eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

¡Ojalá que llueva agua en el campo!

“Sólo cuando el ultimo árbol esté muerto, el ultimo río esté envenenado y el último pez sea pescado, el hombre se dará cuenta que el dinero no puede comerse” (Proverbio indígena norteamericano).

- PUBLICIDAD -
Río Nansa a su paso por Puente El Arrudo. | David Gutiérrez Ferreiro

Río Nansa a su paso por Puente El Arrudo. | David Gutiérrez Ferreiro

Los cántabros vamos a la contra y si media España está torrándose de calor, nosotros podemos aprovechar a dormir estos días tapándonos un poquito en la cama.

Quizás podría haber escrito este artículo hace unas semanas, pero aprovecho a sacarlo estos días que van a caer unas gotucas para no caer en los tópicos y hacer un poco de memoria cercana.

Quizás, también, podría haber escrito acerca de la política de bajura que se intenta hacer del agua, cuando la verdadera política que debiera hacerse es la de la gestión de un recurso básico. Pero no, no voy a meterme en ese charco donde los regímenes competenciales son claros... ¡yo lo que quiero es que llueva!

Juan Luis Guerra tenía unos gustos un tanto estrambóticos en cuanto a las precipitaciones. Yo me conformo con que llueva agua. Que caigan chuzos de punta.

Creo que una de las peores sensaciones que puede tener un cántabro fue la que sufrimos hace un par de semanas, cuando hubo un par de días seguidos en el que cayeron cuatro gotas y sentimos la necesidad de mirar alegrados el cielo porque estaba lloviendo.

Esta semana parece que va a ser igual. Cuando hace años nos enfadaríamos porque nos empezaban a fallar los primeros días de playa, ahora somos conscientes de la importancia de la lluvia y deseamos que se alarguen un poco en el tiempo... ya llegará septiembre para ir a la playa, ¡que somos cántabros!

Las precipitaciones cada vez son menores y aunque en Cantabria no se puede decir que son excepcionales, sí que podemos comprobar como los días con lluvias y la precipitación acumulada descienden progresivamente año tras año.

Carácter pluviométrico del mes de abril 2017

Carácter pluviométrico del mes de abril 2017. | AEMET

Es algo terrible, y fuera del cuñadismo que puede imperar al hablar de estos temas, los datos están ahí : la delegación territorial en Cantabria de la AEMET ha calificado los meses desde febrero hasta casi el final de la primavera como cálidos o muy cálidos y secos o excepcionalmente secos. Traducido: temperaturas muy altas y falta de precipitaciones. ¡Ojo, que hace no mucho esto se llamaba la España verde!

Habrá algunos que vean el vaso medio lleno y otros medio vacío porque esperarán que las lluvias lleguen en otro momento. Pero lo que no está medio lleno ni medio vacío son nuestros pantanos que no engañan y pueden verse con un agua embalsada por debajo del 50% de su capacidad, cuando en esta época debiera estar en torno al 90%.

Agua embalsada en Cantabria

“Agua embalsada en Cantabria”. | Embalses.net

Los campos y los grifos lo notarán este verano, no me cabe la menor duda.

Pero es que aquí es muy difícil hacer entender. En una tierra en la que consideramos los recursos hídricos infinitos, cuyos valles y costas están labrados por el agua, podemos tener un problema importante si no gestionamos bien este recurso hídrico.

Falta de masas boscosas en las riberas, subida de temperaturas, caudales irrisorios, entrada de especies invasoras... todo está relacionado y es un escenario presente que nos avisa de lo que puede suceder en el futuro.

La historia de nuestro país ha sido vertebrada social y económicamente en base a su ordenación hidrográfica, y ésta ha estado determinada por factores geológicos y climáticos. En los primeros poco podemos hacer, pero hubiera que atender más a los segundos.

Llega el momento de la gestión con mayúsculas: de hablar del cumplimiento de la Directiva Marco del Agua, de trabajar en base a caudales ecológicos, de denunciar captaciones o el estado de redes de saneamiento y distribución del agua municipal, de hablar si queremos seguir teniendo unos ríos vivos o simplemente canales de agua con una visión mercantilista, de entender nuestros cauces como sistemas naturales dinámicos y complejos.

Ojalá sepamos apreciar lo que suponen nuestros ríos. Quizá no haya nada más valioso en nuestro territorio que ellos.

“Sólo cuando el ultimo árbol esté muerto, el ultimo río esté envenenado y el último pez sea pescado, el hombre se dará cuenta que el dinero no puede comerse” (Proverbio indígena norteamericano).

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha