eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Antonio Muñoz Molina: "España tiene un problema muy grave de desprecio al conocimiento"

El escritor afirma que la realidad política española "ya es ficción"

- PUBLICIDAD -
Antonio Muñoz Molina: "España tiene un problema muy grave de desprecio al conocimiento"

El escritor y académico de la Real Academia Española de la Lengua (RAE) Antonio Muñoz Molina ha denunciado este viernes en Santander que "España tiene un problema muy grave de desprecio al conocimiento", pero que a pesar de ello "hay un público lector y hay gente que va a los conciertos" de jazz, flamenco o música clásica, aunque "en los periódicos sale Lady Gaga o Justin Bieber".

Así, ha lamentado que tanto la sociedad como los políticos "desprecian" a los que investigan, en comparación con lo que sienten, por ejemplo, por los futbolistas. Aun así, preguntado por las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) acerca de los bajos niveles de lectura en España, ha asegurado que no es "pesimista en absoluto".

En este sentido, ha defendido que "ser pesimista es hacerle el juego a quien quiere dañar la cultura" y que en nuestro país hay un público lector "fuerte, motivado, de muy distinto tipo, un público lector joven y mayor, y muchas mujeres". "Mi experiencia pragmática de encontrarme con el lector en España no es inferior que en Francia o en Alemania", considera, aunque sí ha reconocido que en esos países "hay más lectores".

Así se ha expresado en una rueda de prensa con motivo de su presencia en la 'VI Escuela de Psiquiatría y Ciencias de la Conducta 'Carlos Castilla del Pino'' en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en la que ha estado acompañado de los dos directores de la Escuela, Manuel Trujillo Pérez-Lanzac y José María Valls.

Para Muñoz Molina la respuesta a los bajos niveles de lectura se basa "en la educación, las bibliotecas públicas" o la familia, y ha destacado que "en toda generación hay un fantasma apocalíptico que va a acabar con la lectura" como pasó con los cómics en Estados Unidos durante la década de 1950, ha añadido.

Igualmente, aboga por pensar "en términos históricos" en relación con el número de lectores que hay en España y ha preguntado "cuántos leían hace 30 años, cuántos leían hace 60 años" porque hace décadas "era muy difícil encontrar la mayor parte de los libros".

Asimismo, ha recalcado que "las personas buscan ficciones en todos los sitios" porque es "necesaria". "Segregamos ficción igual que segregamos otras sustancias", ha manifestado el escritor, quien ha puesto de relieve que "no ha existido ninguna sociedad que no haya tenido ficción, que no haya inventado música, narraciones visuales ni cuentos, mitos, relatos o fantasías".

LA FICCIÓN "NOS PIDE QUE SUSPENDAMOS TEMPORALMENTE LA INCREDULIDAD"

Preguntado sobre la relación de la ficción para explicar la realidad, Muñoz Molina ha afirmado que Alonso Quijano "es una persona que está enamorada de las ficciones, pero comete el error de no saber distinguir la realidad de la ficción", lo que ha calificado de "problema cognitivo muy grave" y "Cervantes sabía que era muy peligroso".

Sobre la función de la ficción, ha hecho hincapié en que "no nos pide que nos la creamos, sino que suspendamos temporalmente la incredulidad", lo que supone, a su juicio, "un ejercicio intelectual muy complicado".

Al mismo tiempo, se ha referido al "misterio más profundo y más raro" que supone "por qué necesitamos ficción, por qué construimos ficción" más allá de "necesitar información para orientarse en el espacio y en el tiempo, en relación con los demás y con unos mismo".

LA ACTUALIDAD POLÍTICA ESPAÑOLA "YA ES FICCIÓN"

Preguntado también sobre si la actualidad política ofrece la posibilidad de escribir una novela, ha zanjado que "ya es ficción", pero que "es difícil hacer una gran novela sobre algo que está sucediendo en el momento porque una novela tiene que filtrarse en la conciencia del escritor, los materiales tienen que ir asentándose".

Por otro lado, sostiene que los estudios literarios "están encerrados en el callejón sin salida de los análisis ideológicos, en negar cualquier conexión entre el arte y la literatura y el mundo real", frente a lo que ha defendido que "la liberación o la iluminación que aporta la neurociencia es fundamental porque demuestra que no todo es capricho cultural identitario".

Esto se debe, según ha añadido, a que "hay patrones, la mente humana está preparada por la evolución para distinguir patrones". "Necesitamos, para movernos por el campo ahí fuera, saber intuir cuáles son los patrones generales de la luz, de las especie. Necesitamos crear un modelo, pero también necesitamos la habilidad de saber cuándo se rompen los patrones porque cuando se rompen llega el peligro y la amenaza", ha explicado.

Finalmente, ha asegurado que "el progreso en general no existe" en el mundo del arte ya que "hay un cambio continuo, porque las historias, las circunstancias, van cambiando y el arte responde a los cambios", por lo que "puede haber progreso" en la evolución de un artista o género, pero no un "progreso".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha