Opinión y blogs

eldiario.es

Gora Euskadi Askatuta, Salvador Sostres

Un momento de la celebración de la victoria del PNV

La pasada semana Iñigo Urkullu fue entrevistado (homenajeado en una entrevista, para ser exactos) por Carlos Herrera en la COPE y el tertuliano Salvador Sostres fue presentado como "un gran seguidor" del lehendakari. La admiración no era irónica y, de hecho, Sostres preguntó a Urkullu cómo podía ser que con lo bien que se vive en Euskadi hubiera gente que votara a Podemos. Urkullu –bautizado por Herrera como ‘El Ciclón de Alonsotegi’– salió bendecido y a la COPE sólo le faltó declararlo Español De Bien Del Año.  

Unos días después en Sabin Etxea, las bases del PNV celebraban entre gritos de "independentzia" la arrolladora victoria en las elecciones, tras una campaña en la que los discursos de los mítines jeltzales se habían cerrado con el clásico "Gora Euskadi Askatuta! (¡Viva el País Vasco libre!)".

Las elecciones las había ganado un candidato capaz de cautivar a la derecha mediática española y a quienes quieren más autogobierno para Euskadi ("no seré yo quien se lo impida", le llegó a decir Carlos Herrera a Urkullu). Obviamente los halagos de la Corte a Urkullu son el modo de afirmar que los independentistas catalanes son una jauría de comeniños, pero también expresaban en cierta manera esa teoría de que el PNV es el amo de la transversalidad.

Seguir leyendo »

- Publicidad -

El país que se esconde tras las placas de titanio del Guggenheim

Primer día de huelga de los educadores del Guggenheim Bilbao

El Museo Guggenheim de Bilbao va a dejar en la calle a 18 de sus trabajadores. El único delito que han cometido fue convocar una huelga para intentar acabar con la precariedad en la que viven. El museo no se lo ha perdonado y, si nada cambia en las próximas dos semanas, el próximo 30 de septiembre será su último día en el Guggenheim.  

Los 18 del Guggenheim son educadores y orientadores encargados de las visitas guiadas, talleres o programas escolares. Cobran por horas: una base salarial de 5,35 euros brutos la hora que en el mejor de los casos puede alcanzar los 12,30 euros prorrateando vacaciones y pluses. No cobran festivos ni nocturnidad, ni están contratados en sus categorías profesionales correspondientes, denuncian los trabajadores. Según el propio Museo –que emplea a estos trabajadores a través de una subcontrata de Manpower Group– ninguno de ellos tiene una dedicación superior al 42% de la jornada anual. Hay casos de educadores que trabajan de martes a domingo, mañana y tarde, y cuyos sueldos rondan los 700 euros al mes. El salario medio se sitúa en unos 600 euros.

Los educadores reclamaban un salario digno y la garantía de la subrogación de sus puestos de trabajo. El museo adjudica el contrato cada año y tenía previsto sacar el nuevo concurso, pero ha preferido cortar por lo sano: no habrá concurso público y el Guggenheim contratará a tres personas a jornada completa a través de una bolsa de trabajo a la que no pueden acceder los actuales trabajadores. Es decir, los 18 del Guggenheim, que convocaron una huelga, se van a la calle. Se quedan sin trabajo.  

Seguir leyendo »

En tu casa o en el casoplón de la candidata de Podemos

103 Comentarios

La candidata de Elkarrekin Podemos, Pilar Zabala, enseña su casa en un programa de EiTB.

En Euskadi no tenemos a Bertín Osborne pero sí tenemos a ETB que se marcó un Bertín Osborne canónico la semana pasada. ETB dedicó un programa a la otra cara de los políticos, que es la forma con la que los medios de comunicación evitan entrevistas con preguntas políticas engorrosas que hacen sonar los teléfonos en la redacción. En concreto, ETB dedicó el programa a la parte autorizada, amable y potencialmente rentable en las urnas de la vida privada de los candidatos a lehendakari: la parte de me gusta cocinar y estar con la familia (a Urkullu además le gusta brindar con agua, fiestón).

Ya puestos a invadir la vida privada de los políticos, hubiera molado que los candidatos nos hubieran relatado las fantasías con las que se masturban en la ducha por las mañanas o cómo les roban el costo a sus hijos para fumarse un canuto mientras toman un ruso blanco y escuchan discos de Grateful Dead. En fin, habrá que conformarse con que Urkullu y Otegi confesaran que fregar les relaja. Me gusta la lluvia, dicen en las ciudades en las que apenas llueve.

El caso es que en la otra cara de la candidata de Elkarrekin Podemos, Pili Zabala, apareció un pedazo de chalet en el que cabían varios círculos de Podemos dentro. Tres plantas, revestimiento de piedra en la fachada, jardín con huerta, sillón de cuero. Una de esas casas en las que gritas a los niños y escuchas tu propio eco. Según unos vecinos, hace cinco años esos chalets de Zarauz estaban valorados en un millón de euros. La tuitesfera de la izquierda abertzale aprovechó la veta abierta por ETB y bautizó el hogar de Zabala como ‘el casoplón de la gente’.  

Seguir leyendo »

El PNV ha ganado las elecciones antes de ir a votar

24 Comentarios

Iñigo Urkullu y Andoni Ortuzar el día del anunció de la candidatura a lehendakari

El título de este artículo no es cierto. Todavía no sabemos si el PNV ganará las elecciones o viviremos una sorpresa. A pesar de que hemos aprendido que casi todas las encuestas fallan o mienten, los sondeos publicados hasta ahora en Euskadi coinciden en que Urkullu -ahora U, como antes Pedro, Pdr y Zapatero, ZP- será el candidato a lehendakari más votado. En todo caso, a expensas de los resultados, el PNV ha ganado las elecciones en la medida en que sus adversarios políticos también quieren ganarlas pero no, al parecer, al precio de alcanzar el poder en el Gobierno vasco. En Euskadi se puede ganar sin gobernar. Y a veces es lo más cómodo. Da menos disgustos.

Quien conozca de cerca la política vasca, sabrá que existen ciertos complejos que provocan que los partidos estén más cómodos en la oposición que arriesgándose a arrebatarle el Gobierno al PNV. Como mucho, se puede gobernar en coalición con el PNV. Hay cierto consenso implícito entre los partidos de que la política es el juego de todos -puedes condicionar al PNV todo lo que quieras- pero en la gestión de las instituciones el PNV ostenta una especie de título honorífico privado al resto. La gestión es su terreno, como en el fútbol hay gente que juega de portero y otros de delantero. Por supuesto, como todas las verdades que hacen sentir culpables a sus protagonistas, estas cosas se niegan en público, pero han marcado el devenir político vasco de los últimos 40 años. Es la particular versión vasca de la Cultura de la Transición. 

Por eso cuando un partido consigue unos resultados excelentes y, sobre todo, el coraje suficiente para buscar una alternativa de gobierno al PNV, el movimiento es visto como una afrenta a esa ley no escrita. Y, en consecuencia, cuando al PNV le toca hacer oposición se aleja de la responsabilidad que reclama desde el Gobierno y se convierte en una apisonadora implacable contra quienes han osado desafiar a los dioses. A los atrevidos les espera una oposición sin tregua. Un desgaste total hasta ponerlos de rodillas y hacer que reconozcan sus pecados en público. Le pasó a Patxi López cuando fue lehendakari y a EH Bildu cuando gobernó en la Diputación de Gipuzkoa (y en menor medida al PP en Álava donde la alternancia entra dentro de lo permisible siempre que la correlación de fuerzas del poder político -Gobierno vasco, Kutxabank y las tres diputaciones- sea favorable).

Seguir leyendo »

El Manifiesto de los Persas

Mariano Rajoy a la espera del inicio de sesión de investidura

“Era costumbre en los antiguos Persas pasar cinco días en anarquía después del fallecimiento de su Rey, a fin de que la experiencia de los asesinatos, robos y otras desgracias les obligase a ser más fieles a su sucesor”

Manifiesto de los Persas

 

Seguir leyendo »

¿Y tú me lo preguntas? Corrupción… eres tú

24 Comentarios

El PP, dispuesto a ampliar el Pacto Anticorrupción con C's a otros partidos y enriquecerlo con aportaciones de todos

Imaginen la escena.

-¿Qué es corrupción? -dice Ciudadanos mientras clava su pupila en la pupila azul del PP.

-¿Qué es corrupción? ¿Y tú me lo preguntas? Corrupción… eres tú.

Seguir leyendo »

Sobredosis de rajoyismo

21 Comentarios

Mariano Rajoy

El 10 de agosto Rajoy escribió en Twitter: “Una vez conocidas las condiciones de Ciudadanos para negociar, las someteré a debate y a aprobación por el Comité Ejecutivo Nacional del PP”. Reunido el Comité Ejecutivo, Rajoy afirmó que él nunca dijo que se fuera a hablar de las condiciones de Ciudadanos. Como sketch de los Monty Python no estuvo mal.

Rajoy explicó además que desde la II Guerra Mundial nunca se han repetido elecciones en Europa “porque los partidos no se hayan puesto de acuerdo” y alertó de la extraordinaria gravedad de la situación política. A continuación aclaró que después de una semana no tenía nada que decir sobre las condiciones de Ciudadanos y se dio más tiempo.

“El Comité Ejecutivo me ha autorizado…”, remarcó Rajoy y el 24 horas de TVE arrancaba con “El Comité Ejecutivo del PP ha autorizado a Rajoy a negociar con Ciudadanos”, como si en el PP alguien tuviera que autorizar a Rajoy a algo que el propio Rajoy no hubiera decidido antes. Si no le hubieran autorizado, jo, qué fuerte. Ahora resulta que el PP es un partido colegiado en el que los órganos del gobierno dirigen los pasos de su líder. Me han autorizado, dijo César, alimentando esa película en la que vivimos: falsa pero lo suficientemente verosímil para poder filtrar sin indignarnos la ración diaria de mentiras (o verdades de ficción) de la política española. Superman vuela. Rajoy te cuenta un cuento muy bonito.

Seguir leyendo »

Por España y los españoles

31 Comentarios

Mariano Rajoy y Albert Rivera

Cuenta el actor Matthew McConaughey que todas las comedias románticas son iguales. Todos sabemos cómo van a terminar. El único interés del espectador reside en si lo que pasa en medio tendrá sustancia y nos entretendrá. A Albert Rivera le pasa lo mismo. Todo el mundo preveía que terminaría pidiendo audiencia para facilitar un Gobierno de Rajoy. Ahora nos está tocando ver lo del medio. El argumento de esta película protagonizada por Rivera es más o menos así: “No, no, no, no, no, no… bueno, abstención… bueno, venga… sí”.

La curiosa táctica de Albert Rivera para propiciar el aterrizaje es pactar la lucha contra la corrupción con el partido más corrupto de España. Rivera, por ejemplo, no quiere políticos imputados en activo pero sobre los partidos imputados por destruir discos duros con pruebas sobre corrupción, ya tal. La mayoría de las propuestas son asumibles por el PP,  o tan genéricas que se pueden matizar, o no están en su mano y el Congreso proveerá. Seguro que se le puede echar la culpa a otro si no salen adelante.

Así que Rajoy está tranquilo, choteándose de los periodistas, y a la fecha de investidura que le pide Rivera, Rajoy responde que se va de puente a Pontevedra y que a la vuelta va a consultar a un comité del partido para que le diga lo que él quiere escuchar. Rivera puede ponerse corbata y jugar al Estadistanova pero Rajoy marca los plazos, Rajoy lleva el ritmo. Y el ritmo de Rajoy siempre hace que sus contrincantes parezcan más desesperados hoy que hace dos semanas.

Seguir leyendo »

Los votantes del PP no son idiotas

252 Comentarios

Al día siguiente de que el PP ganara las elecciones empezaron a llegarme por whatsapp fotomontajes en los que se llamaba a los votantes del PP “subnormales” o “gilipollas”. También abundaban los análisis urgentes en los que se explicaba la victoria del PP en que a Rajoy le habían votado las personas mayores (como queriendo decir viejos gagás) y la gente que vive en los pueblos y el campo (como queriendo decir aldeanos ignorantes). Los votantes del PP eran tachados de infraseres, mermados intelectualmente, que eran capaces de arrojarse a un foso de víboras con la sonrisa en la boca. La conclusión: si votan al PP es que son idiotas. No hay otra explicación posible.

La otra conclusión: cierta izquierda en España sigue pecando de un clasismo que la aleja de las clases populares.

Es ese mismo clasismo de izquierdas con el que se insulta a las personas que van a comprar al Primark, a las que se acusa de caer en las garras del consumismo tonto y voraz del capitalismo, sin preguntarse que quizás van al Primark porque es barato y no hay pasta suficiente. Esa superioridad moral de cierta izquierda universitaria que mira por encima del hombro a los que no han estudiado en las facultades. La superioridad moral del que ridiculiza a los currelas que agotados después de trabajar a destajo llegan a casa por la noche y prefieren poner la tele que leer a Descartes. Ese mismo clasismo que destilaban algunos comentarios sobre el himno merengue del PP, obviando que los ritmos latinos en España (del merengue a La Gozadera pasando por el reggaeton) son más populares que los discos cool de artistas que solo ellos conocen y nadie más sabe apreciar.

Seguir leyendo »

Condones vascos contra la gonorrea española

Aprendí a montar en bicicleta donde Arzalluz dijo "este pueblo no cabe en la Constitución". Antes de que el horizonte se llenara de torres de viviendas, el PNV celebraba el Alderdi Eguna (Día del Partido) en las campas de Salburua a las afueras de Vitoria, cerca de casa de mis padres. Una vez al año, mientras estaba tirado en el sofá viendo alguna película los sábados por la tarde, escuchaba en la calle gritos de "independentzia" y solía pegar un respingo y asomarme a la ventana a mirar si había bronca. Era raro, por esa calle, la calle Santiago, nunca pasaban las manifas en Vitoria.

Al rato caía en la cuenta de que eran los militantes de EGI, la organización juvenil del PNV, que, acampados durante el fin de semana en Salburua, cruzaban el barrio para dirigirse al centro de la ciudad. Probablemente en mi adolescencia escuché a Iñigo Urkullu gritar a pleno pulmón "IN-DE-PEN-DEN-TZIA". Ahora es más fácil encontrarte con el Yeti. 

Cuando la fiesta se había pasado y los jóvenes del PNV habían desmontado sus tiendas y regresado a casa, volvíamos a las campas de Salburua a hacer volar cometas o buscar grillos con una paja de hierba, y nos encontrábamos los restos del jolgorio. Nos encontrábamos, por ejemplo, condones usados. Admiraba al PNV: follaban.

Seguir leyendo »