eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

Ignacio del Olmo: «Cuando uno sabe que no le están creyendo actúa como si mintiese»

El Comisario de Policía Ignacio del Olmo alerta en un curso de la UPCT sobre el efecto de ‘falso culpable’ a la hora de detectar testimonios veraces

- PUBLICIDAD -
Ignacio del Olmo

Ignacio del Olmo Murcia

“Todos los de esta sala vamos a mentir alguna vez”. Partiendo de esa premisa, el Comisario de Policía, Ignacio del Olmo, trata en un curso de verano de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) de desmitificar la mentira. Como policía, Del Olmo se encuentra a diario con mentirosos. Para ello, asegura que le "es muy útil conocer cómo se comportan cuando están diciendo la verdad a fin de detectar los testimonios veraces". 



Durante la inauguración del curso, Del Olmo también ha indicado que "la policía tiene varias formas de detectar la mentira. Una de ellas consiste en diferenciar si hay concordancia o no en el testimonio, las emociones que determinadas preguntas generan, así como la comunicación cognitiva".

“Los mentirosos hablan de forma diferente cuando mienten y cuando dicen la verdad, saber detectar esas disonancias permite saber que esa persona está mintiendo”, señala. No obstante, advierte que se puede saber que una persona está mintiendo, “pero no qué pasa por su cabeza; esto no es la panacea”. 

Además de esto, alerta de que con frecuencia se produce el fenómeno de los ‘falsos culpables’, que alude a que cuando una persona dice la verdad si sabe que no la están creyendo, se comporta como si estuviese mintiendo. Esta situación se conoce como el efecto Otello, basado en el drama de Shakespeare en el que Desdémona está diciendo la verdad, pero su marido no la cree y finalmente la mata.

“Hay que tener mucho cuidado con esto, nosotros nos entrenamos constantemente para advertirlo, aunque las personas somos mejores mentirosos que detectores de mentira porque aprendemos a mentir desde pequeños y a detectar la mentira a lo mejor no aprendemos en la vida”, asegura del Olmo. 



Una de las ponentes del curso ha sido la fiscal jefe de Cartagena, Mari Carmen de la Fuente, que ha ilustrado a los asistentes sobre la mentira en el ámbito judicial.

En el ámbito judicial dice que se aprende a “vivir en el filo de la navaja” porque la frecuencia de mentira “es muy alta”. Asegura que a ellos no les forma nadie para descubrir qué es verdad y qué no y que, por tanto, han de basarse en datos objetivos y en contradicciones en los testimonios. “La intuición nos puede servir de base, pero si no tenemos una prueba fehaciente para condenar a alguien, siempre se opta por la absolución”, afirma la fiscal jefe antes de aclarar que esto puede generar situaciones de injusticia “pero entendemos que son mejores que llevar a alguien a prisión o condenar a alguien cuando no hay prueba para acreditarlo”. 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha