eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

¿Se puede defender España con un libro?

- PUBLICIDAD -

¿Por qué cuando muere un obrero, un maestro, un trabajador social, un enfermero, un bombero, un limpiador… en un accidente no se le condecora y no se dice que ha muerto luchando por la libertad, y sí, en cambio, cuando se trata de algún militar? Los militares, respetándolos como personas, no luchan por la libertad, sólo reciben órdenes y si tienen que bombardear zonas civiles lo hacen, aún siendo conscientes de que esas bombas que arrojan van a matar a niños y niñas. Al hilo de esto, siempre se ha dicho que en una guerra se matan entre ellos gente joven que no se conocen ni se odian, mientras que la gente mayor que sí se conocen y se odian no les pasa nada y ¡qué gran razón llevan!

Si murieran los hijos e hijas de los ricos habría muy pocas guerras, posiblemente, ninguna. Los muertos y los heridos pertenecen a los  pobres y los ricos siempre están a salvo, en sus megaempresas, llevando las coronas mortuorias a las tumbas de los pobres; los pobres lloran la muerte de los suyos, los ricos siguen haciendo negocio y se van a los restaurantes más caros a seguir comiendo de lujo, ya han hecho el paripé del homenaje a los caídos ¿por la patria y la bandera? No, por los intereses de las grandes empresas, de las multinacionales. Los ejércitos están al servicio de las élites económicas, sociales y políticas, el único patriotismo que conocen es el dinero y la riqueza.

La mejor defensa de un país es a través de la educación, de los valores de la ciudadanía, de sus principios por la dignidad humana y el bien común, por una sanidad universal y accesible, por una cobertura que haga de la solidaridad un pilar y no un ámbito a desmontar. España, como otros países, se puede defender a través de un libro, de los libros, que nos ayuden a pensar, a reflexionar, que tengamos un pensamiento crítico, que nos evite que caigamos en la tentación de ese odio, rencor planificado y programado, de esos que nos dicen qué es la patria, vengan de un sitio o de otro. Sé que algunos me dirán qué puede hacer un ciudadano con un libro frente a un tanque, un argumento o un valor frente a una bala y respondo a esta pregunta con otra ¿qué nos ha aportado un mundo de violencia, de guerras, de armamento? Prefiero los maestros, los filósofos, los que se levantan a las seis de la mañana para ir a trabajar para mantener a su familia, a las personas que cuidan y miman a las personas mayores…esos defienden un país porque lo construyen desde la honestidad, desde la honradez, desde la sencillez. Sólo tendría sentido un ejército como autodefensa y protección de Los Derechos Humanos.

Los corruptos ¿son patriotas? Los que se llevan el dinero a los paraísos fiscales ¿son patriotas? Los que desahucian a las familias ¿son patriotas? Los que recortan en dependencia y prestaciones sociales ¿son patriotas? Los que alejan la sanidad de la gente ¿son patriotas? Los que han creado un modelo social basado en el trabajo precario, sin derechos y en condiciones indignas ¿son patriotas? Los que tienen privilegios ¿son patriotas? Los que hacen negocios con países que violan los Derechos Humanos y promueven el terror, como son la monarquía española y las multinacionales del IBEX-35, ¿son patriotas? Los que recortan en becas y en investigación ¿son patriotas? Los que modificaron la Constitución, en el Artículo 135, diciendo que el pago de la deuda era “una prioridad absoluta” -había que pagar la deuda inmoral de los banqueros en detrimento del estado del bienestar social y vendiendo España a los mercados bursátiles, los mercaderes, los inversores y los especuladores- ¿son patriotas? Los que defienden los intereses de las grandes compañías eléctricas en detrimento de las energía renovables  y de la propia ciudadanía ¿son patriotas? La respuesta es clara: no son patriotas, por mucha ostentación de banderas que hagan o tengan en cada momento la palabra España. Tampoco quiero más patrias. ¿Cuánto sufrimiento humano se ha causado en nombre de la palabra patria?

Los que defienden España son los que luchan por la libertad, los que intentan ser libres, los que quieren un país justo, donde se respete el derecho al trabajo digno, el derecho a la vivienda, que los campesinos tengan tierra suficiente para cultivar y poder vivir, haciendo una reforma agraria que rompa con los terratenientes. Los que defienden España son los que respetan la diversidad cultural, lingüística, las tradiciones y la vertebran desde el encuentro y el enriquecimiento. Los que defienden España son los que no fomentan el odio y el rencor, los que no crean enemigos,  sino que buscan caminar juntos desde la solidaridad y el esfuerzo. Los que defienden España son los que luchan para que no haya desnutrición infantil, que no haya pobreza ni paro, que la gente mayor pueda llegar al final de sus vidas con calidad, los que acogen a los refugiados.

Prefiero defender España con un libro, con los libros, con la justicia social, con la libertad, que no sólo consiste en votar cada cuatro años. No quiero defender a España desde un tanque porque sé que al final apuntara a los empobrecidos y  quien apretará el botón es otro empobrecido que le han dicho que dispare para defender su país y su bandera, cuando está defendiendo los intereses económicos de una minoría.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha