eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El rollo del emprendimiento

Hoy en día, la receta infalible para aliviar nuestra preocupación es el emprendimiento. Un bálsamo de fierabrás laboral cuya aplicación nos ofrecen acelerar.

- PUBLICIDAD -
Podemos pide la fusión de Sodercan, Sogiese, Sican, Oficina de Proyectos Europeos y PCTCAN y que dependan de Industria

Edificio de Sodercan, en el Parque Científico y Tecnológico de Cantabria (PCTCAN).

Me dio una extraña sensación desayunarme el otro día con  la noticia de que el Gobierno regional planea abrir próximamente un “acelerador de empresas” en el Parque Científico y Tecnológico. La mente es muy traidora y lee muchas veces lo que quiere leer, en lugar de lo que las letras dicen en realidad. Quizá todavía no había apurado la taza de café porque estuve un buen rato releyendo el titular, ya que mi cerebro asimilaba acelerador de protones o incluso acelerador de partículas. Pero no, lo que se acelerarán serán las empresas; es decir, si usted tiene una buena idea para poner en marcha un negocio, podrá acudir allí y “le acelerarán” la idea.

El propio invento está reconociendo, en sí mismo, que si algo necesita acelerarse es porque lo normal es que te lo desaceleren, por decirlo suavemente; o sea, que te pongan todas las trabas posibles antes de que abras la puerta de tu chiringuito. En qué estaría yo pensando cuando me vino a la cabeza que las ideas, realmente, no necesitan que nadie las acelere, sino más bien que nadie las joda, como quizá alguno de ustedes haya experimentado ya.

Pero bueno, este prefacio un tanto renegado era solo una introducción para mirar con bastante de desconfianza ese concepto con el que, de un tiempo a esta parte, nos bombardean en todos lados: el emprendimiento. Esta nueva doctrina en la que cada trabajador se convierte en una empresa por sí mismo me parece demasiada traída por los pelos como remedio a lo que se desmorona. Pero escuchen a los gurús y les hablarán de la zona de comfort, les dirán que ustedes no se mueven ustedes al ritmo que marcan los nuevos tiempos y así les va.

"Escuchen a los gurús y les hablarán de la zona de comfort, les dirán que ustedes no se mueven ustedes al ritmo de los nuevos tiempos y así les va"

Nos cuentan que la solución a nuestras miserias es agarrar los escasos ahorros que hayamos salvado y -en un momento en el que cada día cierran empresas grandes, medianas y pequeñas- abrir ese gastrobar que usted visualizó aquella noche de copas, montar una compañía de alquiler de patinetes eléctricos o elaborar vermouth artesanal sin alcohol. Ahí lo tiene, salte sin red al vacío, emprenda y sus sueños se harán realidad. Según tecleo cada letra, yo mismo me voy encabronando.

Me da a mí que el que ha emprendido de verdad es el listo que nos está colocando esto del emprendimiento, ese sí que ha salido de su zona de comfort y nos está vendiendo una burra parda. Lo que nos están ofreciendo es que pongamos nosotros la pasta y saltemos sin red y mientras lo hacemos –nos animan- estaremos peleando por nuestro propio futuro y generando la energía vital que nos hace falta para no movernos como zombies laborales. Pero si las cosas no salen como usted imaginó, si la gente prefiere la comida basura, si eligen las bicicletas y no los patinetes y si siguen bebiendo el Martini de toda la vida, ni siquiera le quedará para pagar su propio funeral.

Desconfío del emprendimiento como doctrina neoliberal; me suena a solución final laboral, a utópico plan quinquenal, a paja para el burro, a “la culpa es vuestra”. Por eso, cuando encima me ofrecen un acelerador, bajo la ventanilla, miro los faros de los coches e intento descubrir dónde narices está el radar de la Guardia Civil.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha