eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Imputados por simular un accidente para reclamar el arreglo del vehículo

La Guardia Civil de Tráfico ha imputado a la conductora de un vehículo y al propietario del mismo, ambos vecinos de Cantabria, como presuntos autores de un delito de estafa en grado de tentativa, al provocar daños deliberadamente en el vehículo que pretendieron justificar con un accidente de circulación.

- PUBLICIDAD -

La Guardia Civil tuvo conocimiento en abril de este año, por denuncia de una compañía aseguradora, de un accidente de circulación ocurrido en octubre de 2013 en Vargas, en el que se produjeron daños materiales en los laterales del vehículo por colisión con dos paredes, siendo valorada la reparación en más de 2.000 euros, si bien la entidad aseguradora sospechaba que el siniestro pudo ser simulado.

Una vez analizadas las pruebas gráficas presentadas por la entidad aseguradora y los testimonios de la conductora del vehículo y su propietario, el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) de la Guardia Civil de Cantabria, llegó a la conclusión de que los daños no se correspondían con la evolución o desarrollo del accidente narrado, la existencia de rozamientos superpuestos con distintas trayectorias, así como discontinuidad en los daños que no tenían justificación.

Por todo ello la semana pasada los efectivos del GIAT procedieron a la imputación de los reseñados como presuntos autores de un delito de estafa en grado de tentativa, al entender que los daños que presentaba el vehículo se produjeron de forma diferente al desarrollo del accidente.

Los agentes sospechan que posiblemente pretendían reparar unos daños anteriores del vehículo no cubiertos por su seguro, por lo que presuntamente simularon el siniestro creando nuevos daños para conseguir de esta forma su reparación.

El pasado año, la Guardia Civil de Tráfico, en una operación comenzada en octubre de 2013, imputó a 21 personas, todas residentes en Cantabria, por la presunta comisión de delitos de estafas a compañías aseguradoras, en unos casos por simulación de accidentes de tráfico, y en otros por el incremento deliberado de los daños en vehículos accidentados.

Esa operación en la que se investigaron diferentes accidentes, arrojó un fraude a dos compañías aseguradoras por valor de unos 100.000 euros, según informa la Guardia Civil en nota de prensa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha