eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

ENTREVISTA | Barón Rojo

"El mercado es capaz de absorber un determinado número de grupos"

"El rock nacional no tiene derecho a utilizar el Teatro Real de Madrid, es un local vetado para determinadas élites", asegura Armando de Castro

Barón Rojo, una de las bandas más míticas del rock en castellano, encabeza el cartel del festival Rock en la Feria de Torrelavega la noche del sábado

- PUBLICIDAD -
Rafa Díaz, Carlos de Castro, Armando de Castro y Javier Rodríguez, miembros actuales de Barón Rojo.

Rafa Díaz, Carlos de Castro, Armando de Castro y Javier Rodríguez, miembros actuales de Barón Rojo.

Manfred Albrecht Freiherr von Richthofen fue un militar y aviador alemán, considerado un héroe en su época por haber derribado 80 aeroplanos enemigos en la Primera Guerra Mundial y respetado por sus enemigos, a quienes tenía la nobleza de dejar escapar cuando estaban gravemente heridos. También se le conocía como 'Barón Rojo', y de este militar tomó prestado su nombre una de las mejores bandas de heavy rock en nuestro país.

A este grupo le avalan sus 37 años de carrera, en la que han publicado 13 álbumes de estudio, cinco discos grabados durante sus directos, con los que han logrado instalarse en los corazones de los heavies nacionales y también sobrevolar el Atlántico y conquistar a los rockeros americanos. Su historia merece incluso un documental, 'Barón Rojo, la película. Larga vida al Rock&Roll', que grabaron en 2012. 

El conjunto ha sufrido multitud de modificaciones a lo largo de su trayectoria. Rafa Díaz y Javier Rodríguez, encargados ahora del bajo y la batería, son los nuevos fichajes de la banda, mientras que los hermanos Carlos y Armando de Castro son los miembros originales que continúan pilotando el avión de Barón Rojo. Armando de Castro cuenta a eldiario.es sus impresiones sobre el panorama del rock actual y sobre el futuro de su banda antes de actuar este sábado 12 de agosto en el festival Rock en la Feria de Torrelavega.

Un grupo cántabro de heavy como  Aranea Adventus dijo recientemente en una entrevista que hoy en día, profesionalmente, Barón Rojo y pocos más viven de la música. ¿Cuál es su opinión?

Profesionalmente, pocos grupos habrá que se lo tomen tan en serio como nosotros. No somos un grupo de sacar unos titulares enormes a base de ser grotescos, ni de pedir cosas raras para los camerinos o cosas así para llamar la atención. Nos dedicamos a tocar rock de la mejor manera que sabemos y podemos, a proporcionar siempre a quien nos contrata todas las facilidades de estar puntualmente, a hacer las pruebas de sonido en el tiempo que nos corresponde, a tocar a la hora que nos marque la organización... Parece que la condición inherente a ser rockero es que tienes que ser un 'despelotado', llegar tarde, hacerlo todo manga por hombro, pero no, nosotros solo nos dedicamos a hacer el mejor rock que podamos hacer, con todo lo que hayamos podido aprender y que eso se note en los escenarios. 

En cuanto a los contratos, parece muy complicado hacerse un hueco hoy en día en el mundillo. ¿Qué consejos tiene para quienes empiezan?

Vivir de la música siempre ha sido muy complicado, incluso si nos retrotraemos hasta los albores de esto. Bach en el siglo XVII o Beethoven o Mozart, incluso, los grandes y más insignes creadores de música han tenido que trabajar para mecenas o haciendo música religiosa porque les contrataban para tocar el órgano en una determinada catedral.

El músico está en ese trabajo por vocación, no porque crea que se va a hacer multimillonario. Entonces, todos los avatares y las incomodidades que tengas que pasar las das por bien empleadas. Un buen manager es muy importante, dar con alguien que crea realmente en ti, que esté dispuesto a invertir mucho tiempo y mucho esfuerzo en promocionarte y luego esperar la oportunidad, que alguien te cuele de telonero en un festival o abriendo el espectáculo en una gira de alguien importante. Son circunstancias por las que hemos tenido que pasar todos. En general, en todos los oficios artísticos, es una criba que hay que pasar y que con el tiempo hay grupos que sobreviven y grupos que se van quedando por el camino.

¿Y para llegar a lo más alto?

Evidentemente, arriba hay un determinado hueco, el mercado es capaz de absorber un determinado número de grupos. Además, dependerá de la calidad interna de ese grupo, no simplemente por dedicarle mucho esfuerzo al rock y mucho trabajo sales adelante. El talento influye, hay que tener unas condiciones un poquito innatas, unas aptitudes, y también prepararte, aprender, estudiar cómo componen otros músicos o cómo tocan y tratar de hacerte a ti mismo el mejor músico posible.

Podría decirse que existe un paralelismo entre la panorama musical actual y la escena sociopolítica. ¿Cree que desde las autoridades se hace lo suficiente para dar oportunidades a quienes comienzan?

Yo creo que lo mejor que podrían hacer las autoridades es inhibirse y dejar al propio mercado del rock que se promocione y se habilite por sí solo, porque hay promotores que se juegan su dinero por ahí, que contratan grupos, que organizan grandes festivales, y lo único que tiene que hacer la administración es no poner problemas. En el mercado normalmente el que tiene valía, el que trabaja y se profesionaliza, acaba saliendo a flote, siempre que no se le pongan impedimentos, como la maldita burocracia, o que sean necesarios mil permisos para cualquier cosa, o que los locales oficiales, que hemos pagado todos, sean dificilísimos de conseguir para tocar. Por ejemplo, el rock nacional no tiene derecho a utilizar el Teatro Real de Madrid, es un local vetado para determinadas élites, que no se sabe muy bien quién determina esas élites...

Yo no pido nada, ni que alguien me facilite, ni que me dé un empujón, sino simplemente que me dejen funcionar a mi aire, con lo que hay a mi alrededor, y no poner demasiados obstáculos para nada. Se trata de no esperar mucho de las autoridades oficiales y seguir trabajando y esperar que no te pongan demasiadas zancadillas ni demasiados obstáculos.

¿Han notado bajas en cuanto a la afluencia de público en los 36 años de carrera?

Esto es una sinuosidad, es una curva que depende de muchas cosas. Depende del momento económico, del momento del rock. Todo tiene sus altos y sus bajos, yo pienso que con todos los factores no ha habido grandes variaciones. Para mí, lo más importante es que el rock, o el rock que cultivamos nosotros o que más nos gusta a nosotros, ya pertenece a lo clásico, a lo que ya está establecido, que forma parte del bagaje de muchos países y del mundo entero. Esto hace que los grupos de rock ya de por sí contamos con un mínimo de gente que va a estar pendiente de lo que pase en el panorama del rock nacional e internacional. Creo que al rock le queda mucha vida y tiene pinta de seguir así muchísimos años.

Podría decirse que el rock no está en crisis, ni lo estará en mucho tiempo…

De las crisis salen luego las grandes figuras del rock. Todos los estilos tienen que soportar sus crisis de renovación, de estancamiento, hacen falta nuevas figuras y nuevas ideas, algo que refresque. Creo que esas crisis son positivas. En el panorama del rock actual, los grupos que más llenan son AC/DC o Iron Maiden, que son grupos que ya son de nuestra quinta. Quizá el rock actual necesite una catarsis gorda y por lo menos renovar los grandes nombres. Quizá eso podría ser algo de lo que adolece el rock actual, que hay grupos muy buenos pero no de renombre como en los 80 o los 70. Al rock de ahora quizá le toque renovarse, la gente que ya llevamos una trayectoria muy dilatada tendremos que ir dejando paso a los nuevos talentos. A ver si aparecen y se vuelven a crear grandes bandas.

Ahora mismo, ¿qué tienen entre manos?

Tenemos ya el dossier preparado para la siguiente maqueta que queremos sacar adelante, porque ya llevamos desde 2005 o 2006 sin sacar álbum de estudio con temas originales, aunque las circunstancias han cambiado muchísimo y hace que hoy en día sea más mucho arriesgado sacar un disco nuevo. Se saca un disco nuevo para que la prensa especializada hable de ello, porque al final el público cuando llega al concierto te pide los clásicos de los 80 que hicieron al grupo más conocido. Lo teníamos planificado al volver de Torrelavega, que tenemos un periodo de tiempo donde no hay demasiada actividad durante el resto del mes de agosto, y vamos a meternos en los locales de ensayo y vamos a empezar a preparar la grabación de lo que será nuestro próximo disco. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha