eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Reportaje

Proyecto Hombre: respeto y entendimiento contra las adicciones

La asociación cumple 25 años de actividad, un tiempo en el que los programas y tratamientos han evolucionado para amoldarse a las necesidades de la sociedad

Más de 22.000 personas han pasado por esta organización hasta la fecha, entre ellos, 393 voluntarios, 58 profesionales y más de 10.000 familias

La entidad está realizando este año 2017 diferentes actos para hacerse más visible entre la sociedad cántabra

- PUBLICIDAD -
Los técnicos de Proyecto Hombre Cantabria Roberto Verdugo y Raquel Fernández, y la directora Eloísa Velarde. |  Lara Expósito

Roberto Verdugo y Raquel Fernández, técnicos de Proyecto Hombre Cantabria, y la directora Eloísa Velarde. | Lara Expósito

En los años 80 hubo un aumento notable de las personas con drogodependencia en España, concretamente adictas a la heroína. En aquel entonces no existían apenas programas de concienciación ni de ayuda para las personas que estaban sufriendo este problema, por lo que en 1984 nació el primer centro de Proyecto Hombre en Madrid.

Ahora, esta ONG para luchar contra las adicciones ya cuenta con 26 centros autorizados en todo el país, 111 puntos de asistencia y 213 dispositivos asistenciales en 15 comunidades autónomas. Uno de esos centros está situado en Santander desde 1993 y este año celebran sus 25 años de trabajo. 

Eloisa Velarde es la directora de Proyecto Hombre Cantabria desde 2013 y explica que su objetivo es "llegar a la población cántabra con el mensaje de que es posible vencer a la adicción". En estos años, más de 22.000 personas han pasado por la asociación, entre ellos 393 voluntarios, 58 profesionales y más de 10.000 familias, según los datos que ellos mismos han hecho públicos.

Durante este cuarto de siglo de vida, los programas y tratamientos han ido evolucionando en cuanto a su metodología y en la forma de tratar a los pacientes. Roberto Verdugo, técnico de la asociación, lleva 10 años trabajando allí y señala que "ahora ya no hay tanta alarma, aunque sigue habiendo el problema de las adicciones". Al principio, según recuerda, "el método era más tradicional y exigente en cuanto a tiempo, recursos humanos y predisposición por las familias, terapeutas y usuarios".

"La terapia consistía en una comunidad cerrada, en la que primero se hacía una acogida y después las personas iban a encerrarse durante un año y medio”, matiza Verdugo. Y añade: "A medida que la epidemia de la heroína va desapareciendo o se va normalizado, se crean recursos de otro tipo".

A partir de ese momento, la comunidad se transformó en un centro de día y han ido apareciendo diferentes programas para otras adicciones: "Durante estos años hemos ido respondiendo a los cambios que ha habido en la calle", explica Verdugo. Por ejemplo, se han ido añadiendo otros programas para tratar la adicción al alcohol, al juego o a la cocaína. Además, hace hincapié en que las familias de hoy en día están dispuestas a menos en comparación con los afectados por la heroína ya que, según su experiencia, "la alarma es menor".

En cuanto al proceso, Raquel Fernández, técnico de la sociedad desde hace 15 años, deja claro que su objetivo es intentar que la gente salga de casa y tenga una vida normal. "Desde el minuto uno de valoración se les pregunta qué van a hacer el fin de semana".

Relacionado con esto, Fernández, subraya que el perfil de las personas afectadas es muy variado: "Cuando alguien me pide información y les cito siempre pregunto la edad para saber quién de las personas que va a venir es el que tiene el problema".

Eloisa Velarde comparte esta afirmación ya que, según señala, cada persona es única. Además, critica que hay una idea errónea en la sociedad al pensar que las personas que van a Proyecto Hombre son únicamente heroinómanos en una situación muy crítica, cuando, en general, no es así.

Actos de celebración

Con motivo de su aniversario, están celebrando numerosos actos a lo largo largo de este año 2017, como ponencias o una jornada de puertas abiertas para profesionales. Asimismo, próximamente sacarán un libro de recetas, según la directora, para apostar por la vida saludable.

Las diferentes actividades terminarán en noviembre, que es la fecha oficial de apertura del centro. El día 23 de ese mes se va a celebrar un acto institucional en el Ateneo de Santander como reconocimiento a todas las instituciones y al día siguiente, harán una cena benéfica para conmemorar la efeméride.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha