eldiario.es

Menú

Ni olvido ni perdono

- PUBLICIDAD -

Señores del Gobierno: ustedes que han decidido hacer de la política un juego de trileros, que no les importa ya dejar claro que los intereses de su clase valen más que la verdad o la justicia, que, una vez más, han olvidado a ese pueblo que sufre y lucha día a día para poder tener un salario digno, y que si conoce la verdad y se organiza, puede tener el poder y la fuerza que impida que sigan viviendo del trabajo del pueblo. Ustedes que han olvidado que la mentira tiene las patas muy cortas.

Me dirijo a ustedes con el ánimo encendido, no lo voy a negar. Y citando al gran Bertolt Brecht, les digo “¡Contra la injusticia y la impunidad! Ni perdón ni olvido”. Señores del Gobierno, a estas alturas de la partida yo no me puedo permitir el lujo de olvidar ni perdonar para que ustedes o cualquier otro vuelva a venir con sus mismas mentiras.

No le olvido, señor Rajoy, firmando contra la subida del IVA de Zapatero. No perdono a un presidente del Gobierno que da las ruedas de prensa por un plasma. No olvido los recortes en sanidad, en educación, en dependencia. No olvido su mensaje a Barcenas “Luís se fuerte”. No olvido el despido en diferido. No perdono a un Gobierno que me ha mentido, que ha reconocido su engaño, que nos ha dicho que no han podido cumplir nada de su programa.

Podría estar horas y horas escribiendo sobre estas atrocidades, sobre las nuevas mentiras y falsos mensajes de recuperación que ahora nos mandan. Pero quiero hacer ver que esto no es sólo cosa de la presidencia del Gobierno; esto es una directriz orquestada desde Génova hasta el municipio más pequeño.

No le olvido, Ramón Luis Valvarcel, terminando un aeropuerto, cerrado y peatonal, que de no costar nada a los murcianos, ha pasado a costarnos 22.000 euros diarios sólo en concepto de intereses del pago de la deuda; no puedo perdonar que haya niños en las aulas sin un profesor porque ustedes se han empeñado en que no tienen dinero para sustituirlos antes de quince días; no puedo olvidar a mis compañeros profesores interinos, despedidos, sólo 3.300 en la Región de Murcia, mientras ustedes hacían autovías que terminaban en un bancal; no perdono que nos tengan a los que no podemos pagar sanidad privada hacinados en los pasillos de hospitales, con plantas cerradas mientras ustedes derivaban pacientes a hospitales concertados; y desde luego no voy a perdonar la imagen de un Gobierno, el de la Región de Murcia, acusando a los jueces y fiscales que los investigan. No voy a olvidar la imagen de uno de sus máximos representantes saliendo a escondidas del TSJ y mucho menos la imagen arrogante y casi insultante del expresidente de mi Región, arremetiendo contra la justicia por imputar a su hija, su yerno y pedirle declarar como imputado.

 

Es mucho más vistosa una inauguración que el mantenimiento de aquello que es de todos

 

Y, desde luego, no voy a olvidar que en mi municipio, Archena, el agua del grifo ya no se pueda beber. No voy a olvidar que la iluminación en las calles sea penosa y que nos quieren hacer creer que contratando a una empresa vamos a ahorrar miles y miles de euros, obviando que ellos han sido los gestores de este servicio los últimos años y que, una de dos, o nos mienten, o muy mal lo han hecho estos años, para que ahora una empresa privada pueda hacerlo por menos y ganando dinero. No voy a olvidar que en mi pueblo debería estar construido el colegio Miguel Mediana desde hace varios años, que se comprometieron a empezar a construirlo en 2012 y que casualmente han empezado a hacerlo justo ahora, con las elecciones a la vuelta de la esquina.

No voy a olvidar que utilizan el pueblo como su cortijo, construyen cosas, las inaguran y las abandonan. Ahí tenemos un aula de la naturaleza que costó 600.000 euros y una vez inaugurada, foto incluida, quedó a merced de los vándalos y olvidada del ayuntamiento. Podría hacer un recorrido por obras y obras de mi municipio inauguradas con imposición de piedras, fotos y fiesta, que o no se han construido o después han sido abandonadas, pero claro, es mucho más vistosa una inauguración que el mantenimiento de aquello que es de todos. Pero lo que desde luego no perdono y no pienso olvidar es la imagen de la alcaldesa de mi municipio apoyando a Ramón Luis Valcárcel en la rueda de prensa por sus “asuntillos” con la justicia.

Pues sí, en estas elecciones seré muy consciente de todo esto. No pienso olvidar ni una sola de las tropelías que han cometido, no voy a olvidar ni uno sólo de sus recortes, no me voy a dejar engañar por su mundo de ensueño en el que nadie sufre los recortes, porque yo los sufro, mis vecinos los sufren y mi familia los sufre. No me van a engañar con su falsa imagen de recuperación, no me van a engañar, porque ustedes han grabado a fuego en mi memoria los últimos cuatro años.

Esta vez iré a las urnas con las ideas muy claras y no me van a engañar, esta vez no. Y no sólo eso, intentaré con todo mi ahínco llegar a todos los lugares que pueda, a todas las personas y hacer ver, que recordando una vez más a Bertolt Brecht: "No acepten lo habitual como cosa natural pues en tiempos de desorden, de confusión organizada, de arbitrariedad consciente, de humanidad deshumanizada, nada debe parecer imposible de cambiar". Y nosotros debemos ser conscientes, debemos tener conciencia y cambiar las cosas.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha