y que merece un comentario aparte, pero lo de relacionar Murcia con hortalizas, huertas y tradición agrícola me hace sentir orgulloso. Hoy por hoy, esto es preferible a que nos asocien con un mar Menor ultracontaminado, por ejemplo.

Lamentablemente, no echo de menos los tomates y hortalizas de Murcia, al menos no los de esta época, que en gran medida han perdido el sabor por el efecto de la agricultura industrializada. Sí echo de menos los que se producían tiempo atrás. Pero dejemos los sentimentalismos y miremos hacia adelante. En el resto de España, Murcia sigue sonando a agricultura, a huerta, a productos de buena calidad, a tradición. Aprovechemos ese estereotipo para refrescar la Marca Murcia, que vive demasiado asociada al turismo. Para comenzar, borremos las absurdas connotaciones negativas que el campo puede aún tener. El huertano o el campesino tradicional ya no es un palurdo, es una persona que vive en contacto con la tierra y ha recuperado un mundo casi olvidado por la modernidad. Es un héroe en esta sociedad globalizada.

Estoy pensando en la agroecología, la agricultura tradicional, los cultivos ecológicos y todas estas tendencias que vienen a significar esencialmente lo mismo, y que han pasado de ser una práctica residual de hippies y viejos labriegos a convertirse en toda una tendencia. Y esta tendencia, señores, va en aumento. La cosa va de buscar un acomodo entre agricultura, medio ambiente, técnicas agrícolas tradicionales, biodiversidad y nuevos métodos respetuosos con el proceso natural, que consuman menos insumos. La agroecología va a ser cada vez más importante en todo el mundo y sus productos más demandados y cotizados que los producidos según métodos industrializados. No hay duda de eso.

Seguir leyendo »

Dos años después democracia sigue significando “expropiar”

Seguramente éramos algo inexpertos a la hora de transmitir ideas, pero el contenido del mensaje sigue valiendo y personalmente me reafirmo, por supuesto, en él: democracia sigue significando expropiar - o nacionalizar, que viene a ser lo mismo cuando hablamos de recuperar un sector para ponerlo bajo control público -. Ya han pasado más de dos años desde aquel febrero de 2014 en el que un grupo reducido de personas, entre las que me encontraba, organizamos la primera asamblea de Podemos en la Región de Murcia. Ha llovido mucho desde entonces y por qué no decirlo, Podemos también ha cambiado en parte respecto a sus presupuestos iniciales, que son los que defendí en aquella presentación, aún así no cambiaría ni una coma de lo que allí se dijo. Es mucha la gente que sigue participando y apostando en Podemos por aquellas ideas e ilusiones que se despertaron con asambleas callejeras en todo el Estado, con un mensaje de impugnación del sistema político y de construcción de una democracia participativa y desde abajo.

Más de dos años después, aquellos mensajes han provocado que en los últimos días se centre en mí el foco de ciertos medios de comunicación obsesionados con Podemos, que, a partir de un corte de aquella intervención titulan: «Un podemita murciano: ‘Democracia significa expropiar’» - véase el desprecio implícito -. Así, sin más explicación, a pesar de que hablaba de expropiación en referencia a oligarquías, banca y eléctricas; y no en referencia a la gente común, evidentemente. Coincidiendo en el tiempo me he encontrado con dos titulares a propósito de las eléctricas: «El Tribunal Supremo tumba el bono social y ordena devolver el dinero a las compañías eléctricas» y «El recibo de la luz encadena seis meses al alza y apunta a nuevas subidas». Así es que creo que alguna explicación-respuesta, centrada en este caso en las eléctricas, se hace necesaria.

Habría que recordar que las eléctricas eran empresas públicas que fueron privatizadas por el gobierno de José María Aznar a partir de 1996 siguiendo los pasos de su predecesor en el cargo, Felipe González. El propio gobierno de Aznar situaba a las eléctricas en el grupo de las primeras a privatizar, ya que, aunque habría que desregularizar el sector, estas empresas eran rentables para el Estado (y por lo tanto más fáciles de vender). Algunas de las razones, entre otras, que se dieron para estas privatizaciones fueron que los ingresos que recibiría el Estado ayudarían a cuadrar las cuentas estatales – el milagro económico del PP – y que una gestión más eficiente a la larga repercutiría en toda la sociedad con una bajada de las tarifas. Tanto Felipe González como José María Aznar encontraron posteriormente acomodo en estas empresas una vez privatizadas (Gas Natural y Endesa respectivamente).

Seguir leyendo »