eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

ANÁLISIS | “Quizás, quizás, quizás”

Elisa Reche analiza los resultados de las elecciones generales del 20D, que han dado como resultado un nuevo reparto de fuerzas que dificultará la investidura de un nuevo presidente

- PUBLICIDAD -
Podemos espera con optimismo y esperanzado el resultado del 20D

EFE

Nat King Cole fue quien mejor cantó: “Siempre que te pregunto/ que cuándo, cómo y dónde/ tú siempre me respondes/ quizás, quizás, quizás”. Es la melodía que a Mariano Rajoy le estará resonando en la cabeza. El PSOE ya ha dicho que nones a apoyar su investidura. Rajoy lo tiene difícil para repetir como presidente. Al fin y al cabo, es uno de los pocos líderes europeos que ha sobrevivido a una votación postcrisis y con nivel de corrupción notable. '¿Es que tú no harías lo mismo si estuvieras en el mismo sitio?', pregunta el 'cuñao' de turno.

Los 123 escaños del PP no alcanzan la mayoría absoluta con el apoyo de los 40 de C's. Ni los 90 del PSOE pueden gobernar con los 69 de Podemos, más los 2 de IU. Por primera vez en la historia de la democracia española el partido más votado no sabe cómo lo va a hacer para gobernar.

Una reforma de la ley electoral con una circunscripción única parece cada día más relevante, como planteó Albert Rivera en su primera intervención ante los medios tras conocerse el resultado de las elecciones. Otro gallo cantaría, menos bipartidista aún y más democrático. Pablo Iglesias lo certificó ante las cámaras: “España ya no va a ser la misma y estamos muy contentos”. Una España ha de nacer dispuesta a lidiar con varias mareas, políticos de diversos signos, nociones diferentes del país. Al fin y al cabo, si por algo se han distinguido los españoles es por su individualismo feroz. El relaxing cup of coffee de la Plaza Mayor puede tener muchas modalidades, como bien lo saben los camareros de España.

Los medios de comunicación alertan de que el escenario político de España va a ser un reflejo de la caótica Italia de los ochenta y noventa, mientras que a los líderes políticos se les ensancha la boca con la palabra estabilidad. Pero si atendemos al electorado, que es quien tiene el voto –que procede del latín 'voz'- existe una demanda de caos, pluralidad, entendimiento entre contrarios, la mitad de esto y la mitad de aquello.

Y ahora no vale quedarse al abrigo de los tuyos para que te den la razón y señalar al otro -estilo política de guardería- sino que los votantes han puesto a sus representantes en la tesitura de pactar, lidiar, hablar. De desarrollar una madurez que no sabemos si tienen. Y ahora el “King” nos susurra a nosotros: “Quizás, quizás, quizás”. Y si no, siempre nos quedará una segunda vuelta o unas segundas elecciones anticipadas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha