eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Abren juicio oral contra 16 acusados por 'phising' en una causa con 5.000 folios y 17 tomos

El Juzgado de Instrucción nº 1 de Torrelavega ha decretado la apertura de juicio oral contra 16 acusados por delitos de estafa informática relacionados con phising, sobre cuentas del Banco Santander y Caixabank, en una causa formada por casi 5.000 folios distribuidos en 17 tomos.

- PUBLICIDAD -
Abren juicio oral contra 16 acusados por 'phising' en una causa con 5.000 folios y 17 tomos

El asunto sigue en el Juzgado de Instrucción, en fase de presentación de escritos de defensa, tras los escritos de acusación formulados por la Fiscalía y las acusaciones particulares, ejercidas por Caixabank y Banco Santander.

Según fuentes judiciales consultas por Europa Press, se trata de un proceso complicado no sólo por el número de acusados sino porque están "desperdigados por toda la geografía y algunos en paradero desconocido".

Inicialmente el procedimiento se siguió contra 20 imputados, alguno de los cuales llegó a ingresar brevemente en prisión provisional por estos hechos, pero el auto de apertura de juicio oral, fechado el 9 de noviembre y al que ha tenido acceso Europa Press, acuerda el archivo provisional de las actuaciones respecto a cuatro de ellos.

El Ministerio Fiscal, que formuló escrito de conclusiones en el año 2015, aplica a todos los acusados la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas. Y solicita penas de cárcel que en total suman más de 11 años por un delito continuado de estafa en unos casos, y como cooperadores necesarios de un delito de estafa en otros.

"EXTREMA DIFICULTAD"

La Fiscalía de Cantabria ya advierte en su memoria anual de la "extrema dificultad" previsible en la celebración de juicio oral contra los, finalmente, 16 acusados, en muchos casos ciudadanos extranjeros que actuaron como "muleros".

La estafa se perpetraba mediante la instalación, subrepticiamente, de un programa tipo troyano en los ordenadores de las víctimas, que permitía intervenir su funcionamiento, capturar las claves de acceso al servicio de banca por Internet, y extraer dinero de sus cuentas bancarias.

Los "muleros" aceptaban recibir pagos o transferencias en una cuenta bancaria y transferirlos a las personas que se les indicasen, a cambio del cobro de una comisión.

Para el Ministerio Público, este procedimiento "pone en evidencia los problemas derivados de la falta de especialización judicial en la materia", dado que la causa se ha "engrosado y retrasado" por la "reiterada" remisión de comisiones rogatorias a países como Rusia, Ucrania o China tratando de identificar a titulares de IP de tales países o beneficiarios de envíos de dinero.

"Diligencias que es sabido carecen de utilidad práctica, como ocurrió efectivamente en este caso", añade la memoria de la Fiscalía, consultada por Europa Press, en la que se hace constar que la existencia de esta causa era incluso desconocida para los fiscales especialistas en delitos informáticos hasta el dictado del auto de incoación de procedimiento abreviado y envío de la causa para formular escrito de acusación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha