eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Analista de la UE dice que las pymes cántabras se beneficiarán del TTIP, que se critica por "desconocimiento"

El analista político de la Representación de la Comisión Europea en España y experto en el acuerdo sobre el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea, conocido como TTIP, Jochen Müller, ha afirmado hoy en Santander en este acuerdo beneficiará a las pymes cántabras, y que las críticas al mismo se basan en "desconocimientos", además de que pueden tener también una base "ideológica".

- PUBLICIDAD -
Analista de la UE dice que las pymes cántabras se beneficiarán del TTIP, que se critica por "desconocimiento"

A preguntas de la prensa, Müller ha asegurado que el tratado será beneficioso sobre todo para las pequeñas y medianas empresas porque disminuirá las "trabas administrativas", los aranceles y eliminará las dobles inspecciones, lo que permitirá "acrecentar" el comercio entre Estados Unidos y Europa, lo que "beneficiará sobre todo a las pymes españolas".

En este contexto, ha indicado que desde 2009, ya en plena crisis, hasta el momento, las exportaciones de empresas cántabras a Estados Unidos se han triplicado. "Muchas pymes nos cuentan que, gracias a mirar hacia afuera, han salido de la crisis y han mantenido e incluso aumentado plantilla", ha relatado.

El analista ha advertido que el 90% del crecimiento global en los próximos 15 años se realizará fuera de la Unión Europea por lo que "tenemos que preguntarnos si queremos participar en ese crecimiento o no".

Respecto a las críticas sobre el TTIP relativas a las leyes americanas más permisivas o a los puestos de trabajo que se pueden perder en la UE como consecuencia del libre comercio, Müller ha afirmado que son "un mito". "Es mito, porque piensan que a través del TTIP vamos a cambiar la legislación europea, pero no va a ser el caso".

Al hilo, ha aseverado que las certificaciones y estándares medioambientales, laborales y fitosanitarias que están hoy en vigor en Europa "lo van a seguir estando después de la firma del tratado". De este modo, la carne tratada con hormonas, que actualmente no está permitida en la UE, "seguirá prohibida". "Si los americanos quieren vender carne aquí, bien, pero tiene que ser carne sin hormonas. Y lo mismo con los transgénicos", ha asegurado.

"Temas como el fitosanitario o el fracking, que ni siquiera está en las negociaciones porque no es competencia europea, no se explican en 140 caracteres. Hay que leer el documento y explicarlo bien", ha subrayado.

Ha reiterado que la Unión mantendrá el "principio de precaución", de modo que los americanos deberán demostrar "que algo no es dañino y que acata la legislación europea antes de que puedan venderlo".

En relación a las acusaciones de secretismo en el TTIP, el experto ha entonado un "mea culpa" de la UE porque, según ha dicho, las negociaciones empezaron "como siempre, como cualquier otro tratado", es decir, pensando en que "nadie se interesaba por ello", pero en este caso no fue así.

Ha incidido en que se ha informado "siempre" al Parlamento de Bruselas y a la sociedad civil a "nivel europeo" pero el interés público "era mayor". "Hemos cometido un error, no era por engañar sino, simplemente, porque en el pasado nunca ha surgido interés en un acuerdo comercial y esta vez era diferente", ha señalado.

Ante este hecho, la UE ha "reaccionado" y hoy el TTIP es "el tratado y las negociaciones más abiertas que nunca ha habido en el mundo entero sobre comercio", ha defendido, insistiendo en que el secretismo es un reproche que "hoy no se puede hacer".

En este sentido, ha sostenido que las críticas "se basan en desconocimientos" y por eso se están llevando a cabo múltiples actos de difusión, como el celebrado esta mañana en la Cámara de Comercio de Santander.

Preguntado por el respaldo social al TTIP en España, Müller se ha remitido a las últimas encuestas disponibles en Europa y España según las cuales hay "entre un 50 y un 55%" de respaldo al tratado y un 20-25% en contra. Si bien ha reconocido que el último porcentaje "quizá ha subido" en los últimos meses por la "movilización ante TTIP" que "también es fuerte en España".

Al hilo, ha opinado que también existe cierto componente "ideológico", puesto que el tratado de libre comercio "puede utilizarse para movilizar bases electorales".

Müller se ha pronunciado así a preguntas de la prensa tras participar en el encuentro informativo 'El TTIP, una oportunidad para las pymes de Cantabria', que se ha celebrado en la Cámara de Comercio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha