eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Fiscalía pide cinco años de cárcel para el dueño de una clínica dental que estafó a clientes y huyó a México

El juicio arranca este lunes, 18 de mayo, en la Audiencia Provincial

- PUBLICIDAD -

El Ministerio Fiscal pide cinco años de cárcel para el administrador de una clínica dental de Santander acusado de estafar 110.000 euros a 45 clientes y huir a México, hechos por lo que será juzgado a partir de este lunes, 18 de mayo, a partir de las 9.30 horas, en la Audiencia Provincial.

Según el relato del fiscal, consultado por Europa Press, el acusado, F.M.C., ofrecía a los clientes una rebaja en su tratamiento si pagaban por adelantado "a sabiendas" de que pesaba un embargo de la Seguridad Social sobre su negocio, tras el que huyó a México.

El Ministerio Fiscal señala que esos descuentos eran un "señuelo" con el que pretendía obtener una "liquidez inmediata" y a pesar de ser "consciente" de las dificultades para concluir los tratamientos.

Por estos hechos, el Ministerio fiscal considera al acusado, que fue detenido en México en abril de 2014 y extraditado a España, meses después de huir, autor de un delito de estafa continuada por el que, además de cinco años de cárcel, pide una multa de unos 2.000 euros y que sea condenado a indemnizar a los afectados en la cuantía de lo estafado y que se declare a la clínica dental como responsable subsdiario.

LA DEFENSA PIDE LA ABSOLUCIÓN

Por su parte, la defensa del acusado se ha mostrado "disconforme" con el relato del Ministerio Fiscal y la acusación particular, la de los clientes supuestamente estafados, por, según señala, "no ajustarse a lo realmente sucedido".

Afirma que cuando su representado adquirió en 2011 la totalidad de una empresa, lo hizo en base a una contabilidad "que después descubrió que no era real" y que pesaba un embargo de la Seguridad Social, embargo que al ser ejecutado supuso que se retirasen todos los sillones y material de trabajo, "impidiendo la continuidad de la empresa".

Señala que, "a pesar de sus esfuerzos para reestructurar la empresa y hacerla nuevamente un negocio rentable", lo que terminó derivando en la creación en abril de 2012, de la nueva sociedad, intentó adquirir nuevo material con resultado "infructuoso", "viéndose imposibilitado para la continuación de la actividad empresarial".

Considera que los hechos no son constitutivos de infracción penal alguna, por lo que pide la libre absolución.

Ademas, mantiene que el acusado no huyó al extranjero, sino que "se trasladó a ese país temporalmente", con la idea de volver a España.

El juicio está previsto que el juicio continúe el martes, 19 de mayo, a partir de las 9.30 horas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha