eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Rajoy inauguró en marzo un hospital que siete meses después permanece cerrado

El presidente de España acudió a Cantabria en la precampaña electoral para realizar una visita inaugural a las nuevas instalaciones de Valdecilla, a las que todavía no se ha dado uso  

El Gobierno autonómico y el Ayuntamiento de Santander se responsabilizan mutuamente del retraso en la concesión de la licencia

El anterior Ejecutivo del PP dejó sin elaborar el plan de autoprotección, necesario para poder iniciar la actividad 

- PUBLICIDAD -
Rajoy, acompañado por el resto de las autoridades, durante la visita a las nuevas instalaciones de Valdecilla. | Miguel López

Rajoy, acompañado por el resto de las autoridades, durante la visita a las nuevas instalaciones de Valdecilla. | Miguel López

El presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, acudió el pasado 30 de marzo a Cantabria para llevar a cabo una visita inaugural a las nuevas instalaciones del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en las que su Ejecutivo había invertido 57 millones de euros de los 200 que quedaban pendientes de sufragar Era el día en el que se convocaban las elecciones autonómicas y municipales y, por tanto, el último en el que estaban permitidas las inauguraciones. 

Acompañado por el presidente autonómico, el también popular Ignacio Diego, el gerente del hospital, César Pascual, y otras autoridades, Rajoy recorría el centro sanitario 'perseguido' por las cámaras de televisión y los fotógrafos de los medios de comunicación.  Todos se congratulaban de la flamante ampliación del hospital, una obra que se inició en 2002 y que estaba pendiente desde que en 1999 se derrumbó parte de una de las fachadas, lo que provocó la muerte de cuatro trabajadores.  "Compromiso cumplido", dijo solemnemente el jefe del Ejecutivo a los periodistas tras acabar la 'inspección'  en un acto en el que no aceptó preguntas.

De aquel "compromiso cumplido" han pasado casi siete meses y aquellas camas a las que Rajoy y todo su séquito pasaban revista continúan a día de hoy vacías. Las tres nuevas torres de doce plantas cada una aún no han entrado en funcionamiento y, en el mejor de los casos, se espera que lo hagan a finales de este año cuando el traslado a las nuevas dependencias debía estar concluido en la primera quincena de septiembre según los planes previstos .

Por el camino se han producido varios incidentes menores -como la aparición de goteras- pero, fundamente, el problema radica en que el Gobierno de Cantabria (Partido Regionalista-PSOE) y el Ayuntamiento de Santander (PP) mantienen una disputa por la concesión de la licencia de apertura. El enfrentamiento surgió el mes pasado a raíz de que la exconsejera de Sanidad, María José Saénz de Buruaga, acusara al nuevo Ejecutivo de "bloquear" la puesta en marcha de las instalaciones por motivos electorales. "No han movido ni un folio", aseveró la dirigente del PP.

La portavoz del grupo parlamentario socialista, Silvia Abascal, respondió poniendo sus miras en el Ayuntamiento de Santander.  "Es sorprendente la facilidad que tiene el PP para exigir a los demás lo que no es capaz de pedir a sus correligionarios", manifestó Abascal tirando la pelota al tejado del Consistorio santanderino,  que aun no ha concedido la licencia de apertura.   

Comenzaba así un enfrentamiento dialéctico, que este viernes ha tenido su enésimo episodio. La consejera de Sanidad, María Luisa Real (PSOE), ha mostrado ante los periodistas una carta fechada el 1 de agosto en la que el anterior gerente de Valdecilla solicitaba seis meses de prórroga para un plan de autoprotección, necesario para que los técnicos de la Administración den su visto bueno, según ha recalcado el concejal de Obras, César Díaz. 

La consejera también ha lamentado que el Ayuntamiento no haya aclarado a su departamento si lo quiere también aprobado por Protección Civil, lo que retrasaría el traslado cerca de otros tres meses. Además, ha enfatizado que es "absolutamente falso" que la Consejería haya paralizado ese traslado, sino que, según ha reivindicado, lo que ha hecho es el trabajo que había dejado sin hacer los anteriores gestores del PP. "Esta consejería no ha paralizado nada, esta consejería lo que está haciendo es remover todo los obstáculos que la anterior consejería y la anterior gerencia no habían solucionado", ha subrayado.

Las palabras de la consejera ha sentado mal entre el equipo de Gobierno local, que ha respondido con un comunicado en el que acusan a Real de "seguir mintiendo". Según ha manifestado el edil de Obras, es la normativa autonómica y no el Ayuntamiento la que exige que el plan de autoprotección esté aprobado por la Comisión de Protección Civil del Gobierno antes del inicio de la actividad. 

"El Consistorio, por tanto, no tiene nada que aclarar sobre este aspecto. Y es el Gobierno quien debería explicar por qué sigue sembrando dudas sobre la actuación municipal en la tramitación de esta licencia, que no depende en ningún caso de lo que el equipo de gobierno considera o no oportuno, sino de criterios y requerimientos exclusivamente técnicos y jurídicos", ha recalcado. 

La visita inaugural de Rajoy tuvo su réplica quince días después -15 de mayo- a cargo del presidente de Cantabria y candidato a la reelección, Ignacio Diego, quien ya sí dio oficialmente por concluidas las obras y quien, por otro lado, fue sancionado por la Junta Electoral por inaugurar el centro en plena campaña. "Día histórico y de enorme trascendencia para Cantabria", aseguró Ignacio Diego, que una semana después fue apeado de la presidencia por el regionalista Miguel Ángel Revilla.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha