Opinión y blogs

eldiario.es

La última pataleta cipotuda de las élites se llama posverdad

47 Comentarios

La palabra del año para el diccionario Oxford es posverdad. Según explica el diccionario, posverdad es lo “relativo a circunstancias en las que los hechos objetivos son menos influyentes en la opinión pública que las emociones y las creencias personales”, una definición que podría tallarse en piedra a la entrada de las facultades de Publicidad. Posverdad, esa palabra tan pija -que es mucho más ampulosa que la desgastada palabra mentira- se ha puesto de moda en 2016 por la victoria de Trump o el Brexit, pero hace más de 30 años que Eskorbuto ya cantaba a la posverdad sin necesidad de dárselas de politólogos: “La mentira es la que manda, la que causa sensación, la verdad es aburrida, ¡puta frustración!”.

Al parecer, el término se usó por primera vez en 1992 -¡qué mayor posverdad que el fraternal descubrimiento celebrado en la Expo de aquel año en Sevilla!- cuando Steve Tesich escribió que “nosotros, como pueblo libre, hemos decidido libremente que queremos vivir en una especie de mundo de la posverdad”. El argumento en el que se está insistiendo estos días es más o menos el siguiente: en la recién estrenada era de la posverdad la verdad no es relevante para la ciudadanía y las redes sociales, en especial Facebook, se han convertido en máquinas de propagar las mentiras de los políticos populistas y de los medios que los apoyan. La gente prefiere confirmar sus ideas a contrastarlas con la realidad. La pasión se ha impuesto a la razón. Léannos a nosotros o estarán perdidos.

Al parecer todo esto es nuevo, pero lo nuevo es que a la lista habitual de las víctimas de la posverdad se han sumado las élites políticas y mediáticas. Hasta ahora era el stablishment quien imponía su relato con mayor o menor dificultad, utilizando las técnicas más refinadas de la posverdad y distribuyéndola en dosis adecuadas, pero ahora son los políticos ‘serios’ y los medios ‘serios’ los que la están sufriendo. Han perdido el monopolio en la comunicación y, como es lógico, protestan. De ahí el alboroto que están montando. Iñigo Lomana lo llama Ataque de Pánico de los Emisores Legitimados.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

Humillados ante Dios y el PNV

Andoni Ortuzar, Iñigo Urkullu e Idoia Mendia durante la firma del acuerdo de coalición

En pleno fervor hagiográfico sobre la coalición PNV-PSE por parte de los medios de comunicación públicos y concertados vascos, este sábado toma posesión de su cargo Iñigo Urkullu. Cuando lo hizo por primera vez en 2012 Urkullu recuperó la apelación a Dios que había desechado Patxi López, pero rebajó el tono bíblico de la cita y en vez de jurar con el tradicional “humillado ante Dios” pronunció un “humilde ante Dios”. Según la agencia EFE este sábado Urkullu repite la fórmula, aunque esta vez lo haga con los parlamentarios del PSE como socios, que tendrán que escuchar, humildes o humillados, la bendición divina del lehendakari de su gobierno.

Esta obligación de los socialistas de acudir a misa en Gernika no deja de ser una anécdota y será el menor de los sapos que tendrán que tragarse en los próximos cuatro años. De hecho, el festín de sapos empezó con una negociación a la baja en la que el PSE no hizo amago de querer otra cosa que no fuera entrar en el Gobierno de Urkullu. Con las cartas boca arriba, y sin la baza de otorgarle la mayoría absoluta al PNV, el acuerdo de coalición ha sido para Urkullu un acuerdo Black Friday.

Los socialistas no consiguieron uno de sus principales objetivos: gestionar el departamento de Transportes e intentar rentabilizar las obras del AVE en Euskadi. Para más inri, el PNV ha separado Trabajo de Empleo y los socialistas se quedan sin Lanbide, una de las piezas fundamentales de las políticas sociales vascas. En conclusión: el poder se lo queda el PNV y al PSE le han abierto la puerta pero le han dicho que no pase del descansillo. Iker Rioja lo resumía en números en una información publicada en eldiarionorte.es: el PNV controlará 96 de cada 100 euros en el Gobierno vasco. El PSE, cuatro. No hay más preguntas, señoría.

Seguir leyendo »

Así nos metieron la monarquía y al rey Juan Carlos

74 Comentarios

Adolfo Suárez durante la entrevista con Victoria Prego

Adolfo Suárez se echa la mano al corazón pero no para hacer una promesa por España, sino para tapar el micrófono y que no se recojan sus palabras:

—Pues es simplemente que la mayor parte de los jefes de Gobierno extranjeros me pedían un referéndum sobre monarquía o república…

—Claro, y eso era peligrosísimo en ese momento–, le interrumpe Victoria Prego dándole la razón a Suárez.

Seguir leyendo »

¡Barrionuevo! ¿Dónde está el Nani?

23 Comentarios

Información publicada por Interviú sobre la desaparición de El Nani

Hoy hace 33 años desapareció Santiago Corella, 'el Nani'. La Policía Nacional lo torturó hasta la muerte en una comisaría de Madrid. Su cuerpo nunca ha aparecido. "Canta, Nani, canta. ¿Dónde está el oro?", le gritaban mientras lo torturaban. Cuando el Nani chillaba de dolor, los policías subían el volumen de un aparato de radio. Los gritos de el Nani llegaban hasta una habitación en la que estaba detenida su hermana, Consuelo Corella, que pedía a los policías que dejaran de pegarle. "¿Pero a quién, a quién?  ¿Tú ves que le estemos pegando a alguien? Te voy a dar una hostia para que se te pase el histerismo", le contestaban.

El Nani había sido detenido por un robo a una joyería dentro de una trama de policías que se repartían las joyas con los atracadores. Querían saber dónde se ocultaban 40 kilos de oro. El entonces ministro del Interior, José Barrionuevo, autorizó la aplicación en este caso de la ley antiterrorista que permite incomunicar a los detenidos.

El Nani desapareció y durante siete meses la única versión fue la oficial: Corella se había dado a la fuga en un descampado al que le llevaron los policías para recuperar unas armas allí enterradas. Hasta que un periodista de Diario 16, Gregorio Roldán, empezó a hacerse eco de la denuncia de la familia. Y un juez se puso a investigar.

Seguir leyendo »

Los Hombres de Negro del PSOE están llamando a la puerta de tu casa: no abras

42 Comentarios

La estrategia de oposición del PSOE consiste en lo siguiente: la Gestora del PSOE ha elaborado un censo con los ciudadanos empadronados en España y, si eres uno de ellos, durante este fin de semana recibirás la visita de los Hombres de Negro. Se harán pasar por testigos de Jehová o comerciales de eléctricas para conseguir entrar en tu domicilio. Si pasas de abrir, que es lo normal, usarán el truco de "promoción gratis de Telepizza, abra, por favor".

Una vez que los Hombres de Negro hayan conseguido que les abras la puerta de casa, te mostrarás sorprendido porque los tipos son conocidos: uno era el protagonista de ‘El Príncipe de Bel Air’ y el otro es un señor con cara de malas pulgas que responde al nombre de Tommy Lee Jones. Apenas tendrás tiempo de terminar la frase "¿pero qué narices hace Will Smith en el descansillo de mi casa?". Los Hombres de Negro habrán sacado de sus bolsillos el Neuralizador, un dispositivo reposicionador antisináptico neurotransmisor electro biomecánico con forma de lapicero, que emitirá una luz y provocará que caigas en un estado hipnótico.

Cuando despiertes, tu vida seguirá igual, nada habrá cambiado salvo un pequeño detalle: habrás olvidado que el PSOE se abstuvo en la investidura de Rajoy y que facilitó un Gobierno del PP.

Seguir leyendo »

Así será la segunda temporada de 'Comité Federal'

Verónica Pérez abandona Ferraz tras dos horas esperando a ser recibida

Tras el éxito de público y crítica de la primera temporada de 'Comité Federal –en especial con los capítulos 'Def Con Felipe: el Golpe' y 'La Urna Escondida de Pedro Sánchez'– Teleferraz ha decidido emitir una nueva temporada de esta serie de política ficción superada por la realidad. La esperada segunda temporada se emite en cuatro capítulos consecutivos que serán estrenados este domingo. Como se supone que el PSOE va a decidir la abstención, el contenido de este artículo no contiene spoilers; tan solo unos extractos de los episodios.

La mañana del Comité Federal Pedro Sánchez se despierta desnudo en el suelo de un supermercado y no recuerda nada. Hace frío: se ha despertado junto a la sección de congelados. Camina desnudo hasta que encuentra un albornoz en oferta de 'La Patrulla Canina'. No le queda del todo mal.

A la salida del súper empiezan los abucheos. Una multitud se agolpa en el exterior y le grita que tiene las manos manchadas de sangre. Pedro Sánchez se mira las manos y no las tiene manchadas de sangre. Visto el tumulto, regresa al interior del súper mientras unos tipos de seguridad contienen a la gente cabreada. Intenta recordar qué ha pasado pero no lo logra, ni siquiera recuerda el teléfono de César Luena –el ex Señor Lobo del PSOE– para pedirle ayuda.

Seguir leyendo »

La generación de Bob Dylan que se abstuvo en el Congreso

Bob Dylan retratado en 1963

Pertenezco a una generación que todavía jugaba al Tente cuando el Cojo Manteca reventaba cabinas telefónicas a muletazos en Madrid, una generación que empezaba a fumar porros cuando Kurt Cobain se disparó en la cabeza. A la sobrevalorada movida madrileña la vimos desayunando Cola-Cao mientras nuestros padres nos dejaban en la sala con ‘La Bola de Cristal’ y del verano del amor lo primero que conocimos fue a Kevin Arnold enamorado de Winnie en ‘Aquellos maravillosos años’. Fuimos las últimas borracheras adolescentes sin teléfonos móviles de la faz de la Tierra.

Wynona y Ethan fumaban sin parar con esa angustia vital con la que llenábamos las tardes aburridas de domingo. Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados, los JASP, nos bautizaron en un anuncio gilipollas. Más tarde nos dirían mileuristas. Se supone que éramos la generación X. La generación del bakalao. La generación Kronen. O quién sabe. Andaban como locos buscando una palabra con la que atraparnos, pero estábamos a desmano de todo: entre los últimos estertores de los punkis de los 80 y los primeros chispazos de los indignados que estaban por llegar.

Nos tocó una crisis y nos tocó el ‘milagro económico español’ y un montón de atentados horribles de ETA. A nuestra generación le cayó el sambenito de ser los nuevos reencarnados del nihilismo despreocupado: ni nos cagábamos en la Reina Madre como nuestros hermanos mayores ni entendíamos que era el materialismo dialéctico como nuestros padres. Gramsci todavía no se había puesto de moda y para conocer visiones alternativas sobre la Expo, Barcelona 92 o la Ley de Extranjería te tenías que suscribir a fanzines que vendían en librerías casi escondidas. Fuimos la primera generación a la que le metieron neoliberalismo en vena sin un profiláctico con el que hacerle frente.

Seguir leyendo »

La abstención del PSOE que emocionó a Steven Spielberg

50 Comentarios

Como en la famosa escena de la lapidación de ‘La Vida de Brian’, los golpistas del PSOE llevan toda la semana evitando pronunciar la palabra Jehovabstención para escapar del multitudinario apedreamiento por blasfemia que les espera en las murallas de Ferraz o en las urnas de cualquier colegio electoral.

Como ya hicieran antes cuando el PSOE hablaba de la crisis sin pronunciar la palabra crisis, los barones han encargado a su gestora buscar en el diccionario de la RAE un eufemismo con el que salir airosos de las conversaciones de ascensor mientras negocian con Rajoy. Y de los creadores de “crecimiento negativo”, llega ahora a las portadas de la prensa la “abstención técnica”.

Abstención técnica. Como eufemismo es una birria porque incluye la palabra que se pretende ocultar, pero el adjetivo aporta un significado añadido sobre el que los barones van a intensificar la pedagogía de estos días. La abstención técnica es una abstención sin abstenerse. La abstención técnica no es lo que es, ni siquiera es lo que parece. La abstención técnica es abstenerse pero no es apoyar al Gobierno del PP.  Es darle al play a la legislatura. Salir de esta hartura de parálisis. Es evitar unas terceras elecciones, dar un gobierno a este país y hacer sonreír de nuevo a los niños. La abstención es un nuevo comienzo para todos. Tan solo eso. Venga, va, no es para tanto.

Seguir leyendo »

Gora Euskadi Askatuta, Salvador Sostres

Un momento de la celebración de la victoria del PNV

La pasada semana Iñigo Urkullu fue entrevistado (homenajeado en una entrevista, para ser exactos) por Carlos Herrera en la COPE y el tertuliano Salvador Sostres fue presentado como "un gran seguidor" del lehendakari. La admiración no era irónica y, de hecho, Sostres preguntó a Urkullu cómo podía ser que con lo bien que se vive en Euskadi hubiera gente que votara a Podemos. Urkullu –bautizado por Herrera como ‘El Ciclón de Alonsotegi’– salió bendecido y a la COPE sólo le faltó declararlo Español De Bien Del Año.  

Unos días después en Sabin Etxea, las bases del PNV celebraban entre gritos de "independentzia" la arrolladora victoria en las elecciones, tras una campaña en la que los discursos de los mítines jeltzales se habían cerrado con el clásico "Gora Euskadi Askatuta! (¡Viva el País Vasco libre!)".

Las elecciones las había ganado un candidato capaz de cautivar a la derecha mediática española y a quienes quieren más autogobierno para Euskadi ("no seré yo quien se lo impida", le llegó a decir Carlos Herrera a Urkullu). Obviamente los halagos de la Corte a Urkullu son el modo de afirmar que los independentistas catalanes son una jauría de comeniños, pero también expresaban en cierta manera esa teoría de que el PNV es el amo de la transversalidad.

Seguir leyendo »

El país que se esconde tras las placas de titanio del Guggenheim

Primer día de huelga de los educadores del Guggenheim Bilbao

El Museo Guggenheim de Bilbao va a dejar en la calle a 18 de sus trabajadores. El único delito que han cometido fue convocar una huelga para intentar acabar con la precariedad en la que viven. El museo no se lo ha perdonado y, si nada cambia en las próximas dos semanas, el próximo 30 de septiembre será su último día en el Guggenheim.  

Los 18 del Guggenheim son educadores y orientadores encargados de las visitas guiadas, talleres o programas escolares. Cobran por horas: una base salarial de 5,35 euros brutos la hora que en el mejor de los casos puede alcanzar los 12,30 euros prorrateando vacaciones y pluses. No cobran festivos ni nocturnidad, ni están contratados en sus categorías profesionales correspondientes, denuncian los trabajadores. Según el propio Museo –que emplea a estos trabajadores a través de una subcontrata de Manpower Group– ninguno de ellos tiene una dedicación superior al 42% de la jornada anual. Hay casos de educadores que trabajan de martes a domingo, mañana y tarde, y cuyos sueldos rondan los 700 euros al mes. El salario medio se sitúa en unos 600 euros.

Los educadores reclamaban un salario digno y la garantía de la subrogación de sus puestos de trabajo. El museo adjudica el contrato cada año y tenía previsto sacar el nuevo concurso, pero ha preferido cortar por lo sano: no habrá concurso público y el Guggenheim contratará a tres personas a jornada completa a través de una bolsa de trabajo a la que no pueden acceder los actuales trabajadores. Es decir, los 18 del Guggenheim, que convocaron una huelga, se van a la calle. Se quedan sin trabajo.  

Seguir leyendo »