eldiario.es

Menú

Chaves Nogales o la tercera España

Dice Arturo Pérez-Reverte que el prólogo de ‘A sangre y fuego’, de Manuel Chaves Nogales, debería ser de obligada lectura en los colegios. En Sevilla, la ciudad natal del periodista, se le ha rendido homenaje días atrás con unas jornadas en torno ‘al hombre que estuvo allí’. Chaves Nogales ejemplifica como pocos eso que se da en llamar la tercera España y el texto mencionado es toda una declaración de intenciones en plena eclosión de la Guerra Civil.

Fue nuestro hombre ante todo un crítico observador de los desmanes que se producían en uno y otro bando, lo que le llevó a estar considerado como enemigo en ambas trincheras. Por eso escribe en el mentado prólogo frases de una honestidad moral incuestionable: “De mi pequeña experiencia personal, puedo decir que un hombre como yo, por insignificante que fuese, había contraído méritos bastantes para haber sido fusilado por los unos y por los otros.

Me consta por confidencias fidedignas que, aun antes de que comenzase la guerra civil, un grupo fascista de Madrid había tomado el acuerdo, perfectamente reglamentario, de proceder a mi asesinato como una de las medidas preventivas que había que adoptar contra el posible triunfo de la revolución social, sin perjuicio de que los revolucionarios, anarquistas y comunistas, considerasen por su parte que yo era perfectamente fusilable”.

Seguir leyendo »

No les representan

En la Región de Murcia, 7 de los 45 municipios tienen menos de 5.000 habitantes, son los llamados “pequeños municipios”, unos asentamientos poblacionales con especiales necesidades que sufren con demasiada frecuencia la invisibilización política debido a su escaso peso electoral. La cifra se eleva hasta 8 si también consideramos a Librilla, un pueblo en pleno Valle del Guadalentín que supera por poco la barrera de los cinco mil. De los 45 diputados y diputadas regionales ni uno solo proviene de estos pequeños enclaves. Lo anterior se nota a la hora de presentar iniciativas parlamentarias. Si introducimos el nombre de alguno de estos 7 municipios en el buscador de iniciativas las posibilidades de encontrar resultados son bajas y disminuyen conforme menos población se tiene.

Respecto a los grupos de edad, los menores de 30 años no pisan la moqueta. La parlamentaria más joven es Inmaculada González del Partido Popular (1984) y ello a pesar de que la Región de Murcia es el territorio con más población joven de toda España. La media de edad de los miembros de la Asamblea Regional se sitúa en los 46,5 años y es que vivimos de pleno el gobierno legislativo de unos baby boomers que se parecen más entre ellos de lo que piensan. De entre las comisiones especiales y las permanentes legislativas ni una sola incluye en su título el área pública de juventud.

Según su profesión, el 40% de los parlamentarios son funcionarios (18/45) y las titulaciones más frecuentes son las universitarias de carácter jurídico y humanístico-social, con muy baja presencia, por el contrario, de los profesionales del ámbito científico. Los parlamentarios de los nuevos partidos (Podemos y Ciudadanos) son todos universitarios y, además, presentan la menor dispersión de edad.

Seguir leyendo »

Carta abierta a Jordi Évole

Hola compañero Jordi, aunque no tengamos relación personal te considero una persona que luchas a través de los medios de comunicación desde una manera profunda, que nos conciencia y que desvela las causas de la realidad y nos indigna !¿Cómo te van a querer los poderosos de este mundo?! Tengo que reconocerte que se me encoge el corazón cada vez que me llega por las redes sociales la posibilidad de que “Salvados” deje de emitirse. Necesitamos esos iconos de la verdad, la justicia y la libertad, los enriquecidos no quieren que se despierten conciencias ni sensibilidades. Quieren dejar las cosas como están.

Te agradezco el programa del otro domingo acerca de la guerra en Siria, sobre el DAESH, de una manera especial y te explico por qué. Hemos ido a diversos campos de refugiados en Grecia, Katsicas, Ritsona, Lampedusa en Italia y otros muchos, y adquirimos un compromiso con algunas familias en Ritsona, todas ellas procedentes de Alepo, que nos pidieron desde el dolor profundo que no los olvidáramos. Nos pidieron: “Por favor, no nos olvidéis, por favor no nos olvidéis”. Tengo clavado en lo más profundo de mí ser sus miradas llena de ternura, de amistad, de impotencia por estar en campos de refugiados en condiciones penosas después de huir de los horrores de la guerra y de su travesía, de esa mirada, que en cierto sentido, ponía su esperanza en nosotros. Le dijimos que no los olvidaríamos, por lo que hemos vuelto allí y creado la asociación 'Amigos de Ritsona', y nos dedicamos a colaborar con los refugiados allí donde estén y según nuestras posibilidades y nuestras limitaciones.

Hemos hecho charlas de conciencia, de sensibilización, de denuncia... y recientemente hemos denunciado el incumplimiento del gobierno español con la acogida de refugiados, que no ha llegado ni a 2.000 de los 17.000 a los que se comprometieron. Pero luchamos contra algo terrible, contra el tiempo que va silenciando esta realidad. Ya no se habla en nuestra sociedad de los refugiados, y a veces me siento mal, muy mal, porque creo que esa promesa de llevar su dolor a nuestro entorno no lo estamos haciendo, les estamos fallando. La maldita situación de Cataluña ha acabado por sepultar este sufrimiento en España. Tu programa ha servido para poner de nuevo esta realidad en las pantallas y que las redes sociales se activen. Si te soy sincero, este programa me ha venido muy bien personalmente, porque nos permite pasar del silencio a la voz, a darle sonido e imagen a su dolor. Aunque no sé por cuánto tiempo.

Seguir leyendo »

Rapaces contra las pantallas del AVE

Rapaces contra las pantallas del AVE.

La semana pasada un cernícalo se estrelló contra una de las pantallas de metacrilato transparente que rodean el trayecto futuro del tren AVE a su paso por Murcia. Seguramente, antes, otras varias avecillas menores como vencejos o gorriones se habrán estrellado, pero por su pequeñez y dado el tránsito de peatones y vehículos de toda esa zona (barrios de San Pío X, de Stgo. el Mayor, de El Progreso, del sur de El Carmen, etc...), no los hemos visto.

Pero un cernícalo es una ave (valga la ironía) mayor, un predador que comparte parecido aspecto y comportamiento con el azor, el gavilán, el halcón o el milano. Rapaces diurnas de tamaño medio, cazadores de ratones y de palomas, pájaros grandes que tenemos la suerte de tener aún por nuestras ciudades pequeñas, llenas de jardines y huertos.

Su muerte, reventados contra las altísimas pantallas "populares" es muy simbólica.

Seguir leyendo »

¿Se puede defender España con un libro?

¿Por qué cuando muere un obrero, un maestro, un trabajador social, un enfermero, un bombero, un limpiador… en un accidente no se le condecora y no se dice que ha muerto luchando por la libertad, y sí, en cambio, cuando se trata de algún militar? Los militares, respetándolos como personas, no luchan por la libertad, sólo reciben órdenes y si tienen que bombardear zonas civiles lo hacen, aún siendo conscientes de que esas bombas que arrojan van a matar a niños y niñas. Al hilo de esto, siempre se ha dicho que en una guerra se matan entre ellos gente joven que no se conocen ni se odian, mientras que la gente mayor que sí se conocen y se odian no les pasa nada y ¡qué gran razón llevan!

Si murieran los hijos e hijas de los ricos habría muy pocas guerras, posiblemente, ninguna. Los muertos y los heridos pertenecen a los  pobres y los ricos siempre están a salvo, en sus megaempresas, llevando las coronas mortuorias a las tumbas de los pobres; los pobres lloran la muerte de los suyos, los ricos siguen haciendo negocio y se van a los restaurantes más caros a seguir comiendo de lujo, ya han hecho el paripé del homenaje a los caídos ¿por la patria y la bandera? No, por los intereses de las grandes empresas, de las multinacionales. Los ejércitos están al servicio de las élites económicas, sociales y políticas, el único patriotismo que conocen es el dinero y la riqueza.

La mejor defensa de un país es a través de la educación, de los valores de la ciudadanía, de sus principios por la dignidad humana y el bien común, por una sanidad universal y accesible, por una cobertura que haga de la solidaridad un pilar y no un ámbito a desmontar. España, como otros países, se puede defender a través de un libro, de los libros, que nos ayuden a pensar, a reflexionar, que tengamos un pensamiento crítico, que nos evite que caigamos en la tentación de ese odio, rencor planificado y programado, de esos que nos dicen qué es la patria, vengan de un sitio o de otro. Sé que algunos me dirán qué puede hacer un ciudadano con un libro frente a un tanque, un argumento o un valor frente a una bala y respondo a esta pregunta con otra ¿qué nos ha aportado un mundo de violencia, de guerras, de armamento? Prefiero los maestros, los filósofos, los que se levantan a las seis de la mañana para ir a trabajar para mantener a su familia, a las personas que cuidan y miman a las personas mayores…esos defienden un país porque lo construyen desde la honestidad, desde la honradez, desde la sencillez. Sólo tendría sentido un ejército como autodefensa y protección de Los Derechos Humanos.

Seguir leyendo »

Cataluña, mon amour

Cobi, mascota de los JJOO de Barcelona 92

Cobi, mascota de los JJOO de Barcelona 92

Entre los españoles que coincidimos viviendo en Berlín hará unos 15 años se decía que una vez de vuelta en España había que instalarse en Barcelona, en lugar de Madrid. Para los jóvenes que fuimos –entre raves, clubs en antiguos teatros soviéticos, la plaza Rosa Luxemburgo, pisos compartidos con inclinaciones comunales y ecologistas, bicicletas de segunda mano, eternos brunches en Kastanienallee, ópera barata en el Este y Oeste, barrio turco y todo tipo de expresiones culturales underground- Madrid era un lugar rancio.

Seguir leyendo »

RRSS: #TerritorioHostil

Se estima que el cerebro, ese órgano fundamental para buena parte de la población, cuyo tamaño y desarrollo a veces distingue a los seres humanos de otras especies, tiene unas 86 mil millones de neuronas y cada una de ellas se conecta con otras cinco mil. Así que dentro de nuestra cabeza hay, más o menos, 430 billones de sinapsis o conexiones de comunicación neuronal. Lo leí hace poco en un artículo que entró en mi timeline de Twitter, y me llamó la atención que los seres humanos poseemos una máquina bioquímica sumamente compleja que nos proporciona identidad, conciencia y creatividad. Eso y que nos viene sacando las castañas del fuego desde que el mundo es mundo.

Seguidamente puse a funcionar algunas de esas conexiones neuronales en forma de reflexión y me encontré con el milagro de que seamos capaces de traducir esa abrumadora complejidad en sistemas de comunicación bastante simples que nos permiten la interacción con nuestro entorno y con nuestros semejantes con cierto grado de eficacia, y que han ido desde el garrotazo, la emisión gutural de sonidos más o menos inteligibles, el lenguaje articulado, la escritura en diversos formatos (piedra, papiros, arcilla, papel impreso…), la música, las matemáticas, los sistemas radioelectrónicos, el código binario…, y hasta no hace mucho a través de redes sociales. Y todo ello teniendo en cuenta que lo del garrotazo sigue estando vigente, ofreciendo testimonio de que nuestra evolución es bastante incipiente aunque llevemos algunos miles de años andando erguidos sobre las patas traseras y mirándonos por encima del hombro. La paradoja es que utilizamos herramientas de uso muy sencillo para comunicarnos y que nos están perjudicando debido al uso incorrecto que a veces le damos.

Un ejemplo de ello son las redes sociales (RRSS). Y es que basta con darnos un paseo –virtual- por algunas de las plataformas más conocidas para comprobar que, como especie, nos estamos degradando en cuanto a capacidad de interacción. El ser humano posee una tendencia innata hacia la maximización y a realizarlo todo con el menor esfuerzo posible (también permanece especial querencia por el garrotazo, todo hay que decirlo), y el lenguaje no escapa a esa tendencia economicista que nos ha proporcionado la naturaleza que, si bien es cierto que es una ayuda para evitar el despilfarro de recursos para la supervivencia (otro estrepitoso fracaso en nuestro diseño y a las pruebas me remito) no resulta menos veraz que caemos en una simplicidad excesiva, incapaz de expresar la complejidad de nuestra entidad que, aunque modesta comparada con la inmensidad del universo, nos resulta abrumadoramente desconcertante y, todavía, indescifrable.

Seguir leyendo »

Libertades con cuernos

Pardiez que es bonica, la palabra. Libertad. Huele a último día de clase (o de condena), a primer piso de estudiantes, a bañarse desnudo en el mar, de madrugada con alguien. A vacaciones. A cambiar de curro. A despedir al dictador. Va incluida, en esa inundación de positividad, la misma expectación que la anticipa. Nos gusta. Nos gusta mucho, a los de nuestra especie, la libertad. Desde que existen las sociedades, existe el terrible castigo de su privación, pero también el anhelo por ganárnosla. Para conseguirlo somos capaces de casi cualquier cosa: ir a la guerra contra un invasor externo, o revolvernos contra el opresor interno, y la pugna por construir modelos de convivencia que amplíen y garanticen nuestras libertades es tan vieja y constante (o más) como la democracia ateniense.

Me ha quedado un párrafo muy bonico, pero también es verdad que, en paralelo a esta constante humana emancipatoria, la Historia muestra la presencia, asimismo, de una tendencia a apropiarnos de las libertades de los demás, en beneficio propio. Desde el esclavismo hasta el colonialismo (incluyendo sus versiones neo-), pasando por el patriarcado, el suprematismo, el totalitarismo, los sistemas de castas, estamentos y clases o el eurocentrismo, el homo sapiens también es homo reprimentibus. “Lo único seguro” -decía Gramsci- “es el conflicto”. Los cantos de sirena neoliberales sobre un fin de la historia en torno al cambio de siglo han caído por su propio peso, o más bien se han elevado flotando hacia la estratosfera, debido a su carencia del mismo.

Casi tan seguro como el conflicto, sin embargo -y perdona el matiz, querido Antonio-, es el márketing. Bajo el capitalismo tardío, cualquier mercancía superflua se comercializa asociándola al sexo (da igual lo que sea, desde un desodorante hasta un monovolumen), y cualquier partido, política o propuesta neoliberal, calzándolos -a puñetazos- en la idea de libertad. La relación entre todo esto es la misma que se da entre la velocidad y el tocino, pero ey, vende. La gente lo compra. Pero reconocedme que no es barata, toda esa inversión en márketing. ¿Para qué tanto márketing, si tenemos en cuenta que la competencia no tiene un duro, y apenas se anuncia en otro sitio que en las paretas de los barrios malos?

Seguir leyendo »

Educación, Ley y Política: Herramientas para frenar la pobreza

Un año más llega el 17 de octubre, Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza que se viene celebrando desde 1993 y un año más también, no puedo evitar acordarme de la letrilla de una canción que tocaba un conocido grupo de punk, que escuchábamos en nuestros tiempos, cuando éramos un tanto más jóvenes ( hace ya muchos años)  hoy ya desaparecido; y  decía “mogollón de gente vive tristemente y van a morir democráticamente y yo, y yo y yo no quiero callarme, no nos callemos”.

¿Cómo cerrarlos ojos ante los más de 800 millones de personas en el mundo que aún sobreviven con menos de dólar y medio diarios, sin acceso a agua potable o alimentos?, ¿qué ha pasado con aquel consensuado documento surgido de la resolución aprobada por la asamblea general de Naciones Unidas en marzo de 1993? Y ¿a qué cajón fue a parar ese otro documento que empezó a elaborarse en 2001 y fue presentado al Consejo de Derechos Humanos en 2007, Principios Rectores sobre la Extrema Pobreza y los Derechos Humanos? Ese documento sentaba los principios básicos para la elaboración y la aplicación de todas las políticas públicas necesarias para reducir la pobreza. ¿Hay resultados?

Lo cierto es que la pobreza sigue avanzando y cobrándose víctimas cada año a nivel mundial, cada día abriéndose más la brecha entre ricos y pobres que crece ya a niveles obscenos, según Oxfam 8 multimillonarios poseen 426 mil millones de dólares mientras que los 3.600 millones de personas más pobres de la tierra poseen en total 409 mil millones. Cada año, hay más gente en este planeta viviendo con más miedo y con menos esperanza, minando así a su vez las fuerzas y la lucha para acabar con esta situación.

Seguir leyendo »

Mensajeros de Dios y Delitos de Odio

Según podemos leer en la prensa, (La Opinión, 13 de octubre), la frase "El mal llamado matrimonio homosexual es una abominación a ojos de Dios", pronunciada en noviembre de 2015 por el presidente de la Universidad Católica de Murcia, José Luis Mendoza, en la apertura de curso no constituye el delito de injurias ni tampoco el de odio, que le atribuyó en su querella el colectivo No te prives.

Si nos atenemos a la legislación vigente, puede interpretarse que esta abominable expresión del Presidente de la Universidad Católica de Murcia, no es un delito de odio.

Según la misma, los delitos motivados por la intolerancia hacia ciertos grupos de la sociedad se describen como delitos de odio. Dichos delitos pueden potencialmente dividir sociedades y crear ciclos de violencia y represalias. Por este motivo, es necesario responder enérgicamente a tales delitos.  El primer elemento de un delito de odio es la comisión de un acto constitutivo de delito conforme a la legislación penal ordinaria. Si no existe la infracción de base, no existe el delito de odio.

Seguir leyendo »