eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

La vieja y la nueva política aguardan la sentencia de las urnas

Concluye la campaña electoral, marcada en Cantabria por el mediático encuentro entre Miguel Ángel Revilla y Pablo Iglesias

Los cántabros tomarán la palabra el domingo, cuando el bipartidismo medirá fuerzas en las urnas con Podemos, Ciudadanos y Unidad Popular 

- PUBLICIDAD -
Iglesias cree que Rajoy y Sánchez salieron al debate haciendo un "epitafio"

El presidente de Cantabria recibió en su despacho al líder de Podemos. EFE

Los partidos políticos han aparcado este viernes su 'caravana electoral' después de  quince días  de intensa campaña con la que han intentado movilizar a su electorado y, especialmente, convencer al 40% de personas que en la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) afirmaba no tener decidido la papeleta que depositará dentro de la urna este domingo 20 de diciembre.

Ese día los ciudadanos elegirán con su voto los 350 diputados -5 de ellos en Cantabria- que formarán el Congreso durante la siguiente legislatura, y de ese resultado se definirá quien será el próximo presidente del Gobierno de España. Igualmente, quedará constituida la Cámara Alta con sus 208 senadores,  4 por Cantabria.

Durante estas dos semanas, Ana Madrazo (PP), Puerto Gallego (PSOE), Rosana Alonso (Podemos), Carlos Pracht (Ciudadanos), Sergio Tamayo (IU-Unidad Popular) y Román San Emeterio (UPyD) han recorrido los municipios de la comunidad autónoma trasladando a sus paisanos las bondades de su programa político y el mensaje de sus líderes nacionales, algunos de los cuales también se han desplazado hasta la región para pedir el voto.

La imagen de la campaña ha estado sin duda protagonizada por Miguel Ángel Revilla y Pablo Iglesias. E l presidente autonómico y líder del PRC recibió a l candidato de Podemos en su despacho ante una gran expectación mediática, y en una comparecencia conjunta se deshicieron mutuamente en halagos en un guiño del regionalista hacia la nueva formación política que busca abrirse paso a costa del bipartidismo, especialmente en este caso del PP, con quien se disputa en Cantabria un diputado, según reflejan todos los sondeos.

La complicidad entre ambos dirigentes, 'viejos' conocidos de la televisión, quedó patente cuando Revilla invitó a Iglesias a desayunar café y sobao en un bar situado frente a la sede del Ejecutivo, en la calle Peña Herbosa. 

Rajoy se da un paseo tranquilo por Santander con Diego y De la Serna

Rajoy se da un paseo por Santander con Diego y De la Serna EFE

Ese mismo día -martes 15- también estuvo en Cantabria Mariano Rajoy para animar a los suyos a través del formato más clásico, un mitin celebrado en el Palacio de Festivales, donde el líder de los populares volvió a prometer la financiación para el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y las obras del tren de altas prestaciones entre Santander y Madrid y, además, por primera vez, reconoció que tendrá que pactar tras el 20D.

Previamente, Rajoy dio un breve paseo por las calles de la ciudad, donde recibió el apoyo de sus seguidores pero que dejó una estampa muy alejada de los baños de masas a los que los populares estaban acostumbrados en otras citas electorales. 

Al día siguiente desembarcó en la comunidad Albert Rivera envuelto en plena polémica por la postura de su partido respecto a la supresión de las penas específicas para crímenes machistas, una controversia agravada por las manifestaciones de su cabeza de lista, Carlos Pracht, quien en el programa de radio Buenas Tardes Cantabria equiparó la violencia machista con la feminista y, posteriormente, a preguntas de La Sexta, se enfangó aun más cuando lo comparó con el yihadismo y la interrupción voluntaria del embarazo. El máximo responsable de Ciudadanos protagonizó dos actos, uno en la Plaza de Pombo y otro con jóvenes en un establecimiento hostelero de la capital.  

El PSOE, sin Pedro Sánchez pero con Eva Díaz Tezanos, espera derrotar a las encuestas y lograr un resultado que le permita relegar al PP en la Moncloa. El líder de los socialistas se cayó de la agenda a última hora y no pudo compartir con sus compañeros cántabros la paellada que tenían previsto celebrar en Torrelavega.

Frente a ello, sí han participado en los actos de campaña un buen número de los dirigentes más reconocidos del partido, como el exministro de Educación, Ángel Gabilondo; la candidata a las elecciones europeas, Elena Valenciano; el portavoz en el Congreso, Antonio Hernando, o el exsecretario general, el solariego Alfredo Pérez Rubalcaba, entre otros. 

Aunque Puerto Gallego repetirá casi con toda seguridad como diputada y es muy complicado que Raúl Cortés -número dos en la lista- le acompañe, el PSOE se juega mucho este domingo, ya que si no mantiene su posición como segunda fuerza, quedará tocado. 

Tampoco pudo estar en Cantabria el cabeza de lista de Izquierda Unida-Unidad Popular, Alberto Garzón, que pese a haber sufrido "zancadillas", ha terminado colocándose como uno de los políticos mejor valorados. Su hermano, Eduardo Garzón -responsable económico del programa-, y Cayo Lara, secretario general de IU, tomaron el testigo y reivindicaron a su formación como la única opción de izquierdas, además de cargar de forma contundente contra la corrupción en el seno del PP.     

Así, los partidos aguardan a conocer la sentencia de las urnas en una jornada que se presenta como histórica, en la que el bipartidismo medirá fuerzas con Podemos y Ciudadanos y que, a buen seguro, dejará un nuevo panorama político mucho más fragmentado, sin mayorías absolutas y en el que las negociaciones y los pactos cobrarán especial relevancia. 

Albert Rivera con los miembros de la candidatura de Ciudadanos en Cantabria. | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

Albert Rivera con los miembros de la candidatura de Ciudadanos en Cantabria. | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha