eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

“No seas Ruiz”

Crónica del acto central de campaña del PSOE en la Región de Murcia, con el mitin del candidato socialista Pedro Sánchez en el pabellón Príncipe de Asturias

- PUBLICIDAD -
Sánchez seguirá denunciando la corrupción del PP aunque "se enfade la derecha"

Pedro Sánchez en Murcia EFE

“Oa oa oa, Pedro en la Moncloa”, “Ista ista ista, Murcia es socialista”, “Se nota, se siente, Pedro Presidente”, grita fuerte un chico con micrófono frente al auditorio del pabellón Príncipe de Asturias, caldeando el ánimo durante el retraso de Pedro Sánchez. Los asistentes al mitin del PSOE corean con entrega hasta el final. Unos profesores de San Javier lucen unas camisetas con el lema “No seas Ruiz” que encargaron anoche mientras ondean la bandera blanquirroja del partido.

Lo primero que hace Sánchez al acercarse al atril es condenar la agresión de un joven a Rajoy en un paseo electoral en Pontevedra unos minutos antes. “En nombre de todos los socialistas y en el mío propio, le quiero trasladar nuestra solidaridad y condenamos la agresión que ha sufrido”, pronuncia el líder socialista mientras la mayor parte del público se pone en pie y le ovaciona, frente a una minoría que opta por los pitidos.

El otro momento que arranca más aplausos entre las gradas socialistas es cuando menciona el debate con Rajoy en televisión: “Después del debate, la derecha se ha enfadado conmigo porque dije lo que millones de españoles piensan”. Y vuelve a repetir su palabra fetiche: “Lo único en lo que no ha recortado el PP es en corrupción. Vamos a tener un Gobierno libre, decente”.

Sánchez también muestra el lado matón y chulo que le echa en cara el PP y señala que Pablo Iglesias a “quien más ama es a sí mismo”, mientras que Rivera es “Rajoy con veinte años menos”.

Es el mitin con más ambiente de los celebrados hasta el momento en Murcia y también con más aforo: hasta unas 3.000 personas ocupan las gradas y el suelo. Pedro Sánchez se la ha jugado más que otros. Eso sí, la chavalada está situada detrás de Sánchez sosteniendo las letras en grande de 'Presidente', y mirando a la cámara, mientras las gradas están ocupadas por cabellos canosos.

Adrián Sánchez y otros jóvenes animalistas interrumpen durante unos minutos al presidente al grito de “No al Toro de la Vega” desde la última grada del pabellón, hasta que el personal de seguridad los conduce fuera del recinto. Una aparición más que anunciada por el propio Adrián en el programa de Antonio Hidalgo del canal de televisión 7 Región de Murcia.

En Murcia, Sánchez vuelve a apelar a “la cadena de solidaridad intergeneracional que la derecha pretende quebrar”. Se dirige en especial a las mujeres, jóvenes y pensionistas. “Si continúa el PP cuatro años más en el poder habrá esquilmado la hucha de pensiones”, le dedica a ocho millones de jubilados en el país.

Pero muchas mujeres, jóvenes y mayores siguen indecisos, las encuestas señalan que más de un 40% de la población. Tras el mitin la estudiante de Políticas Nuria no sabe si votar al “PSOE, C's o IU”; mientras que Jaime, un militante del PSOE de 70 años que va a ser apoderado en una mesa electoral, dice que “a lo mejor cuelo la papeleta de Podemos a última hora”. Las advertencias de Sánchez de no dividir “la mayoría para frenar el cambio” parecen caer en saco roto ante un electorado que se comporta como un barco en aguas embravecidas por la crisis, la corrupción, el paro y el fin del bipartidismo.

De camino al aseo facilitado exclusivamente a la prensa me cruzo con José Turpín, quien se ha colado con el carnet en mano al ser el “afiliado al PSOE más antiguo de la Región”. Mientras se lava las manos dice: “Sánchez es especial, es un fenómeno. Ha sido el único capaz de decirle la verdad a Rajoy”. A la salida del mitin una señora visiblemente indignada repite lo mismo sobre la “verdad de Rajoy”. A pesar de haberse mantenido toda la legislatura escondido detrás del plasma, en el único cara a cara con Sánchez el emperador apareció desnudo.

Sánchez promete recuperar la “ley Dependencia”, la “paridad en el Gobierno”, el derecho de “cobertura a los parados de más de 52 años”. Por otro lado, está dispuesto a derogar la LOMCE y la reforma laboral del PP. “El último despido improcedente será a Mariano Rajoy”, exclama un Sánchez mucho menos acartonado y agresivo de lo que se percibe en televisión. “A diferencia de otros, se nos entiende. Rajoy dice 'un plato es un plato, y un vaso es un vaso'. A lo que yo añado, y un sorbo es un sorbo”, sentencia Sánchez. Difícil dirimir quién se llevará el último trago.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha