eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

Una economía eficiente y sostenible (Parte I)

- PUBLICIDAD -

El hecho de que el Gobierno regional cree una Comisión Delegada de Economía para iniciar el cambio de modelo productivo con el objetivo de crear empleo estable y de calidad, es un reconocimiento explícito del fracaso de 20 años de gobiernos del PP. Los socialistas llevamos 20 años diciéndoles que habían implantado un modelo económico inestable e insostenible con pies de barro que sólo generaba empleo precario, mientras que ellos lo negaron una y otra vez, y nos acusaron de ser insolidarios con la Región de Murcia.

Durante 20 años hemos vivido encerrados en una burbuja económica creada por el PP, que cuando estalló dejó la mayor crisis conocida en la historia reciente de la Región de Murcia. Nuestra región ha sufrido esta crisis con más intensidad que el resto de España, así lo dicen las estadísticas de precariedad laboral, desigualdad, pobreza y los índices de PIB por habitante, muy por debajo de la media nacional. Todo ello por culpa de un PP que apostó por una economía especulativa con el territorio, que ha dejado un reguero de casos de corrupción difícil de erradicar y que en estos momentos es la principal causa de paralización de la acción del gobierno.

No es muy creíble que quienes gobernaron durante 20 años negando las evidencias sean quienes ahora pretendan regenerar la economía, las instituciones y la política. El Ejecutivo autonómico pretende recuperar la credibilidad perdida vendiendo una Comisión Delegada de Economía para cambiar el modelo productivo, sin reconocer que estaban equivocados y que nos han llevado durante 20 años por el camino de la inestabilidad hacia un modelo de desarrollo económico desequilibrado, poco eficiente y de escasa calidad.

Es obvio que hay que cambiar lo que ha fracasado; Lo que necesitamos es definir cuál debe ser el nuevo modelo

Resulta difícil creer al PP cuando habla de crear empleo estable y de calidad cuando ha hecho una reforma del mercado laboral que incentiva justamente lo contrario, tal y como lo demuestran todas las estadísticas. Estoy convencido de que venderán a bombo y plantillo un cambio del modelo productivo basado en un amasijo de planes, programas y acuerdos que se anunciarán como la panacea que va a resolver todos los males de la economía murciana, pero que la realidad demostrará que a los pocos meses se olvidan en un cajón, tal y como ha venido pasando durante los últimos 20 años.

La economía regional crecerá en 2015 a un ritmo interanual del 2,5% del PIB, de los más bajos del país. Es necesario aclarar que el crecimiento de la economía murciana no es por el trabajo del Gobierno Regional, que sigue apalancado a las políticas fracasadas de los gobiernos de Valcárcel, sino por la propia dinámica del mercado y por el esfuerzo de los emprendedores y los trabajadores.

Los primeros entendieron rápidamente la necesidad de ser más productivos para ser más competitivos innovando en todos sus procesos, automatizando y digitalizando, y trabajando en la calidad del producto y el servicio. Los trabajadores han sido determinantes porque están pagando con la deflación de sus salarios la mejora de la competitividad de un modelo económico insolidario e injusto.

Decir que van a cambiar el modelo productivo es repetir lo que venimos diciendo los socialistas y otros colectivos desde hace mucho tiempo. Es obvio que hay que cambiar lo que ha fracasado. Lo que necesitamos es definir cuál debe ser el nuevo modelo, los objetivos, el peso que debe tener cada sector productivo y la estrategia para hacerlo.

Si el PP pretende imponer un modelo productivo se estará equivocando, como lo ha hecho durante estos últimos 20 años. Un modelo productivo para ser eficaz requiere diálogo y un amplísimo consenso político y social. El hecho de que se haya creado una Comisión Delegada de Economía cuyo objetivo es cambiar el modelo productivo, nos suena más a una operación de márquetin para vender la marca, tal y como ya anunció el presidente que haría en la entrega de los premios de la Cámara de Comercio de Lorca, que a la voluntad política de abordar el reto de evolucionar hacia un modelo económico eficaz y sostenible.

Un nuevo modelo económico tiene que tener como pilares el binomio energía-agua, la ordenación de territorio, la reindustrialización inteligente, las infraestructuras, la modernización del sector agrícola, la puesta en valor de nuestra potencialidad turística, medidas para facilitar el emprendimiento y la lucha por erradicar y prevenir la corrupción.

Alfonso Martínez Baños es diputado regional del PSOE

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha