eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

24-M: histórica minoría en la Asamblea de la Región de Murcia

- PUBLICIDAD -

En 32 años de Asamblea Regional, nunca hubo una legislatura en el que el partido vencedor, fuera PSOE o PP, gobernara en minoría. Nunca. La ley electoral murciana; la más dura de España junto a la de Canarias, con sus 5 circunscripciones y el límite del 5% de voto en una comunidad uniprovincial, siempre ha obrado el milagro de la “estabilidad”.

Estabilidad que pronto mutó en opacidad y rodillo sistemático, cegando cualquier posibilidad de debate real que no estuviera en la agenda del partido en el poder, y haciendo de la asamblea de Cartagena una institución intrascendente, un apéndice de los despachos.

Así, el parlamento murciano, lejos de ser el reflejo real de la sociedad a la que dice representar, ha constituido durante más de tres décadas una cámara de trámite para los asuntos e intereses de San Esteban. Generando una escasa –por no decir inexistente- separación entre los poderes ejecutivo y legislativo (para disgusto de Montesquieu).

Por primera vez existe un baile de minorías, lo que abre la puerta a un tiempo inédito

Sin embargo, tras el 24-M, por primera vez existe un baile de minorías en su seno, lo que abre la puerta a un tiempo inédito en la historia reciente de la Región de Murcia. Un tiempo de mayor control y rendición de cuentas del Gobierno (algo necesario tras la corrupción vivida), de negociación y debate abierto a todos los grupos representados en ausencia del rodillo que cercene sus puntos de vista.

Y no sólo eso, sino que en virtud del Pacto del Moneo suscrito por la oposición durante la campaña, también se abre la puerta a la reforma de la referida ley electoral, por lo que puede que a partir de 2019 el partido mayoritario no cuente con un “plus” de diputados como actualmente tiene, a costa de que minoritarios como IU-Ganar se queden en blanco con un estimable 4,8% de votos y más de 30.000 papeletas (como le ocurrió en 2011 a UPyD).

Por eso, aunque muchos murcianos anhelaban un resultado que hiciera más patente el cambio político –al estilo de lo ocurrido en Valencia-, lo cierto es que si echamos mano a nuestra historia democrática (y contando con la actual ley electoral), los datos del 24-M en la Región de Murcia constituyen una novedad en toda regla.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha