eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

Un pequeño medio local de Bullas descubrió que el autobús siniestrado en Cieza tuvo otro accidente hace cuatro años

Los cuatro periodistas de Radio Bullas Online se dieron cuenta de que la matrícula del vehículo coincidía con la de un autobús que tuvo un fallo en los frenos en 2010, y poco después los medios nacionales y locales se hicieron eco del descubrimiento

El conductor del autobús declaró que le habían fallado los frenos justo antes de precipitarse por un terraplén en la Venta del Olivo, en un accidente que ha costado la vida a catorce personas

La jueza ha dejado libre con cargos al conductor por homicidio, conducción imprudente y lesiones, y ha ordenado el precinto del vehículo para analizarlo y determinar las causas del suceso, que de momento se atribuyen a un exceso de velocidad

- PUBLICIDAD -
Once fallecidos y 39 heridos, balance del accidente de autobús en Venta Olivo

El autobús accidentado en la Venta del Olivo / EFE

"La mitad de los seguidores que tenemos en Twitter -110 al momento de redactar este artículo-, han llegado en las últimas 24 horas", explica Aritz, uno de los periodistas de Radio Bullas Online. Esta pequeña emisora local fue la que descubrió que el autobús que tuvo el accidente el sábado en la Venta del Olivo, en el que murieron trece vecinos de su pueblo -y uno más de Espinardo-, ya sufrió otro percance en 2010 cuando transportaba al equipo juvenil de fútbol de Calasparra. "Eres el primero que nos llama -confiesa Artiz-; sólo nos ha citado un programa de televisión de ámbito nacional, que dijo que habíamos sido nosotros los que descubrimos el asunto".

Este periodista vasco con ascendencencia murciana y afincado en Bullas, cuenta que cuando se enteraron del accidente del autobús, en la madrugada del sábado al domingo, y supieron que transportaba a vecinos del pueblo, se pusieron manos a la obra para seguir todas las novedades. Al día siguiente, preguntado a la gente de Bullas y hablando con varios conductores de autobús, conocieron de los problemas que había tenido el vehículo de la empresa de autocares J. Ruiz, de la cercana localidad de Calasparra. "A partir de ahí fuimos tirando el hilo", explica Aritz. Vieron la matrícula en las fotografías de la prensa y rastrearon por Internet.

De ese modo se encontraron con las noticias de un accidente sucedido en 2010, cuando un autobús de la misma empresa tuvo un percance en Castellón. En aquella ocasión el vehículo transportaba al equipo juvenil de fútbol del Calasparra y a algunos familiares, y era conducido por el propio dueño de la compañía de autocares, José Ruiz. Tal y como explicó Ruíz aquel día, al entrar en una rotonda notó que los frenos del vehículo fallaban y trató de detenerlo con el freno eléctrico; el autobús golpeó una farola y un quitamiedos y volcó. Afortunadamente el accidente se saldó sin víctimas mortales, aunque con quince heridos y un buen susto. En las fotografías que recogió la prensa se apreciaba que el color del autobús volcado era distinto, pero la matrícula coincidía con la del siniestro de Cieza.

Aritz y sus compañeros de Radio Bullas Online dieron después con la Web de la empresa Ruygar, de Alcantarilla, que se dedica a la reparación de chapa y pintura de autocares, y gracias a unas fotos en las que se exponen los trabajos realizados por el taller, comprobaron que se había reparado ese mismo autobús y que se había pintado de color granate, el que lucía en el momento del accidente del sábado pasado. Según afirman los periodistas de Radio Bullas Online, pocas horas después desapareció de la web de Ruygar la fotografía del vehículo siniestrado y reparado.

En los primeros momentos tras el accidente, la empresa de autobuses J. Ruiz afirmó que el vehículo había superado la inspección técnica de vehículos apenas horas antes del viaje. Aunque la tarjeta de la ITV no vencía hasta dentro de un mes, decidieron adelantar la revisión para poder viajar con tranquilidad a Madrid, a la excursión preparada por el párroco de Bullas y que tuvo tan trágico final. Por su parte, el conductor que llevaba el autobús cuando se precipitó por un terraplén en la Venta del Olivo, declaró que los frenos habían fallado. El diario La Verdad de Murcia recogió en un vídeo la conversación entre dos agentes de la Guardia Civil, que comentaban en el lugar del accidente que el autocar circulaba a 90 kilómetros por hora. Y en ese mismo medio se cita el testimonio de varios supervivientes que oyeron al conductor gritar que los frenos no respondían, justo antes del suceso. La primera causa del accidente, tal y como contó el delegado del Gobierno de Murcia a los medios de comunicación, apunta al exceso de velocidad.

La jueza que instruye el caso, tras tomar declaración al conductor, lo ha dejado libre con cargos y le ha retirado cautelarmente el permiso de conducir. Se le imputa un posible delito de homicidio, lesiones y conducción imprudente. Asímismo ha ordenado el precinto del autobús para su análisis, de manera que se puedan establecer las causas del siniestro y determinar las responsabilidades que se deriven de ellas.

Hoy es el segundo día de luto oficial decretado en la Región de Murcia, en honor a las catorce personas fallecidas en el accidente del sábado pasado. La prudencia y el respeto a las víctimas deben ir de la mano mientras que la justicia investiga el caso. Pero todo ello no es incompatible -más bien, al contrario- con la labor periodística que, más allá de contar lo que ha pasado y de transmitir el dolor de los que sufren, a veces puede contribuir a poner luz sobre aquello que no está demasiado claro. Al final será la justicia la que dicte si la causa del accidente fue el exceso de velocidad, un hipotético fallo en los frenos, ambas razones u otras distintas, pero los compañeros de Radio Bullas Online simplemente cumplieron con su cometido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha