eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

AM- ICAF ha recuperado 200.000€ de los 12 millones que aportó a Ecomasa y su director ve "muy difícil" conseguir más

Afirma que para una "comunidad pequeña" como Cantabria "poner" en un proyecto privado más de 12 o 13 millones "puede ser bastante arriesgado"

- PUBLICIDAD -

El Instituto Cántabro de Finanzas de Cantabria (ICAF) ha recuperado 200.000 euros de los 12 millones de dinero público que destinó al proyecto Ecomasa-Nestor Martin --a través de Sodercan la comunidad autónoma participó con otros seis más-- y su actual director, Manuel Díaz, ve "muy difícil" que se logre reponer más.

Así lo ha afirmado este martes en su comparecencia dentro de la comisión de investigación del fallido proyecto Ecomasa que se está celebrando en el Parlamento regional, una sesión en la que, junto a él, han intervenido el responsable del Departamento Financiero del ICAF, Jesús Bulnes, y las analistas que elaboraron el informe económico-financiero sobre el proyecto Eva María Plata (senior) y Elena Saiz (middle).

El director del ICAF ha achacado que solo se haya podido recuperar esa parte al hecho de que algunas de las garantías que se registraron "no han resultado ser lo que eran".

Según ha explicado, los 200.000 euros que ha recuperado el ICAF por la venta de la empresa Chimeneas Barcelona, que era una de las garantías para el cobro de los 12 millones puestos en el proyecto por el Instituto.

Como otro ejemplo, ha apuntado que otra de las garantías era una empresa en Chile tasada en 4 millones de la que no se ha podido recuperar nada porque está actualmente liquidada.

VALORACIÓN DE LA CUANTÍA INVERTIDA EN ECOMASA

Además, sobre la cuantía del dinero público puesta por el Gobierno de Cantabria en el proyecto, 18 millones, el actual director del Instituto ha opinado que para una "comunidad pequeña" como Cantabria "poner" en un proyecto privado más de 12 o 13 millones --a Ecomasa se dedicaron 18-- "puede ser bastante arriesgado". "10 o 15 millones para Cantabria es mucho", ha subrayado.

También ha aludido al impacto que para las cuentas del ICAF que tiene las pérdidas de esta cuantía.

Ha señalado que desde que comenzó a funcionar el ICAF se han perdido "más de 40 millones" y ha reconocido que si esta tendencia se mantiene en el futuro sería "mejor cerrarlo", aunque ha confiado en poder evitar que esta tendencia continúe.

Para "minimizar" los riesgos de pérdidas en el ICAF, el director del ICAF ha abogado por la "diversificación" de operaciones para "no poner todos los huevos en la misma cesta".

Además, ha señalado que cuando el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, el socialista Juan José Sota, le propuso el cargo le planteó la necesidad de "corregir las pérdidas" en el ICAF.

DICEN QUE EL ANTERIOR DIRECTOR CONOCÍA EL PROYECTO, LA EVOLUCIÓN Y LOS "INCUMPLIMIENTOS"

Por su parte, el resto de comparecientes han insistido, a preguntas de los grupos, que el anterior director, Jorge Gómez de Cos, que fue con el entró el Instituto en el proyecto Ecomasa, conocía el proyecto, la marcha y los "incumplimientos" en los que incurrió la empresa de las obligaciones que tenía con el Instituto.

De hecho, los técnicos han explicado que fue el director el que les informó de la entrada del proyecto Ecomasa para analizar su viabilidad económica y financiera y quien les remitió toda la documentación para que elaborarán el informe pertinente.

Además, ha señalado que Gómez de Cos "supervisó" el informe económico financiero realizado por las analistas antes de darle traslado al Consejo Ejecutivo del ICAF, encargado de dar o no luz verde definitiva a la concesión de avales o préstamos.

También, según han explicado las analistas, se le dio traslado al entonces director y se le informó de las acciones de seguimiento del proyecto, como de la caída en las ventas el primer año a la mitad de lo previsto y de los "riesgos" que suponía para el ICAF a la hora de recuperar la inversión.

Cuestionados por el conocimiento que tenía el Consejo Ejecutivo de esta información, los técnicos han matizado que su "misión" era la de informar "a quien tenían por encima", esto es al director, aunque han asegurado desconocer qué hacía Gómez de Cos con esta información "de ahí para arriba" y si se transmitía al Consejo Ejecutivo del ICAF.

También han negado haber recibido "presiones" a la hora de realizar el informe económico-financiero y han considerado "razonable" y "adecuado" el tiempo que tuvieron para hacerlo, aproximadamente "un mes y medio".

Sí han reconocido que "estaba sobre la mesa" y "todos" en el ICAF "sabían" que había "cierta prisa" por el informe dado que el proyecto Ecomasa intentaba dar respuesta al despido de los trabajadores en Teka y recolocarles.

Por su parte, el director del ICAF ha sido cuestionado acerca de las posibilidades de que el Gobierno regional PRC-PSOE hubiera seguido aportando el dinero y cumpliendo con el plan de viabilidad, hecho sobre el que ha señalado que desde que él llegó a su cargo, apenas un mes después de que se admitiera a trámite la solicitud de concurso de acreedores de Ecomasa, el administrador concursal "tuvo claro" en que la empresa no tenía continuidad y debía ir a liquidación.

CONCLUSIONES

Tras concluir las rondas de preguntas a los comparecientes, los portavoces de los grupos en la Comisión han dado cuenta de sus conclusiones, salvo Ciudadanos, cuyo portavoz, Rubén Gómez, no ha podido asistir por motivos personales a esta parte de la sesión.

Así, Podemos, PSOE y PRC han insistido en que el proyecto Ecomasa ha estado sustentado en "decisiones políticas".

Como prueba de ellos, los portavoces del PSOE y PRC en la Comisión, Silvia Abascal y Francisco Ortíz, han aludido a las presentaciones del proyecto de Ecomasa en boca del entoces presidente regional, Ignacio Diego, incluso antes de que se hubiera aprobado por parte del ICAF el informe económico y financiero para poder aportar fondos del Instituto.

En esta misma línea, su homólogo de Podemos, José Ramón Blanco, ha sacado como conclusión de las comparecencias de hoy que, una vez que el ICAF entró en el proyecto Ecomasa y "sabiendo" los "problemas" que atravesaba la empresa, el Consejo Ejecutivo del Instituto "no hizo nada" ni "tomó ninguna medida" para evitar la pérdida de lo aportado.

"Al final, en el Consejo Ejecutivo se estaba tomando decisiones políticas con el dinero de los cántabros para salvar una decisión habían tomado Ignacio Diego", ha opinado.

Por su parte, el portavoz 'popular' Eduardo Van den Eynde ha insistido en que las decisiones que tomó el Gobierno que presidía Diego sobre el proyecto Ecomasa no son "ilegales" ni "irregulares", aunque, a la vista del resultado, considera "claro" que "no fueron acertadas".

También ha resaltado que los técnicos del ICAF, como ellos han apuntado, no fueron sometidos a "presiones políticas".

Además, Van den Eynde también ha hecho alusión a la posibilidades que tenía el proyecto Ecomesa de haber continuado.

En este sentido, ha afirmado que, en noviembre de 2015, la Administración concursal decidió transformar el concurso de acreedores de Ecomasa de uno de continuidad a uno de liquidación después de que el Gobierno PRC-PSOE "incumpliera varios de los condicionantes del plan de viabilidad".

"Si no se renegocia la deuda con la entidades bancarias, si se corta la línea de factoring y no se pueden atender los pedidos y encima el Gobierno se dedica a actuar como el Orfeón Donostiarra saliendo un día sí y al siguiente también y al otro diciendo que Nestor Martin es una empresa en crisis y que va a cerrar, con lo que ya rompe todos los contratos posibles de sus proveedores, pues evidentemente los administradores concursales transforman un concurso de continuidad en uno de liquidación. Pero vamos es que es normal que lo hagan, cómo no", ha señalado.

"Si todos la matamos, logicamente luego viene el forense y levanta el acta de defunción pero eso no quiere decir que el muerto no podía haber vivido", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha