eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El Gobierno de Cantabria insiste en habilitar entradas VIP para Altamira

"Creo que hasta un cántabro estaría dispuesto a ceder su entrada para que viniese Obama", argumenta Revilla 

Los estudios de conservación determinan que la cueva puede recibir más visitas y el Patronato encarga evaluar en qué número y condiciones

- PUBLICIDAD -
Revilla no es partidario de subastar entradas para las cuevas de Altamira

En la actualidad, cinco personas pueden visitar la cueva original a la semana. EFE

Los estudios llevados a cabo en Altamira, en el marco del Plan de Conservación Preventiva puesto en marcha en el año 2014, determinan que las visitas experimentales no han supuesto afecciones "significativas" para las pinturas prehistóricas de la cueva. Por este motivo, el Patronato del Museo Nacional y Centro de Investigación, reunido este martes en Santillana del Mar, ha acordado encargar a la Comisión de Seguimiento del Plan determinar en qué número y en qué condiciones se pueden incrementar esas visitas que, por el momento, están limitadas a cinco personas y dos guías a la semana. 

En este contexto, durante la reunión, el Gobierno de Cantabria ha insistido en la idea de habilitar una especie de entradas VIP para personalidades de "relieve mundial", con el objetivo de promocionar internacionalmente el patrimonio rupestre de la comunidad autónoma, tal y como ha declarado ante los medios de comunicación el presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla, a la salida del encuentro. 

El jefe del Ejecutivo cántabro ha puesto como ejemplo el "interés conocido" de Barack Obama por visitar Altamira. Según ha dicho, durante su anterior etapa al frente de la Administración regional (2003-2011), le llamaron para preguntar si el presidente de Estados Unidos podía conocer la cueva, una demanda que Revilla no pudo satisfacer porque los criterios actuales de acceso lo impiden. "Eso es un fallo", ha argumentado. 

"Creo que todo el mundo podría aceptar que, ante una situación de esas, hubiera una excepción porque la difusión que daría eso para Cantabria es de tal envergadura que hasta un cántabro estaría dispuesto a ceder su entrada para que viniese Obama", ha insistido el presidente. 

Al respecto, el secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, ha subrayado que "si finalmente se admiten esas visitas puntuales, estarán sujetas a unos criterios que sean, en todo caso, conciliables con las exigencias constitucionales de derecho igualitario de acceso a la cultura". Al mismo tiempo, ha enfatizado que esas visitas se harían dentro de un "clima de absoluta transparencia y de control público".

Antecedentes

Esta propuesta ya fue lanzada a comienzos de año por el consejero de Turismo, Francisco Martín, quien planteó la posibilidad de subastar "por mucho dinero" un número limitado de entradas. La medida generó un fuerte debate social y mediático y también generó discrepancias dentro del seno del Ejecutivo. El consejero de Educación y Cultura, Ramón Ruiz (PSOE), e incluso el propio Revilla, manifestaron públicamente su rechazo a "mercantilizar" la cultura, una postura que también defendió Podemos. El PP, por su parte, validó la iniciativa.      

De hecho, ante el revuelo creado y las opiniones de sus compañeros de Gobierno, Martín salió a los pocos días retractándose. La idea pareció quedar relegada pero parece que el Ejecutivo la ha desenterrado de nuevo.      

Sorteo "global"

Por otro lado, se ha acordado estudiar que el sorteo de entradas para acceder a la cueva original, que en la actualidad se hace cada viernes entre los visitantes al Museo, adquiera una dimensión "global", de modo que, haciendo uso de las nuevas tecnologías como Internet, se posibilite participar en él a personas de todo el mundo, con un margen de tiempo suficiente para que puedan desplazarse a Cantabria.

Para resolver y "encajar" todas estas cuestiones, el Patronato ha aprobado el nombramiento de José María Ballester como coordinador de la Comisión de Seguimiento del Plan de Conservación Preventiva.

Ballester ha reconocido que siente "el peso de la responsabilidad" de conciliar los "deseos del Patronato" con las investigaciones científicas para elaborar criterios que permitan "dar cauce a esos deseos". "Altamira no es una cueva más ni un bien cultural más", ha dicho en alusión a la categoría" de las pinturas de la cueva, que son un "activo" para Cantabria, España y Europa.

Retraso del Patronato

Este Patronato es el primero tras el cambio de Gobierno en la comunidad autónoma y se celebra casi un año después que el anterior, que tuvo lugar en marzo de 2015, a pesar de que este órgano tiene que reunirse cada seis meses.

A la reunión, celebrada en las instalaciones del Museo, en Santillana del Mar, ha asistido por primera vez el presidente de la Fundación Botín, Javier Botín, que fue nombrado patrono en marzo de 2015, al igual que la presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín. No obstante, ésta no ha asistido y ha acudido en su representación el director territorial del Santander, Carlos Hazas.

En el encuentro, también han participado el director del Museo, José María Lasheras, además del presidente cántabro, el consejero de Educación, Cultura y Deporte; el director general de Bellas Artes, Miguel Ángel Recio; el alcalde de Santillana del Mar, Isidoro Rábago; y representantes de la Universidad de Cantabria (UC) y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), entre otros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha